Yaquis, la etnia que enfrentó mil guerras

LIBROS DE AYER Y HOY

El próximo 27 de octubre se cumplirán  82 años que el presidente Lázaro Cárdenas reconoció la legítima  propiedad de la tribu yaqui sobre sus tierras,  después de tanta persecución, muerte y separación de familias de parte del porfiriato.

En  esas agresiones en las que se defendieron sin tregua, muchas veces fueron vencidos  y grandes grupos exterminados. El gobierno los separo y los  envió a Yucatán, de donde regresaron a Sonora ya muy mermados.

La furia incontenible de esta tribu guerrera que tuvo que expresarse en muchas ocasiones ante las injusticias de los gobiernos, se acentuó cuando el dictador tomó la decisión  de colonizar sus tierras. De los yaquis, que crearon  formalmente su tribu en 1824 en realidad se da fe de su presencia  desde la época colonial y ellos siempre  se han considerado una nación aparte; hubo zipizapes con los invasores.

La decisión de Díaz sobre el coloniaje en la primera década del siglo anterior, rebasó los límites. La guerra empezó de nuevo. Fue Lázaro  Cárdenas el que se acercó a ellos, planteó un acuerdo y en la fecha arriba mencionada lanzó el acuerdo presidencial mediante el cual se les dio posesión  a los yaquis de una porción  territorial.

El documento señala que se dieron  17 mil hectáreas de riego  y 36 mil de temporal junto con  otros reconocimientos que elevaron  a 500 mil  hectáreas que quedaron legítimamente a disposición  de la tribu.

EL FESTIVAL YAQUI, GRANO DE TRIGO, DA LA BIENVENIDA A LÁZARO CÁRDENAS

El festival  Grano de Trigo en su tercera convocatoria para los días del 24 a 26 de octubre en Pueblo Yaqui, dará un homenaje a Lázaro Cárdenas y lo recibirá simbólicamente en su seno, al cumplirse los 82  años de la legitimidad de las tierras étnicas.

La situación de la tribu sonorense ha sido compleja a través de estas décadas, porque  en gobiernos posteriores a Cárdenas se instaló en el valle un tipo de agricultor de clase media y alta que avasalló parte de los cultivos más importantes. De los 23 grupos originales yoremes -como se autonombran ellos-,  solo quedaron dos, mayos y yaquis y a éstos se les calcula en más de 33 mil personas.

Están instalados en parte de lo que es el valle y en los  márgenes del río llamado igual que la tribu. La etnia la conforman ocho pueblos  de los cuales Cócorit , Bácum, Vícam y Pótam  son las más importantes.

Dominan también según el acuerdo de Cárdenas, la sierra del Bacatete. A fines de la primera década de este siglo se enfrentaron a otro problema que ha causado infinidad de protestas, denuncias  y quejas.

En el gobierno de Guillermo  Padrés se creó lo que se ha llamado Sistema Integral en el que se programó un  acueducto, el Independencia, para llevar 75 millones de metros cúbicos de agua desde la zona yaqui a Hermosillo. De acuerdo a los informes, la tribu  nunca fue consultada y el amparo que ellos interpusieron al respecto, fue ganado.

Pese a esa resolución,  el proyecto de Padrés siguió adelante y en este  momento  se sigue aplicando. Los resultados se expresan en las cosechas venidas a menos y la sequía que se evidencia en algunas tierras de la etnia.

 CON MÁS DE 40 LIBROS, CARLOS MONCADA SERÁ RECONOCIDO EN EL YAQUI

La relevancia de este festival se cifra precisamente en convocar a artistas e intelectuales a  esa zona que es clásica en Sonora. Y poner la mirada en una de las tribus de más renombre en el país, sus luchas y sus aportes. Es una zona que aparte de sus ocho pueblos, tiene núcleos en varios lugares foráneos, uno de ellos la capital del estado  Hermosillo.

La principal promotora del festival, la poeta y escritora Gloria Barragán Rosas, Gloria del Yaquí, da una lucha igual de persistente que la de sus paisanos, ante autoridades a veces sordas para crear proyectos culturales en tanto pagan altas cantidades a artistas foráneos, algunos extranjeros.

Experta en el sistema de bibliotecas,  es autora de varios libros, entre otros Pueblo Yaqui, Alma Grande Espíritu fuerte, Tiempo de silencio Tiempo benigno, Solo para tus ojos y el Libro del buen  humor. En esta ocasión se hará un reconocimiento al periodista y escritor  sonorense nacido en Ciudad Obregón, Carlos Moncada Ochoa autor de más de 40 libros, uno de los creadores más relevantes y prolíficos del estado, ex funcionario cultural,  ex director de varios  medios, entre ellos la revista Impacto. Su obra se  integra con novela, ensayo, cuento, investigaciones diversas sobre temas universitarios, la política en su estado y el ejercicio del poder, el arte en sus diversas manifestaciones  -fue director del Instituto sonorense de cultura-, y el periodismo.

En este último tiene Dos siglos de periodismo en Sonora (Ediciones EM 2000) y Riesgo de muerte, Periodistas asesinados en el país de la impunidad, con prólogo de Miguel Ángel Granados Chapa. Este libro, exhaustiva investigación sobre las agresiones  que sufren los periodistas, fue publicado en 2012 por Grijalbo y en 2013 en una segunda edición  por Grijalbo y la revista Proceso. Reproduzco de  Gloria Barragán un verso de Niña de mi tribu Yaqui:

 

Niña sahuaro

Niña copechi

canta

cuando la soledad te agobie

canta cuando el colibrí no cante

canta

como si un dátil te besara la garganta

canta

y el agua de tus cantos

se vuelva hiedra para el río yaqui.

 

 

laislaquebrillaba@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *