Noticias de Oaxaca, México y el Mundo
Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca
martes 28, junio 2022
O A X A C A Clima de Hoy

– Eduardo Ibarra

El informe de Piedra Ibarra
27 enero, 2022
7:23 pm
Consejos del FMI para AMLO
26 enero, 2022
2:53 pm
La disminución del gasto de la milicia
28 Abr

La disminución del gasto de la milicia

Utopía

El gasto militar en México disminuyó en el segundo año de gobierno del presidente Andrés Manuel, al alcanzar 6 mil 116 millones de dólares (122 mil 300 millones de pesos), cantidad inferior en 0.7% en términos reales en comparación con 2019, de acuerdo con el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo, Suecia, con lo cual México descendió de la posición 31 a la 33 en el ranking mundial de los 40 países que más presupuesto ejercen en este rubro.

Como porcentaje del producto interno bruto, el gasto militar mexicano se elevó a 6%, frente al 5% que representaba en 2011, y contribuyó con 0.3% al gasto mundial en este tipo de equipamiento, por debajo de Brasil y Colombia, los otros dos países latinoamericanos que figuran en el ranking.

El gasto militar nacional pasó de representar 2% del presupuesto de gobierno y un promedio de 52.1 dólares por habitante en 2019; a 1.9% y 47.4 dólares per cápita en 2020, respectivamente, establece el reporte anual del sueco SIPRI, una referencia global en la materia. Lo que significó una reducción en todas estas variables, pero debido a la recesión de la economía mexicana y global en 2021, el gasto de las fuerzas armadas equivalió a 0.6% en el producto interno bruto, un incremento marginal respecto a los dos ejercicios previos, que fue de 0.5%.

De la información consultada (Aristegui Noticias, La Jornada, El Universal y Forbes) no queda claro qué renglones del gasto militar fueron incluidos bajo tal concepto, por ejemplo si contempla la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles, en Santa Lucía, Zumpango, estado de México. Y otras obras a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional como las 2 mil 700 sucursales del Banco del Bienestar, entre otras encomendadas al Ejército y la Marina por López Obrador.

El hecho es que se produjo una baja en el gasto militar y que éste es el principal indicador para medir el fenómeno de la militarización de un Estado Nacional. Otros podrían ser, según diversos voces, la utilización del Ejército y la Marina en tareas no tradicionales, como el desarrollo; el uso de las fuerzas armadas para combatir las amenazas internas de carácter no militar o para realizar misiones que le competen a los cuerpos policiacos.

Expertos como Raúl Benítez Manaut sostienen que la militarización “en México no es anticonstitucional. Hay quienes dicen que el proceso de militarización del país empezó en 2006-2007 con Felipe Calderón. Eso es un error completito. La militarización de México empezó en el año de 1821. En las zonas rurales es la palabra máxima de autoridad.”

Enlace a la entrevista completa con Forum en Línea: http://www.forumenlinea.com/index.php/31-revistas/forum-en-linea-376/903-lopez-obrador-esta-obligado-a-reconstruir-la-relacion-con-los-militares-benitez-manaut

El debate sobre este delicado y complejo tema tiene, por desgracia, demasiadas interferencias con candidatos lenguaraces en campaña que todo lo simplifican y aun lo partidizan. Así, abundan las inercias que se resguardan en la tesis de que la milicia no está educada ni preparada para cumplir funciones de seguridad pública porque fueron formados para aniquilar al “enemigo”.

El Plan de Auxilio a la Población Civil en Casos de Desastre, mejor conocido como Plan DN-III-E, desde octubre 1965 es la mejor prueba en contrario. Y recientemente la participación de soldados, marinos y Guardia Nacional en el transporte y resguardo de los antígenos y los centros de vacunación, así como la formación de los propios.



Olviden las ganancias, salven a la humanidad
26 Abr

Olviden las ganancias, salven a la humanidad

Utopía

Crece como un clamor generalizado la demanda que encabeza estas líneas, conforme la tercera ola de SARS-CoV-2 se instala hasta desbordarse en Brasil –con la amenaza de Jair Bolsonaro para que el Ejército imponga el “orden”–, en India predomina la escasez de insumos sanitarios y el futuro político de la eterna Angela Merkel –16 años como canciller– está en riesgo por una apuesta prohibicionista que el Poder Judicial podría rechazar.

Mas los intelectuales orgánicos no se dan por enterados, no ven más allá de sus narices ocupados como están en el hasta hoy sueño guajiro –de acuerdo con la última encuesta de Reforma, su diario y vocero–, de impedir que la mayoritaria coalición gobernante –de dulce, de chile y de manteca–, ratifique el 6 de junio su condición en la Cámara de Diputados. A pesar del desempeño del parcial árbitro.

Sumar al gobierno de Estados Unidos al de otras 100 naciones que están a favor de suspender las protecciones que otorga la Organización Mundial de Comercio a las trasnacionales farmacéuticas para controlar la fabricación y distribución de las vacunas anti-covid-19, es la petición de 2 millones de firmantes estadunidenses entre los que destacan legisladores, líderes sindicales, de la salud pública y en defensa de los consumidores, firmas que entregaron en la Casa Blanca el día 23.

Por el papel aún preponderante que tiene el imperio de las barras y las estrellas en la OMC, a pesar de que China es la principal potencial comercial, los demandantes privilegian que se modifique la política impuesta por el gobierno del magnate Donald Trump y un grupo pequeño de presidentes, que impide que se eliminen de manera temporal estas reglas de la OMC. La próxima cita para abordar el tema es el 5 de mayo.

La campaña es global en demanda de la suspensión de las reglas que favorecen a las trasnacionales farmacéuticas e impulsa una “vacuna del pueblo”, en la que participan más de 100 gobiernos, 179 exmandatarios, premios Nobel, 255 organizaciones civiles internacionales y 410 ONG estadunidenses.

Se trata, en rigor, de la suspensión temporal de los derechos de propiedad intelectual de los consorcios farmacéuticos relacionados con el comercio bajo la autoridad de la OMC y con ello promover el acceso universal a las recetas y materiales para que los países que cuentan con capacidad produzcan vacunas, a fin de “poner a la gente primero que las ganancias”.

Otra premisa es que no se puede vencer la pandemia sin que todos tengan acceso a los biológicos, ya que el virus no respeta fronteras. El pronóstico es que en las condiciones actuales de monopolización de los antígenos y el privilegio de las ganancias de unos cuantos consorcios, varios de los países más vulnerables inmunizarán a sus poblaciones hasta 2024.

La Tierra tiene 7 mil 730 millones de habitantes y hasta el sábado 24 fueron vacunados mil millones de habitantes, de ellos 225.6 millones en EU, 216.1 millones en China e India 138.4 millones; el 58% del total de los vacunados. Israel es el país con un mayor porcentaje de población vacunada (60%) Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Estados Unidos (42%).

Es un problema de “sentido común y moralidad”, sostienen los firmantes, “salvar a millones de personas que están en peligro de morir de manera innecesaria”. Además, los Estados y gobiernos aportaron del erario; sólo en USA, seis consorcios recibieron 10 mil 761 millones de dólares mediante recursos a fondo perdido, y contratos de suministro de fármacos que no existían y de viabilidad incierta. ¡De ese tamaño! Negocios privados, trasnacionales, con recursos públicos.



Seguridad pública y campañas electorales
23 Abr

Seguridad pública y campañas electorales

Utopía

Que en temporadas electorales como la que transcurre y hasta padeceremos de aquí al 6 de junio próximo, las estadísticas se manejen al gusto e interés del partido que las difunde sin reparar en la confusión y el daño que causan, podría parecer completamente normal aunque no del todo aceptable. Existen incluso intelectuales orgánicos de la ahora Televisa-Univisión que presumen: “Me encanta que los candidatos se den con todo”, formados como están académica y cívicamente en la democracia de las campañas estadunidenses como espectáculo.

Sin embargo, no parece mucho pedir a los actores políticos, sus partidos y padrinos empresariales –coordinados por el evasor fiscal Claudio X González–, que grandes zonas temáticas como la pandemia, específicamente la tarea de la vacunación que se acerca a los 16 millones de beneficiarios, y también la seguridad pública quedaran fuera de la contienda que libran por conquistar la mayoría en la Cámara de Diputados, lo que además no tiene ningún futuro cierto si nos atenemos a la encuesta más reciente de su diario predilecto, Reforma, que reconoce que el presidente Andrés Manuel López Obrador cuenta con el 63% de respaldo ciudadano –2% más que en diciembre de 2019–, y 10% más que los ciudadanos que sufragaron por él en julio de 2018.  Morena, además, lidera con el 45% la intención de voto para diputados federales.

O precisamente por eso los partidos,  incluida la antaño llamada “chiquillada” que difícilmente obtendrá el registro electoral, no reparan en límites y ofertan hasta lo que ya existe en la legislación e incluso en la realidad. Están en lo suyo y desesperados.

Pandemia y seguridad pública se encuentran entre las patas de candidatos y sus organismos afines, incluidas “ONG” que hasta el gobierno de Enrique Peña fueron más bien “OSG”, sí gubernamentales, y porque abiertamente forman filas en Sí por México.

A la estadística más reciente sobre avances en seguridad pública se suma la dada a conocer (21-IV) por el gabinete federal que coordina Rosa Icela Rodríguez, respecto del primer trimestre del año y que arrojó una baja de 39% en delitos financieros y fiscales, y de 18.7% en los patrimoniales. Lo más significativo, sin embargo, es la baja en 4.6% en homicidios dolosos respecto al mismo lapso de 2020, rubro donde hasta el 80% de los asesinados son hombres y niños sin que nadie se escandalice ni destruya negocios en el Centro Histórico de la Ciudad de México, con el rostro cubierto y agrediendo a mujeres policías, pero las teóricas y veteranas del feminismo como Marta Lamas lo justifican sonrientes en televisión.

En los primeros tres meses del año, reportaron en Palacio Nacional durante la mañanera, se logró contener la incidencia del feminicidio, que bajó 2.4% respecto a 2020. Sin embargo, “Continúa el (gran) reto en violencia familiar, trata de personas y violación. Desafío enorme porque los porcentajes son de dos dígitos y no se escuchó nada sobre las medidas y planes a emprender de inmediato para afrontarlo durante y después de la pandemia.

En el caso de los robos, disminuyeron 17.8% en comparación con el primer trimestre de 2020. La incidencia de la extorsión, bajó marginalmente 0.4%. Y en cuanto al secuestro, la incidencia se mantiene en las cifras más bajas de los últimos años, con una reducción de 36.8% en comparación con el año pasado, aunque Isabel Miranda y su plataforma y negocio Alto al Secuestro, jura y perjura que se incrementó. Y Ciro Gómez Leyva lo divulga, como siempre, sin recato.



Relevo generacional cubano
21 Abr

Relevo generacional cubano

Utopía

Terminó institucionalmente aunque de manera gradual, la época de los hermanos Fidel Alejandro y Raúl Modesto Castro y nada extraordinario como vaticinaban sus adversarios más trogloditas, aconteció en la mayor de las Antillas al concluir las deliberaciones del VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

En noviembre de 2016, cuando falleció el comandante en jefe Fidel –como todavía lo llaman los abundantes partidarios–, los primeros sorprendidos ante el multitudinario y ordenado funeral, en particular el acto en la Plaza de la Revolución en el que habló Enrique Peña y una veintena de jefes de Estado o de gobierno, fueron los enviados Denise Maerker y el lenguaraz Carlos Loret de Mola. Éste le dijo a Denise: Uno esperaría ver las tanquetas en las calles o al pueblo protestando.

No se materializó la apuesta jurada por muchos, sobre todo en los círculos del poder imperial estadunidense, y la divulgaron tan profusamente que hasta la entonces estrella del Canal 2 terminó por creérsela.

Concluyó, entonces, el ciclo histórico de los Castro sin que Jorge Germán Castañeda lograra materializar uno de sus sueños más preciados, o el que más, y vaya que le invirtió tiempo, esfuerzos y alianzas estadunidenses.

El menor de los Castro, el divisionario Raúl dejó el cargo o el encargo al frente del PCC, tres años después de que hizo lo propio con la jefatura del Estado y del gobierno, pero Miguel Díaz-Canel, el ingeniero electrónico sustituto, fue claridoso al subrayar que “Las decisiones estratégicas serán consultadas con el general del ejército Raúl Castro Ruz”. Y explicó: “Continuará presente porque es un referente para cualquier comunista y revolucionario”. Más claro no es posible.

