Israel, amistad condicionada


Periodistas Unidos

El jueves 15 de julio, The New York Times informó que Israel no pensaba, hasta el momento, extraditar a Tomás Zerón de Lucio, quien fue encargado de la Agencia de Investigación Criminal (ACI), y supuestamente averiguó la matanza de los 43 estudiantes de Guerrero, ocurrido el 26 de septiembre de 2014.

El policía ligado a todo el clan de García Luna, donde está asimismo Luis Cárdenas Palomino, se encuentra en aquel país desde septiembre de 2019, y conoce a fondo las indagaciones realizadas que fueron parte de la mal llamada, Verdad Histórica, presentada por Jesús Murillo Karam, entonces Procurador General de la República (PGR), el cual seguramente ya descansó de mentir y de hacer el ridículo ante el mundo, en el caso de la tragedia de los normalistas de Ayotzinapa.

Zerón de Lucio, junto con sus superiores, incluido Enrique Peña Nieto, insistieron que la mayoría de los muchachos habían sido quemados en el basurero de Cocula, algo refutado por expertos internacionales.

En los últimos tiempos, se han encontrado restos de cuando menos dos jóvenes: Joshivani Guerrero, hace poco, y Christian Alfonso Rodríguez, un año atrás, y en los dos casos el laboratorio de Innsbruck, Austria, dijo que estaban en un lugar llamado: La Barranca de la Muerte, sitio lejano de Cocula.

También hay pruebas que Alexander Mora fue asesinado, pero faltan 40 alumnos desaparecidos.

Sobre estos nuevos descubrimientos, el abogado de los padres de los normalistas, Vidulfo Rosales, ha señalado que los avances, por trágicos que sean, van en la ruta correcta.

Interrogado un alto funcionario israelí acerca de ¿por qué no extraditar a Zerón de Lucio?, contestó que, si México no apoyaba a su país en sus ataques salvajes contra los palestinos, ellos no harían nada para que se hiciera justicia a las familias mexicanas.

Abundó el sujeto desconocido pero identificado por el periódico neoyorquino: el gobierno israelita está molesto ya que México había condenado los asesinatos de ciudadanos de Palestina en 2018 y los ocurridos en Gaza hace poco, donde participó el grupo Hamas.

No debemos olvidar que el 23 de junio, hubo un resolutivo de la ONU para que Estados Unidos levantara el bloqueo a Cuba, el cual lleva más de 60 años, y 184 naciones, entre ellas la nuestra, estuvieron a favor. Únicamente votaron en contra Israel y Estados Unidos, y tres países se abstuvieron: Brasil, Colombia Y Ucrania.

Grave que un Estado proteja a un posible delincuente, acusado de tortura, desaparición forzada y malversación de fondos, el multicitado Zerón de Lucio, cuya visa expiró en diciembre de 2020

Pero no es el único caso. En la tierra de Ben Gurión también se encuentra Andrés Roemer, quien tiene ambas nacionalidades por sus orígenes judíos. El individuo que defraudó con un espectáculo más que encuentro de intelectuales, al cual llamó La Ciudad de las Ideas, es además un violador sistemático de mujeres.

Alrededor de una quincena de ellas lo han señalado e incluso llegaron a grafitear su casa en la colonia Condesa, ya que las engañaba diciéndoles que las iba a encaminar en la ruta del trabajo creativo y las utilizaba para sus fines personales muy bajos.

A este señor también deben enviarlo a México para castigarlo como se merece.

Luego de 12 años de permanecer como primer ministro en Israel (¿y la democracia como relevo en el poder?), el duro y agresivo, Benjamín Netanyahu, fue sustituido por un millonario, Naftali Bennet. Pareciera que las cosas ya cambiaron, aunque para mal.

Israel que exige protección a los suyos en su territorio que ha expandido por la fuerza y en el extranjero, parece que no quiere respetar a otros ni siquiera sacando de sus fronteras a posibles criminales.

PD. Al morir el gran historiador, Luis Fernando Granados, envié una pequeña nota al diario, Reforma, con el fin de precisar que en su información acerca del deceso se les olvidó señalar que fue hijo del gran columnista: Miguel Ángel Granados Chapa, quien colaboró en ese impreso hasta su muerte. Sin explicación, rechazaron mi escrito. Eso se llama censura. Y luego vociferan acerca de la libertad de expresión y sus limitaciones hoy.


Jorge Meléndez Preciado

Periodista de hueso colorado y Director de Periodistas Unidos. Estudió Economía en la UNAM y realizó estudios en la Universidad Patricio Lumumba de Moscú (1969-70). Militó en el Partido Comunista Mexicano (1972-81). Colabora en diversos medios de comunicación, entre ellos, Al Momento, La Jornada de Oriente y Radio Educación.