Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
Jorge Meléndez Portada

No revocación, pero sí revolcones

Periodistas Unidos

Esfuerzos amplios ha realizado el Morenismo para llevar a las urnas muy distanciadas a los mexicanos el próximo domingo 10 de marzo.  Tantos que en Coahuila estuvieron juntos Mario Delgado, el bamboleante líder de Morena; el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y el jefe de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio. Lo que trajo una gran serie de críticas.

A juicio de este tecleador, no hacía falta ese acto, pues ni el funcionario ni el militar son importantes y atractivos para jalar votos. Algo que ha tratado de conseguir un activismo muy amplio y la pega de carteles por muchas partes de la República, en especial la Ciudad de México.

El acto que puede traer una sanción del controvertido y vapuleado INE, sirvió para que Andrés Manuel dijera que el tabasqueño Adán no está entre las “corcholatas” para el 2024; o sea, a quien se consideraba la posible sorpresa para la Grande en dos años, ha sido  descartado. Mientras que la puntera, Claudia Sheinbaum, fue tanto a Durango como Aguascalientes, con el fin de hacerse presente en dos de  las entidades donde habrá elecciones este año. Próximamente viajará a las otras cuatro.

Según varias encuestadoras, actualmente, Morena tiene posibilidades de ganar cuatro estados, en otro la moneda está en el aire (Durango) y en un bastión del conservadurismo, Aguascalientes, seguramente triunfará el panismo con sus agregados: PRI y PRD.

En la tierra hidrocálida, María Teresa Jiménez, de la coalición, tiene una ventaja de 20 puntos sobre la candidata guinda, Nora Ruvalcaba. En Durango están empatados: Esteban Villegas, priista apoyado por albiazules y el menguadísimo perrede, que ahora si hace honor a su sobrenombre de perderé, frente a la morenaza, Alma Marina Vitela.

Pero en Oaxaca, con Salomón Jara (snif por la gran Susana Harp); Quinta Roo, encabezada por Mara Lezama Espinoza; Américo Villareal, en Tamaulipas, y en Hidalgo, al frente Julio Menchaca, como puntero, va Morena sin grandes problemas, y con más de 20 puntos adelante  en cada sitio.

Pero Hidalgo, donde compite Carolina Viggiano Austria, esposa de Rubén Moreira, el pastor de los tricolores en la Cámara de Diputados, puede ser una moneda de cambio, ya que para sacar adelante la tan controvertida reforma eléctrica, el gobierno de López Obrador necesita 57 votos, y para conseguirlos puede ceder una plaza (Hidalgo) que como en Oaxaca, con Alejandro Murat, quedaría en manos sumisas del PRI, que sería más bien aliado presidencial.

Los juegos siempre enredados de la política mexicana.

Por cierto, según la última encuesta de El Financiero, de las más confiables, la popularidad de Andrés Manuel repuntó y se situó en 57 por ciento de aceptación en marzo. Subió tres puntos, ya que en febrero se había desplomado de 60 en enero a 54 el segundo mes del año.

Apoyos y subsidios han tranquilizado un ambiente muy ríspido por muchas cuestiones económicas y además la baja en la pandemia y el no usar cubrebocas en muchos lugares, más las reuniones masivas de jóvenes, seguramente han posibilitado la nueva situación.

La oposición está de mal en peor. No sólo hace movilizaciones escuálidas, no obstante que los medios presentan fotos muy espectaculares, sino que ni siquiera se deciden sí participar en la revocación de mandato o no, algo que las hará más vulnerables para los comicios este año y el 2024.

Por eso Jesús Silva Herzog Márquez, dice que los contrarios a López Obrador se tragaron completa la revocación de mandato (Reforma, 4 de marzo).

Estamos, pues, entre este nuevo ejercicio democrático, con sus luces y sombras, pero ante el jalón final que quiere ser muy espectacular de la Cuarta Transformación para que el relevo presidencial sea no atropellado, sino más bien con posibilidades de avanzar en muchos terrenos.

Por ello, por ejemplo, la jefa de la Ciudad de México, doña Claudia,  anunció que irá en apoyo de l@s seis aspirantes a gubernaturas; Marcelo Ebrard acelera sus vínculos internacionales y los apoyos de diversas naciones, y Ricardo Monreal señala que aunque hay algunas concesiones a nacionales y extranjeros sacará adelante la reforma eléctrica y las otras iniciativas presidenciales.

Las tres llamadas “corcholatas” que aparecen en el panorama sucesorio, una  más adelantada (ella).

En este panorama, apareció un libro, La disputa por México, de Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela,  que sitúa no sólo a los aspirantes, sino a quienes serán los protagonistas importantes en la sucesión, aunque algunos erróneamente no quisieron dar su testimonio (especialmente priistas).

Los próximos dos años serán intensos por todo lo que ocurre en el país y sucede en el mundo, donde la invasión a Ucrania, que en momentos desciende su intensidad, en otros sube de tono.

Lo mismo pasa aquí con las reformas y obras que ha propuesto López Obrador.

Los revolcones estarán a la orden del día.

Jorge Meléndez Preciado

Periodista de hueso colorado y Director de Periodistas Unidos. Estudió Economía en la UNAM y realizó estudios en la Universidad Patricio Lumumba de Moscú (1969-70). Militó en el Partido Comunista Mexicano (1972-81) y fue diputado federal suplente de Gilberto Rincón Gallardo en 1977. Cuando desapareció el PCM decidió ya no militar en otros partidos. En 1975 impulsó la Unión de Periodistas Democráticos (UPD).

Colaborador desde el 29 de junio de 2021.

abril 2022
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930