El PRI es el artífice de la Reforma en Oaxaca, afirma Martín Vásquez


Lejos de convalidar una reforma ajena o de asumir una postura obstruccionista, el PRI hizo valer su carácter de primera fuerza política en el Congreso del Estado y llevó al debate con los demás partidos una iniciativa propia que terminó prevaleciendo en la Reforma del Estado aprobada, manifestó el diputado Martín Vásquez Villanueva.

Tras celebrar la disposición constructiva de todas las fuerzas políticas representadas en el Poder Legislativo, el presidente de la Junta de Coordinación Política puntualizó que se conjugaron, sobre todo, los conceptos plasmados en dos iniciativas, la del titular del Poder Ejecutivo y la del Partido Revolucionario Institucional (PRI), acompañadas de las aportaciones de la sociedad civil y de todas las fuerzas políticas.

El también coordinador del grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados enunció un decálogo que explica el voto favorable de su partido a la reforma constitucional:

1.- Porque nuestro voto, indispensable para constituir mayoría calificada en el Congreso, hizo posible que dotáramos de más eficacia, funcionalidad y corresponsabilidad al sistema de división de poderes, al introducir figuras como la iniciativa preferente y la reconducción presupuestal, sin afirmativa ficta, que darán agilidad, estabilidad y certidumbre a las políticas públicas del gobierno, sin demérito de los demás poderes.

2.- Porque con el voto decisivo del PRI hemos ampliado las facultades del congreso al ratificar los nombramientos de los secretarios del gabinete, calificando los criterios de idoneidad profesional, y al mismo tiempo haciendo sujetos de juicio político, para su eventual remoción, a esos mismos funcionarios y al procurador de justicia.

3.- Porque con el voto decisivo del PRI hemos consolidado la autonomía del poder judicial y dotado de más funcionalidad y transparencia a su régimen interno, al hacer partícipes a los tres poderes en el nombramiento de los magistrados; al crear el consejo de la judicatura y, en el orden administrativo, al establecer como irreductible su presupuesto anual.

4.- Porque con el voto decisivo del PRI le hemos ampliado también la esfera de facultades al poder judicial, al crear el tribunal de fiscalización y adscribir a ese poder el tribunal de lo contencioso administrativo, sin menoscabo de la autonomía presupuestal y de gestión de este importante tribunal.

5.- Porque con el voto decisivo del PRI hemos afianzado la autonomía y dotado de más atribuciones a los órganos autónomos, como la auditoría superior del estado, al conferirle facultades para aplicar sanciones; el instituto estatal electoral, al conducir los procesos electorales y ser ahora también la instancia de organización de la participación ciudadana; la comisión de transparencia, acceso a la información y protección de datos personales, al preservar ahora también la confidencialidad de los datos.

6.- Porque con el voto decisivo del PRI se frenó la tentativa de desaparecer o vulnerar la autonomía de estos órganos constitucionales autónomos, transexenales, y no someterlos a los tiempos y los estilos personales de gobernar de la administración estatal en turno.

7.- Porque con el voto decisivo del PRI, en materia de derechos humanos pasaremos de las recomendaciones a las sanciones, pues el quejoso podrá ahora acudir a la sala constitucional, con apoyo en la recomendación de la defensoría de los derechos humanos de los oaxaqueños, a reclamar de manera vinculatoria, obligatoria, el resarcimiento del daño.

8.- Porque con el voto decisivo del PRI Oaxaca tendrá ahora instrumentos de democracia directa, como el plebiscito y el referéndum, además de la revocación del mandato al Gobernador en caso de delitos de lesa humanidad o violaciones graves a la Constitución, para hacer más eficaz y completa la democracia política y el ejercicio del voto. Estos instrumentos tienen requisitos de procedencia viables, no retóricos, como se planteaba en la iniciativa del Ejecutivo.

9.- Porque con el voto decisivo del PRI frenamos la tentativa de desaparecer la institución del Ministerio Público, el órgano que tiene por mandato constitucional el monopolio del ejercicio de la acción penal.

10.- Porque con el voto decisivo del PRI el municipio libre será ahora, por mandato constitucional, la base de la organización política y administrativa del estado de Oaxaca.