Abordan temas comunes jueza de California y gobernador electo, Gabino Cué

Teresa Sánchez-Gordon, jueza de la Corte Suprema del Condado de Los Ángeles, California, se reunió este lunes con Gabino Cué, gobernador electo de Oaxaca, con el objetivo de abordar temas de interés común, en el marco de un recorrido que la visitante realiza por esta ciudad.

En un encuentro cordial, realizado en las oficinas del Mandatario electo, Teresa Sánchez expresó su interés por profundizar, entre otros, en el tema de los juicios orales en Oaxaca.

Le expresó su deseo de que en la próxima administración, y ajustándose a los acuerdos bilaterales establecidos entre los gobiernos de México y Estados Unidos, especialistas de la Corte angelina pudieran otorgar asistencia técnica y capacitación profesional a los impartidores de justicia locales.

De su lado, Gabino Cué agradeció el interés de la jueza de origen mexicano y sus colegas por la situación de la justicia en el Estado, dada la relevancia que tiene su actuación en su relación con la comunidad migrante mexicana y oaxaqueña en especial.

Gabino le habló de la propuesta presentada, en el marco de su campaña electoral, de establecer el Consejo de la Judicatura Estatal para asegurar una impartición de justicia pulcra y profesional, con el fin de superar las reservas existentes en la materia.

De igual forma, en un marco de respeto a la soberanía del Poder Judicial, pugnar por mecanismos que agilicen y mejoren el sistema de impartición de justicia, abatiendo los rezagos existentes.

Ambos establecieron también la posibilidad de que en una eventual gira de Gabino Cué a la ciudad de Los Ángeles, pudiera concretarse una visita a la Corte Suprema, y saludar a su directiva.

Ratifica Gabino perfil juarista de su gobierno

La repentina muerte de don Benito Juárez García, ocurrida el 18 de julio de 1872, privó al país del principal defensor de la existencia de México como una nación independiente, evocó el gobernador electo, Gabino Cué en el marco del 138 aniversario luctuoso del Benemérito.

No obstante, y aún con difíciles periodos de autoritarismo que vivió el país en los años posteriores a su fallecimiento, en la primera década del siglo XXI los mexicanos disfrutamos de un ambiente de mayor competencia política, más libertades y alternancia en el poder público.

Y en el caso de Oaxaca, refirió el político oaxaqueño, no debemos desdeñar las enseñanzas que estadistas como Juárez nos dejaron para asumir los retos del presente y el futuro.

“Será en tan alta responsabilidad en el estado donde haremos valer el legado ideológico del Patricio”, apuntó Gabino, para hacer realidad un gobierno de profundo espíritu juarista y republicano, que tenga a la ley como norma de la convivencia social.

“Un gobierno donde la corrupción y el abuso no sean la divisa que lo identifique, sino de acciones honradas y eficientes de hombres y mujeres que asuman con sencillez la tarea de gobierno como un servicio a los demás y no para servirse de él.”

Así lo ofrecimos- recordó en entrevista- al inicio de nuestra precampaña a la gubernatura en un acto celebrado en Guelatao de Juárez y “así lo ratificamos durante la campaña constitucional que nos llevó al triunfo del 4 de julio.”

En aquella ocasión – el 13 de marzo, y luego al inicio de la contienda constitucional el 2 de mayo- Gabino llamó a los oaxaqueños a construir una nueva historia. Una que tuviera sus bases en la enseñanza juarista del respeto a la legalidad, para partir de ella, hacia caminos de justicia social.

Juárez encarnó la República en días aciagos para México pero con el apoyo del pueblo triunfó sobre las amenazas externas. Oaxaca venció al autoritarismo con el voto como arma fundamental de los ciudadanos, comparó Gabino, por ello no hay margen para equivocarnos en el futuro inmediato.

Refirió que Juárez jamás se dio al lujo o al dispendio. Concibió al poder como servicio y así vivió hasta el final de sus días porque estaba convencido de que “la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de un recto proceder”. Esta será la conducta de mi gobierno, subrayó Cué.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *