Violencia y vandalismo de S-22 es una regresión de la democracia oaxaqueña: Alejandro Avilés


+ Condena fracción del PRI en LXII Legislatura estatal la actitud del Magisterio; la ley educativa es sólo un pretexto, afirma

OAXACA, OAX., abril 24.- Luego de asegurar que la ley educativa es sólo un pretexto que ocupan los profesores para continuar con su plantón en el zócalo capitalino, el coordinador del grupo parlamentario del PRI en la LXII Legislatura del Estado, Alejandro Avilés Álvarez, señaló que la violencia y el vandalismo de la Sección 22 de la CNTE es una regresión de la democracia oaxaqueña.

PRI-pintarrajeado-por-S-22-24.04.15-bol“La violencia no es el método más idóneo para construir acuerdos, por el contrario, deslegitima la política y todo tipo de demandas sociales de cualquier grupo o gremio. Los actos de barbarie dividen a los oaxaqueños en estos momentos en que todos debemos luchar por el desarrollo político, económico, social y cultural de nuestra tierra”, recalcó.

En entrevista, luego de que los profesores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) realizaran actos en contra de las instalaciones de los diversos partidos políticos, principalmente del PRI, Avilés Álvarez señaló:

“Los diputados de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso del Estado reprobamos estas acciones vandálicas de los maestros de la CNTE, porque la violencia y actitudes fuera de la ley, sólo son factores que atentan contra la democracia participativa y retrasan la construcción de la Ley de Educación que necesitan y merecen los oaxaqueños”.

El líder cameral mencionó que por desgracia, los profesores oaxaqueños siempre buscan pretextos y justificación para sus protestas y actos de barbarie.

“Ahora es la ley educativa, la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, las plazas automáticas, las elecciones, etcétera; sin embargo, deberían de tomar en cuenta que hay más de un millón de niñas, niños y jóvenes que necesitan de toda su atención y su sapiencia”.

Dijo que la violencia y la fuerza anulan la política y atentan contra el estado de derecho y sus instituciones. Aún las demandas y planteamientos más respetables pierden legitimidad si se hacen valer transgrediendo los derechos de las personas físicas o morales y afectando el orden público y la paz social.

Por todo ello, dijo que la bancada del PRI hace un llamado a la dirigencia de la Sección 22 del SNTE a “recapacitar en torno a estas acciones que en nada ayudan a lograr una educación de calidad, como la que demanda y merece Oaxaca”.

“La actitud de los maestros es una violencia innecesaria que trasgrede los derechos de la ciudadanía a elegir a sus autoridades y a sus representantes populares. Los diputados del PRI consideramos que, tanto los líderes como los agremiados al sindicato magisterial deben rectificar y dejar a un lado actitudes irracionales. Sólo están sembrando encono, inconformidad y rezago social, además de afectar gravemente la imagen y la economía de la entidad”, subrayó Avilés Álvarez.