Rompió Arnaud pacto con IAGO, dice Toledo y anuncia venta al INBA por 1 peso


OAXACA, OAX., diciembre 16.- Bromea con la verdad el artista plástico Francisco Toledo y anuncia que a partir del 2015 dejará la tutela del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) y lo venderá por 1 peso al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) para que se haga cargo de la institución que dirigió durante 25 años en favor de la cultura estatal.

Antes, en conferencia de prensa al mediodía de este martes 16 de diciembre de 2014, su abogado Silverio Velasco Román dio a conocer que la Fundación “Amigos del IAGO” había establecido un “acuerdo extrajudicial” con el secretario de Finanzas del Gobierno del Estado, Enrique Arnaud Viñas, en la que el funcionario les pidió desistirse de la demanda de nulidad iniciada contra los cobros de los créditos fiscales, por haber prescrito desde 2011.

Reveló además que en julio pasado los “Amigos del IAGO” pactaron con el hombre que administra el dinero público de Oaxaca un mecanismo para no dejar al IAGO sin recursos, a fin de que continuara operando; sin embargo, el acuerdo no fue cumplido por parte de la administración del gobernador Gabino Cué Monteagudo.

Mientras tanto, informó que el pintor Francisco Toledo ya saldó la deuda de unos 900 mil pesos de un crédito fiscal ante el Gobierno del Estado.

Explicó que por eso tuvo que liquidarse a todos los trabajadores del IAGO y el INBA los recontratará a principios del 2015.

Por su parte, el maestro Toledo reconoció que “ahorita nuestros fondos están hasta el fondo”.

Confesó que la determinación de establecer el contrato de compra-venta con el INBA obedece a que “ya estoy haciendo mi testamento”, además de arreglar administrativa y legalmente al IAGO, el cual ha dado servicio por más de 25 años a los y las oaxaqueñas en materia de cultura y defensa de los derechos humanos.

“Pienso que va seguir bien con el INBA”, confió el artista plástico originario de Juchitán, y aclaró que corresponderá al Gobierno del Estado determinar si establece una alianza con el Instituto Nacional de Bellas Artes para financiar la operatividad de la institución.

Con humor fino, aclaró que su decisión de hacer su testamento obedece a que ya cuenta con 75 años y en su familia no hay longevos, además de que no dejará en desorden las instituciones culturales que tuteló.

“Me estoy preparando para poner todo en orden”, puntualizó el artista plástico vivo más importante de México.

Así, en medio del cobro alevoso en que incurrió el gobierno de Cué Monteagudo, Toledo criticó que el Senado de la República perdone una deuda de 500 mil millones de pesos a gobernadores y presidentes municipales, mientras que a los organismos ciudadanos y culturales los embarga.

“Son disparejos. Así son. Por eso espero que a partir de las declaraciones se dé una respuesta”, señaló.

Aclaró que no busca vivir en un estado de excepción y tampoco evadir sus responsabilidades fiscales, porque desde un principio reconoció la deuda y por ello estableció un “acuerdo extrajudicial” con el secretario Arnaud Viñas que luego éste no cumplió.

“Se extralimitaron; hay reglas, pero actuaron con abuso de autoridad”, acusó.

Refirió que buscó pagar en abonos la deuda, y confió en que en el transcurso de esta semana establezca un acuerdo con la Secretaría de Finanzas.

El pintor juchiteco señaló que continuará su posición crítica, y al evitar señalar que el embargo sea una revancha del gobierno de Cué Monteagudo, soltó quedito, muy a su estilo: “Yo no tengo relación con nadie de ellos, ni con el gobernador; no me han dicho alíneate, y seguiré siendo crítico a ratos”.

Por ello, confirma que el INBA le comprará en 1 peso el IAGO. “Me lo comprarán en un 1 peso. Así está en el contrato”, dijo y dio por terminada la entrevista.