Solicita Gabino todo el esfuerzo de autoridades para aclarar el hecho condenable


El gobernador electo de Oaxaca, Gabino Cué, expresó su consternación por la desaparición del diputado electo del PAN, Manuel Benítez Manzanares, ocurrida la noche de este martes en la población de Zimatlán de Álvarez.

Asimismo, condenó este hecho que en nada abona a la paz que requiere Oaxaca y urgió a las autoridades competentes a empeñar todo su esfuerzo para esclarecer el caso.

“Es un hecho preocupante y doblemente lamentable que suceda a un diputado electo que vela por los intereses de sus electores”, manifestó Cué mediante un comunicado en el cual expresa su más amplia solidaridad con la familia Benítez.

El deseo de todos sus compañeros y amigos, y de la sociedad en general, es que el legislador aparezca lo más pronto posible sano y salvo, aseveró.

Desde la Ciudad de México, donde se halla atendiendo compromisos oficiales, Cué le encomendó al diputado Benjamín Robles Montoya, secretario técnico de la Oficina de transición, ofrecer personalmente todo su apoyo y respaldo a los familiares de Benítez Manzanares, en esta hora difícil.

Robles Montoya dijo haberse comunicado también con la procuradora de Justicia del Estado, María de la Luz Candelaria Chiñas, a fin de conocer de la situación del diputado electo a la LXI Legislatura local que emergió de la coalición “Unidos por la paz y el progreso” en los comicios del 4 de julio.

“Esta es una señal más para que las autoridades estatales y federales fortalezcan mecanismos que garanticen la seguridad de toda la ciudadanía y no solamente de personalidades, como en este caso del diputado electo”, indicó.

En tanto, el presidente estatal del PAN, Carlos Moreno Alcántara, dijo que los compañeros de Benítez Manzanares están indignados por las circunstancias en que se produjo su desaparición, por lo que mostró su respeto, solidaridad y apoyo a su esposa y familiares, pero también exigió una acción clara y contundente de las autoridades.

Enfatizó que “en nada favorece su desaparición, no abona en nada a un clima de tranquilidad y de orden institucional, es doblemente preocupante, de ahí exigimos pronta acción de la justicia”.

Refirió que anoche mismo, al saberse del incidente, se pusieron en contacto con el gobernador electo de la entidad, Gabino Cué con quien “intercambiamos puntos de vista así como con la dirigencia nacional del PAN, la Secretaría General (del partido) y se pusieron a disposición de la familia”.

Tanto Moreno Alcántara como Robles Montoya indicaron que se trata de una situación delicada por lo que pidieron actuar con prudencia en torno a lo que se difunde sobre este caso, y en el caso del Gobierno electo éste permanece atento a cualquier comunicación de las autoridades correspondientes.´

De 50 años de edad, Benítez Manzanares es diputado electo a la LXI Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca por el distrito XIX, con cabecera en Ocotlán de Morelos.

Según la policía, un grupo de personas, al parecer armadas, lo interceptó el martes alrededor de las 21 horas, cuando se encontraba en lugar céntrico de Zimatlán de Álvarez, llevándoselo con rumbo desconocido en una camioneta.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *