Alma Itzel fue violentada sexualmente y tirada al río aún con vida


+ Mayra García Cruz, madre de la víctima, exige justicia y ante el silencio de la Fiscalía refiere que en el feminicidio participaron tres primos originarios de la comunidad de La Victoria, Itundujia

TLAXIACO, OAXACA, noviembre 10 de 2020.- En el feminicidio de Alma Itzel Romero García, la joven de 21 años originaria de la Agencia Morelos del municipio de Santa Cruz Itundujia, participaron tres primos, uno de los cuales la habría violentado sexualmente y tirado al Río Grande aún con vida, pues murió de asfixia, según lo reveló la autopsia practicada.

En conferencia de prensa, la tarde de este martes en las oficinas del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (CEDHAPI A.C.) con sede en esta ciudad de la región Mixteca, la madre de la mujer asesinada, Mayra García Cruz, denunció que las autoridades locales y la Fiscalía General del Estado (FGE) no actuaron con prontitud y dejaron escapar al presunto asesino material de su hija.

Alma Itzel habría sido privada de la vida el martes 3 de noviembre y hasta la fecha la Fiscalía que dirige Rubén Vasconcelos Méndez no ha emitido información alguna, por lo que la madre y familiares de la víctima pidieron el apoyo de CEDHAPI y de la organización de derechos humanos Bartolomé Carrasco (BARCA, A.C.) para dar su testimonio de los hechos.

Con todo el dolor a cuestas, quebrada la voz, a punto del llanto, Mayra relató que Alma Itzel regresó el 25 de octubre pasado a su natal Morelos a pasar las festividades de “Muertos”, pues trabajaba en una fábrica de Tijuana, Baja California, con la esperanza de ahorrar para emprender estudios de Gastronomía, luego de concluir en bachillerato en el 2017.

Su hija le pidió permiso para viajar a la vecina comunidad de La Victoria, distante, en vehículo, a unas dos horas de Morelos, a fin de asistir a la casa de los padres de su amigo y ex compañero del bachillerato, Javier Sánchez, a un convivio por “Día de Muertos”.

Javier encargó entonces a su primo Arturo Ramírez Peña que fuera por Alma Itzel en su motocicleta y éste la recibió de manos de su madre en la puerta de su casa el lunes 2 de noviembre, aproximadamente a las 15:00 horas.

La noche de ese 2 de noviembre, Alma Itzel envió un mensaje de WhatsApp a su madre para informarle que se quedaría en La Victoria y que regresaría hasta el martes 3 de noviembre, pero a partir de este día Mayra ya no supo nada de ella. Ya no le escribió ni le contestó los mensajes.

A las 6:00 de la mañana del miércoles 4 de noviembre la madre ya estaba en La Victoria, en la casa de Javier Sánchez, quien le dijo que a Alma Itzel la había enviado de regreso a Morelos desde el día 3, en motocicleta, con su otro primo: Nicanor Ramírez Peña.

Buscó entonces a Nicanor, pero no lo halló en casa de sus padres. Javier encontró a su primo vagando en el Llano de Las Flores y lo trajo ante la madre de su amiga desaparecida.

“Ahí me enteré que Nicanor no tenía una casa dónde quedarse y que lo hacía en el monte o en cuevas”, relató Mayra.

Nicanor argumentó entonces que sí, efectivamente, traía de regreso a Alma Itzel, pero que antes de llegar al Río Grande, en un lugar conocido como la Barranca del “Mamey”, se detuvo para ir al baño y cuando regresó su pasajera ya no estaba y que, incluso, le había quitado la bujía a su motocicleta, pero que aún así caminó hasta la distante Colonia Primavera de la comunidad de Morelos, pero ya no la vio y regresó a La Victoria sin avisar a nadie.

“En ese momento supe que Nicanor era el inmediato responsable de la desaparición de mi hija”, sostuvo enfática Mayra García Cruz.

Acudió entonces con el Agente Municipal de La Victoria para solicitarle que aprehendiera de inmediato a Nicanor como presunto culpable del hecho, pero la autoridad le dijo que tenía que hablar con la Síndico del Ayuntamiento de Itundujia; sin embargo, ésta no quiso dar la orden de detención con el argumento de que “no tenía pruebas del hecho que culpaba” y pidió que presentaran la denuncia ante la Fiscalía General del Estado.

Con más de cinco horas de traslado desde La Victoria hasta Tlaxiaco, donde se encuentra una sede regional de la Fiscalía General, cuando regresaron más de diez horas después, Nicanor ya había huido y “así dejaron escapar al presunto asesino”, lamentó la madre.

La búsqueda de Alma Itzel la iniciaron autoridades, familiares y vecinos de Morelos la tarde del miércoles 4 de noviembre, en tanto que los elementos de la Fiscalía y la Guardia Nacional se hicieron presentes hasta la tarde del día siguiente, jueves 5 de noviembre.

El cuerpo de la joven de 21 años fue encontrado a las 3:00 de la tarde del sábado 7 de noviembre en el paraje “El Pescadillo” del Río Grande, que viene de Putla y desemboca en la Costa, por una brigada de pobladores y habitantes de la Agencia Municipal de Zaragoza –vecinos de La Victoria–, también perteneciente a Itundujia.

Al final de la exposición de Mayra García Cruz, las y los representantes de BARCA (Minerva Nora Martínez Lázaro) y CEDHAPI (Maurilio Santiago Reyes), exigieron a la Fiscalía General del Estado apurar las investigaciones para capturar a Nicanor, el presunto autor material del feminicidio de Alma Itzel, además de castigar, si así queda demostrado, a los otros dos primos que actuaron como cómplices por comisión u omisión en este crimen.