Otorga Congreso estatal protección jurídica a la pesca artesanal


+ Las y los Diputados reformaron la Ley de Pesca y Acuacultura Sustentable para que los gobiernos estatal y municipales creen políticas públicas en la materia

SAN RAYMUNDO JALPAN, Oaxaca, octubre 16 de 2020.-  La LXIV Legislatura del Congreso del Estado avaló medidas jurídicas para reconocer, proteger y promover la pesca artesanal como una herramienta que abone a la seguridad y soberanía alimentaria de los pueblos oaxaqueños.

Mediante una reforma a Ley de Pesca y Acuacultura Sustentables del Estado de Oaxaca, propuesta por la diputada, Juana Aguilar Espinoza, del partido Morena, el Poder Legislativo de la entidad estableció que el Programa Estatal de Pesca y Acuacultura se sujetará a las previsiones del Plan de Desarrollo del Estado de Oaxaca y contemplará los programas que protejan, promuevan y fomenten la pesca artesanal.

También, que en el Estado se declara de interés social, la investigación, protección, promoción, conservación y desarrollo de la pesca artesanal como parte fundamental de la seguridad y soberanía alimentaria de las y los oaxaqueños. Lo mismo que su contribución a la mejora de las condiciones de la vida de la vida de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas.

De esta manera el Gobierno del Estado y los municipios adquieren la obligación de respetar, reconocer y atender de manera prioritaria esta práctica realizada en los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, como actores económicos productivos, frente a otros modelos de desarrollo productivo. El gobierno del Estado deberá registrar a estos productores en el Registro Estatal de Pesca y Acuacultura.

Con base en la propuesta de la legisladora morenista Aguilar Espinoza, del distrito XXV con sede en Pochutla, quedan facultados para proteger, conservar y difundir, los conocimientos y medidas utilizadas en la pesca artesanal sin llegar a la sobreexplotación de los recursos pesqueros.

Las políticas públicas y programas para lograr este objetivo, tendrán que considerar la vulnerabilidad, la situación de pobreza, discriminación y exclusión, prevalecientes en las comunidades indígenas y afromexicanas. De esta manera se crearán mayores oportunidades, mejores condiciones de acceso y garantías especiales que contribuyan a la equidad social, al desarrollo sostenible y a la justicia social.