Yo me vacuno


El proceso de vacunación comenzó en España el pasado 27 de diciembre como un soplo de aire fresco. Una ventana abierta hacia lo que puede ser el principio del fin.

Imagino un 2022 sin mascarillas, de conciertos y de gente dándose abrazos. Pero, para ello, primero deberemos mantener la precaución a raya, como hasta ahora, y ser conscientes de lo que nos queda por vivir.

Por extraño que parezca, la Comunidad de Madrid sólo ha puesto un 6% de las vacunas recibidas. Por no hablar de que los fines de semana, no se vacuna.

¿Descansa el Covid el sábado y el domingo? No me dedico a la ciencia, pero puedo asegurar que las camas de las UCIs continúan llenándose día tras día.

A pesar de todo, existe un sector de la población aterrorizado por la vacuna. El miedo a lo nuevo es algo intrínseco del ser humano: arriesgarse a cambiar de trabajo, descubrir un lugar nuevo en soledad…y, sin duda, mucho más si en cuestiones de salud se refiere.

Surgen dudas sobre la rapidez con la que se ha dado con ésta. ¿Qué efectos secundarios tendrá? Es relativamente comprensible. Aun así, considero que deberemos de confiar en los profesionales del sector.

Ninguna vacuna sale al mercado si no ha pasado correctamente por el proceso necesario para ser implantada de forma segura.

Por otro lado, me gustaría hacer especial hincapié en quienes se niegan a vacunarse porque ‘a saber qué lleva eso’, pero cada viernes esnifan lo primero que encuentran en una discoteca.

Cada uno decide qué hace con su vida y con su cuerpo, pero la principal diferencia con la vacuna es que la decisión de ponérsela o no afecta a todo el mundo.

Para frenar este virus es necesaria la colaboración de todas las personas. Sigamos teniendo protección, manteniendo distancia y evitando espacios concurridos.

Cuidemos de nuestros mayores y del resto de población de riesgo. Y vacunémonos, porque solo así conseguiremos que el día de mañana los fuertes estragos del Covid-19 sean sólo parte de tristes recuerdos.

*Estudió Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, España.