El cambio generacional tomó carta de naturalidad cubana. La generación llamada histórica, la que condujo la revolución triunfante en 1959, pasó a un segundo plano, aunque Ramiro Valdés funge como viceprimer ministro. Y el ministro de Defensa, Álvaro López Miera, de 77 años, quien como adolescente luchó junto a los rebeldes dirigidos por Fidel, pasó a formar parte del Buró Político, constituido por tres mujeres y 11 hombres que tienen 61.6 años como promedio de edad.

Interesante e indicativo podría ser que la más joven del nuevo equipo político es la primera secretaria de la provincia Artemisa, Gladys Martínez, de 49 años; también que la científica Marta Ayala, directora del instituto de biotecnología relacionado con la fabricación de vacunas, cuando están en la fase final tres antígenos que Cuba aportará al mundo en alianza con Irán.

Como es del dominio público, la isla caribeña se enfrenta a una crisis económica luego del recrudecimiento del sexagenario bloqueo económico y comercial de Estados Unidos, recrudecido bajo el mandato de Donald Trump –y que Joseph Biden no rectifica a pesar de promesas electorales en sentido contrario– y la propagación de la pandemia de covid-19, que intensificaron los problemas de su frágil economía de planificación central, pero con claros indicios de apertura económica.

El hecho evidente es que Cuba y su modelo político y económico, refrendados por la cumbre de los comunistas, permanecen en pie y hacen importantes contribuciones a la salud, el deporte y la convivencia pacífica del mundo.

Todo indica que es tiempo para los que durante 62 años pujan por todas las vías, más ilícitas y criminales que lícitas, aprendan a asumir la realidad, coexistir civilizadamente y en pie de igualdad con los únicos que pueden decidir sobre sus destinos con base en la autodeterminación de los cubanos y el respeto a sus decisiones.



Remesas para los más pobres de México
19 Abr

Remesas para los más pobres de México

Utopía

El pasado fue un año sin precedente en materia de remesas enviadas por los mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos, en forma documentada o “ilegal” –como erróneamente la llaman los temidos y temibles elementos de la Patrulla Fronteriza–, con un total  de 40 mil millones de dólares, lo que equivale a 20% más que lo recibido en 2019. Y la afortunada tendencia a la alza se mantuvo durante el primer trimestre de 2021.

Con sobradas razones el presidente Andrés Manuel es el más reiterativo mexicano que agradece la conducta solidaria, ejemplar, de los mexicanos allende el río Bravo, incluso los llama héroes y heroínas porque con sus envíos en billetes verdes no sólo son la principal fuente de aportación de divisas a México, sino que también lo hicieron en el punto más álgido del confinamiento por la pandemia del coronavirus, cuando un millón 997 mil de los 6 millones 772 mil paisanos que trabajan en la Unión Americana perdieron los empleos.

Más aún si contemplamos que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, estima que sin el apoyo de aquellas remesas que mandan los connacionales a sus familias en México, el país pudo registrar un aumento de la pobreza en los hogares hasta de 15% a consecuencia del SARS-CoV-2.

Como es natural, algunos de los intelectuales al servicio de la campaña electoral que dirige el magnate Claudio X González –evasor fiscal con las “ONG” que apadrina y administra para hacer grilla y negocios desde la sociedad civil–, consideran como un grave desatino el que López Obrador se ocupe de resaltar la aportación de millones de mexicanos desde Estados Unidos debido a que “eso no es para presumirse”. Ignoran los doctores que la imparable República Popular China, la principal potencia comercial del planeta, es la nación que recibe la mayor cantidad de divisas, vía remesas. Otra es India, pujante y moderna economía asiática y global.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, un estudio del Banco de México, da cuenta de otra extraordinaria virtud de las remesas provenientes de USA, al incrementarse en 10 de los municipios más pobres de México, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, ubicados en Oaxaca y Chiapas, con un aumento promedio de 180% respecto al ejercicio previo.

En la decena de municipios con mayor pobreza extrema –1.9 dólares (39 pesos) de ingreso, según el Banco Mundial–, el 95% de los habitantes viven en la miseria, y en conjunto recibieron 2 millones de dólares frente a los 710 mil billetes verdes del año anterior. Son cifras muy pequeñas frente a los 40 mil millones de dólares que ingresaron a México durante el año pasado, pero suficientes para una canasta básica alimenticia, cuando los poblados no cuentan con electricidad, drenaje y agua potable.

Contrasta sobremanera, como el día respecto de la noche, la conducta generosa y solidaria de los mexicanos que laboran en Estados Unidos hacia sus familiares que se debaten en la pobreza extrema, en comparación a la actitud de la fificracia (Hernán Gómez Bruera, dixit), que con mezquindad y egoísmo que provocan pena ajena –no envidia, Sergio Sarmiento–, manejan sus fortunas.

Si nos atenemos a datos publicados por La Jornada en distintos momentos, los mexicanos se encuentran entre los cuatro mayores compradores de bienes inmuebles en la región del sur de Florida. Allí invirtieron 420 millones de dólares en apenas un año. Y entre diciembre de 2019 y noviembre de 2020, ciudadanos y empresas mexicanas depositaron 21 mil 740 millones de dólares en bancos estadunidenses.



De vacunas monopolizadas y politiquería
17 Abr

De vacunas monopolizadas y politiquería

Utopía

Hoy fue día de vacunación, como sucede desde el 25 de diciembre de 2020, excepto las siguientes tres semanas por falta de los antígenos que todavía los monopolizan en primer lugar Estados Unidos y los países industrializados de Occidente. De persistir esta conducta típicamente capitalista e imperial, concluirá la vacunación de los habitantes del planeta a fines de 2024, de acuerdo con la dirigencia de la Organización Mundial de la Salud. Miserable espectáculo nada civilizatorio.

México se encuentra entre las 13 naciones con el mayor número de vacunados en términos absolutos, es decir, sin correlacionarlo con los 126 millones de habitantes en el país –aparte los 34 millones que viven y trabajan en Estados Unidos– y es la economía número 13 o 16 (depende de la fuente informativa) en el mundo por el tamaño del producto interno bruto.

A simple vista no está nada mal. Y el ritmo de vacunación diaria superó el martes pasado los 553 mil 926 dosis aplicadas en una jornada y hoy se acerca a los 14 millones de inyectados. Por supuesto que siempre se puede hacer más y mejor porque toda obra humana es perfectible, más allá de la grilla y de las vulgaridades de la propaganda de casi todos los partidos y partiditos, grupos que difícilmente refrendarán el registro el 6 de junio porque abusan de la suposición de que “el pueblo es tonto”.

Como uno más de aquella millonada, dejo constancia de mucha gratitud y respeto por la calidad y calidez del servicio público tanto en la aplicación de la primera dosis de Pfizer, el 13 de marzo en la Universidad Autónoma  Metropolitana (Azcapotzalco), y justamente hoy a cargo de la médica Karen Conde, del Instituto Politécnico Nacional, en la Arena Ciudad de México, siempre con el solidario acompañamiento no solicitado y por ello más agradecible del doctor Alexis.

Pronóstico electoral que muy poco tiene que ver con los deseos políticos del escribidor, pues si el mapa poselectoral se diversifica, podría fortalecerse el régimen de partidos. Pero qué puede esperarse del Partido Acción Nacional que jura “Vamos por la cobertura universal de Salud”, cuando Felipe Calderón, su exlíder de partido y como presidente (a la mala) de México juró en 2006: ¡Ya logramos la cobertura universal en salud! A quién hacerle caso.

 Allí está, también, Alejandro Moreno Cárdenas que se apropió de todos y cada uno de los anuncios televisivos y radiofónicos del Revolucionario Institucional para pedir dar “un paso adelante” o “un paso atrás” a quien conozca a alguien que murió por SARS-Cov-2 que genera la enfermedad covid-19, cuando varios de los gobernadores priistas hacen de la vacunación jornadas en las que se obliga a los adultos mayores a madrugar y hacer filas de muchas horas.

Tal y como sucede en Texas y otros estados de la Unión Americana, pero nuestros colonizados analistas no se dan por enterados y sólo repararan en el muy exitoso ritmo de la vacunación, mas con el mayor número de muertos e infectados en términos relativos y absolutos. Y sobre todo con una franja enorme que no está dispuesta a vacunarse por motivos políticos, religiosos y esotéricos.

Con independencia de los errores cometidos por las autoridades sanitarias y políticas de México, después del primer domingo de junio los ganadores y los perdedores tendrán tiempo suficiente para valorar que cometieron un serio error al partidizar, lo que no es lo mismo que politizar, como suele enunciarse, la pandemia para propósitos no sanitarios, como por fortuna fallidamente lo hicieron los gobernadores de la Alianza Federalista, una coalición de la que al parecer pocos comentaristas quieren acordarse, después del muy escandaloso ruido mediático realizado y las muy pocas nueces políticas cosechadas.



Montajes televisivos y matrimonios peligrosos
12 Abr

Montajes televisivos y matrimonios peligrosos

Utopía

La sucinta retransmisión en Palacio Nacional durante la mañanera del día 7 del telemontaje que realizó el Canal 2 de Televisa (Primero Noticias), en diciembre de 2005, sobre la detención de los presuntos secuestradores Israel Vallarta –todavía en prisión y sin sentencia– y Florence Cassez –liberada por faltas al debido proceso–, motiva reflexiones interesantes, afanes primitivos para que Carlos Loret de Mola se victimice como adalid de la libertad de expresión y sus fans le hagan segunda porque juran y perjuran que “no estaba enterado” la estrella de Latinus, junto con el misógino Brozo, y de la oposición que encabeza el magnate y evasor fiscal Claudio X. González.

A esta altura de la película vista por millones de televidentes, poca importancia tiene el papel desempeñado por Loret de Mola III, en una de las simulaciones padecidas por las audiencias. Otra famosa es la de la niña Frida Sofía en el colegio Rébsamen de la Ciudad de México, en septiembre 19 de hace cuatro años. El nieto de don Carlos, periodista serio y profesional, sólo fue el eslabón más visible de la operación mediática que catapultó al jefe policiaco Genaro García Luna, al servicio de la corrupta pareja Vicente Fox-Marta Sahagún, para que con Felipe Calderón ocupara la poderosa y podrida Secretaría de Seguridad Pública. Para terminar en una cárcel estadunidense por sus alianzas con el narcotráfico.

Lo importante, como lo apuntó Ricardo Raphael el miércoles 8 en Aristegui Noticias, es el entramado de intereses, vínculos y complicidades que existía y según él aún existen entre Televisa, Azteca y el Estado. Es más exacto hablar del gobierno, pues en ninguna acepción del concepto resulta certero implicar al Estado.

Desmontar las vinculaciones legales y extralegales entre el gobierno y los corporativos mediáticos vinculados a inversiones y negocios ajenos al periodismo, como la distribución y especulación con medicinas, como lo denunció sólo una ocasión el presidente Andrés Manuel, es el camino más consistente para acotar a una mediocracia económicamente insaciable y dispuesta a negociar sus servicios con el mejor postor. Debido a que en lo esencial son empresarios que forman parte del gran capital y éste, como es sabido, no tiene patria.

También es una vía compleja y riesgosa por su poderío y las alianzas globales. Cierto es que mientras los magnates mediáticos nacionales y extranjeros mantengan el dominio de la información y el comentario, la propaganda y las llamadas fake news, los gobiernos progresistas no tendrán futuro cierto en el subcontinente ni en la aldea.

Frente a lo anterior resulta anecdótico si López Obrador buscaba un distractor por el señor vacunado en primera instancia con aire; pero atribuirle que lo redujo a un montaje, como asegura Gabriel Reyes Orona y el mismo Ricardo Rafael es tergiversar porque no negó la posible existencia de un error humano.

El recurso de los distractores y cortinas de humo son tan manoseados en el debate que ya dicen poco. Y en éste es notable la incapacidad de analistas para refutar lo que dijo AMLO y no lo que ellos dicen que escucharon. La polémica pierde y gana el monólogo que aun en tiempos de campaña electoral y por ello de polarización política que sorprende a los expertos, es indispensable.

No basta la propaganda saturada de mentiras, como lo recomienda Carlos Alazraki, el mismo que llevó a Arturo Montiel a la gubernatura del estado de México con “Las ratas no tienen derechos humanos”.


Destapados

Periodistas Unidos
– Jorge Meléndez

junio 2022
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930