David Penchyna quiere lavarse las manos en el fraude al Infonavit


+ ¿Dónde están y que pasará con los tres mil 88 millones de pesos restantes de la indebida indemnización?

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 12 del 2020.- Los dos mil millones de pesos que la FGR entregó el lunes pasado al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado —y que se utilizarán para pagar los premios de la rifa del valor del avión presidencial—, fueron recuperados de los cinco mil 88 millones de pesos que, de manera ilegal, si no es que fraudulenta, pagó en 2017 el  Infonavit entonces a cargo de David Penchyna Grub, a la empresa Telra Realty, por la cancelación de los contratos celebrados con el instituto de vivienda para desarrollar el programa Movilidad Hipotecaria.

Dichos contratos se firmaron en 2016, meses después de la salida de Alejandro Murat de la dirección general del instituto en noviembre de 2015 para contender por la gubernatura de Oaxaca.

Desde 2014, Telra Realty, de André y Max El-Mann Arazi y Rafael y Teófilo Zaga Tawil, pretendían un contrato exclusivo para desarrollar el programa Movilidad Hipotecaria, mejor conocido como Cambiavit, para atender la legítima demanda de derechohabientes de cambiar de vivienda, ante la modificación de sus necesidades habitacionales, aún sin haber terminado de pagar su hipoteca.

Pero la adjudicación se dio a principios de 2016, cuando Murat ya había dejado de la dirección del Infonavit.

En la investigación realizada por la FGR se establece que fue hasta mayo de 2017 cuando ya bajo la gestión de Penchyna se canceló anticipadamente el contrato por decisión del Consejo del Infonavit y se indemnizó indebidamente a la empresa Telra.

El monto total de la penalización fue de cinco mil 88 millones de pesos, lo que propició una demanda de la FGR, tras la investigación realizada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de Santiago Nieto.

Del expediente 110/F/B/646/2020 de la UIF, fechado el 27 de enero pasado, también tuvo conocimiento la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, a la que la FGR solicitó el congelamiento de cuentas de Telra, pero los demandados ofrecieron un acuerdo reparador del daño, a fin de evitar sanciones penales que afectaran al resto de sus negocios.

¿Dónde están y que pasará con los tres mil 88 millones de pesos restantes de la indebida indemnización? ¿Serán fondos por resarcir? ¿Por qué uno de los negocios de los accionistas de Telra (Fibra Uno) rechaza haber tenido negocios con proyectos de vivienda social o relacionados con el Infonavit?

Por lo pronto, si nos atenemos a las fechas establecidas en la investigación de la UIF, queda claro que esta maniobra con tufo de fraude ocurrió tras la salida de Murat y que su sucesor, Penchyna, en cuya gestión ocurrió, pretende escurrir el bulto.

Tomado de:

https://www.eluniversal.com.mx/opinion/raul-rodriguez-cortes/penchyna-quiere-lavarse-las-manos-en-el-fraude-al-infonavit


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *