El suicidio de ‘La Amanda’, condenado a 91 años de cárcel por triple homicidio

+ Todavía siguen libres sus cómplices: Miguel Ángel y Leonardo, liberados por “falta de pruebas”

OAXACA, OAX., marzo 17.- Sentenciado a 91 años de prisión por el triple homicidio que cometió en una clínica de rehabilitación de la Ciudad de Oaxaca, José Alfredo Jiménez Hernández, mejor conocido como “La Amanda”, decidió escapar por la puerta falsa: se suicidó en su celda de la Penitenciaría Central de Santa María Ixcotel.

El descubrimiento de su cuerpo muerto ocurrió a las 07:00 de la mañana del lunes 9 de marzo del 2020, cuando los custodios realizaban su habitual recorrido de “vigilancia” por las celdas del penal.

En su lugar de reclusión encontraron a “La Amanda” inconsciente. Trataron de reanimarlo, pero ya se encontraba sin vida; se había suicidado.

Elementos de las Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizaron las diligencias correspondientes y trasladaron el cuerpo al Anfiteatro de la ciudad para realizarle la necropsia de ley.

LA HISTORIA DEL TRIPLE HOMICIDIO

En junio del año 2009, hombres desconocidos entraron a la Clínica de Tratamiento Contra las Adicciones, que se localiza en la Calzada Madero, dando muerte a tiros al guardia de seguridad, Teófilo; a la doctora Alejandra, en tanto que un joven paciente fue lesionado y trasladado al nosocomio donde perdió la vida cuando era atendido.

Los homicidas escaparon del lugar abordo de un vehículo Volkswagen tipo Jetta.

Posteriormente, fueron detenidos José Alfredo, “La Amanda”; Miguel Ángel y Leonardo, presentados como los presuntos homicidas, pero al vencer el término constitucional quedaron en libertad.

En marzo del 2010 José Alfredo fue detenido por una orden de aprehensión emitida por el Juez Séptimo de lo Penal, quien le declaró auto de formal prisión.

Después de que el Ministerio Pública aportada las pruebas correspondientes, el Juez le dictó sentencia condenatoria de 91 años de prisión, 30 años por cada homicidio  y uno por robo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *