Ganaderos desuellan bovino y rocían la sangre frente a oficinas de Nancy Ortiz


+ También prenden fuego a una paca de alimento para animales en protesta porque los apoyos prometidos por AMLO no les han llegado

OAXACA, OAX., mayo 6 del 2020.- Un grupo de ganaderos del Valle Central de Oaxaca protestaron este miércoles frente a las oficinas de la delegada federal de Programas para el Desarrollo en la entidad, Nancy Ortiz Cabrera, para demandar los apoyos que –aseguraron— no les han llegado, pese a los tiempos de contingencia por el Covid-19.

Inconformes por las pérdidas registradas durante las últimas cuatro semanas de “cuarentena” y “confinamiento”, desollaron un bovino y rociaron la sangre en el acceso principal a la dependencia en la Ciudad de Oaxaca, además de prenderle fuego a una paca del alimento que le dan a sus animales.

Con esta acción, señalaron que los animales están muriendo al no tener alimento y valor en el mercado se redujo más del 50 por ciento.

En entrevistas por separado, los inconformes aseguraron que ninguna autoridad federal ni estatal les ha informado sobre los programas o apoyos económicos a los que pueden acceder para hacer frente a la crisis provocada por el Coronavirus.

Reconocieron que la crisis económica los mantiene con bajas ventas. “Traemos un problema desde hace meses, pero todo empeoró con la pandemia; no podemos comercializar el producto; además, nuestros animales comen diario y en eso el gobierno no está pensando”, dijo Óscar García, presidente de los Productores Unidos de la Verde Antequera.

Manifestó que el Covid-19 detuvo en gran parte la actividad económica y productiva de diversos sectores, lo que encareció bienes y servicios, entre éstos los insumos que añaden al maíz o sorgo con el que alimentan a los animales.

Considero que aún cuando las autoridades mantienen la oferta de un crédito por 25 mil pesos, los ganaderos aseguran que por dicho monto terminarán endeudados; “no nos sirven; en insumos a la semana se gastan más de 4 mil pesos; quién sabe cuántos años vas a estar endeudado por un dinero que te va rendir un par de semanas”.

Los ganaderos inconformes recordaron que durante el último trimestre del 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador instruyo a la “súper delegada” del gobierno federal, Nancy Ortiz, atender los problemas del campo.

“En el caso de Bienestar estamos pidiendo a Nancy que cumpla con un mandato del señor Presidente, donde se compromete a cumplir las demandas de créditos a la palabra para que nosotros decidiéramos a quién comprar los insumos y no se metieran las uniones ganaderas”, sostuvo.

Insistió en que dicha mesa de trabajo fue comprometida desde hace más de seis meses y hasta la fecha “no hay respuesta”.