Libro “El Huehuete”, tradición y costumbre zapoteca en Tlacolula de Matamoros


+ El profesor Froylán Pérez López escribió este libro, el cual es “una pequeña investigación” que no está terminada y refleja parte de la identidad cultural del Valle de Tlacolula que se está perdiendo. 

Tlacolula de Matamoros, Oax. 22 de marzo de 2021.- Antiguamente en Tlacolula de Matamoros, la “entrada del yerno” en vísperas de una boda, era en realidad una condición social donde el futuro suegro, “adiestraba” a quien sería esposo de su hija en el trabajo.

El “sueldo” semanal, consistía en un jabón que el novio recibía para que lavara su ropa.

La preocupación de los padres de la novia, era que su hija se casara con un hombre responsable y trabajador, previendo que no le faltara nada durante su vida matrimonial.

La figura del “huehuete” cobraba entonces un papel fundamental, para “mediar” entre los padres de la novia y el futuro yerno, pero era además crucial cuando la novia era raptada y había que convencer a sus padres furiosos para que perdonaran la afrenta cometida.

A partir de esos escenarios, el profesor Froylán Pérez López escribió el libro “El Huehuete”, Tradición y Costumbre Zapoteca que, considera, es “una pequeña investigación” que no está terminada y refleja parte de la identidad cultural del Valle de Tlacolula que se está perdiendo.

Resalta: “Orgullosamente somos parte de una de las culturas mesoamericanas, y tenemos una herencia cultural intangible, algunas de las cuales se abandonaron porque el conquistador vino y las sepultó”.

“La lengua zapoteca, por ejemplo, está en peligro de extinción y los únicos responsables de rescatarla somos nosotros, los que vivimos acá, porque nadie más lo hará”, afirmó.

El profesor Pérez López presentó su libro la tarde de este sábado 20 de marzo, a través de una videoconferencia en la página youtube, por el canal “El tlacolulense”, en la que participaron el periodista y escritor Wilfrido López Torres; el Doctor en Antropología por la Universidad Iberoamericana, Óscar Rubelio Ramos Gómez, y como moderador el Maestro y candidato a Doctor en Ciencias Sociales,  David Adelfo López Velasco.

López Torres, con una trayectoria periodística de más de 40 años, expuso: “el libro nos transporta a la celebración de una boda antigua en donde al amanecer de un lunes, el olor a higaditos, a chocolate y a pan de cazuela y marquesote, se expandía por las mañanas frescas de una población en calma mientras la banda de música de viento entonaba Las Mañanitas, y las ruedas catarinas rompían el silencio en señal de que en una casa bendita había boda”.

“Que yo sepa, señala López Torres, no hay libro que dibuje de pies a cabeza una boda en Tlacolula de Matamoros, como tampoco el papel de un huehuete en una celebración de ese tipo”, porque además, “es un texto necesario para los estudiosos de la antropología social, sociología, o para un simple lector de las costumbres de un pueblo”.

El libro, de 107 páginas, donde el profesor Pérez López “plasma con aguda sensibilidad, la tradición y costumbre zapoteca”, a través de una serie de diálogos que sostuvo con el ciudadano Wilfrido López Cruz, quien, -desde 1978 es respetado como huehuete, por su amplia calidad moral-, contiene ilustraciones de Froylán -hijo del autor-, así como fotografías antiguas alusivas a diversas bodas en Tlacolula de Matamoros.

Vino a la memoria de López Torres, la figura de Don Silvano Santos, ya finado, quien vivió en el barrio El Calvario de esa comunidad del Valle central, y también fungió como huehuete que, en lengua náhuatl significa anciano o venerable.

“El huehuete”, forma parte de una figura visual que nos permite entender y conocer el comportamiento de las comunidades, porque también representa una figura ritual dentro de la cultura”, afirmó a su vez, Ramos Gómez, licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y doctorante en Antropología Social por la Universidad Iberoamericana, quien trabaja en una investigación dentro del seminario “El amor durante la pandemia”.

Agrega: “El Huehuete, destaca en la mediación dentro del matrimonio, y hace posible la unión de dos personas que se relacionan por las emociones que sienten y se aman”.

“En los tiempos actuales, pese a los cambios que están transformando a la sociedad, el huehuete todavía tiene una importancia como mediador que une a parejas, familias y a la comunidad en general”.

El moderador en la conferencia virtual, a su vez, consideró que el libro se suma al acervo literario de los tlacolulenses, y es retroalimentador de nuestra cultura heredera de los pueblos zapotecas.

En tanto, López Torres, refirió que en el tema costumbrista hay que hacer mención al abogado y escritor tlacolulense Rogelio Barriga Rivas, quien brilló en las letras nacionales e internacionales como autor de diversas novelas y guiones para películas.

Fue autor de “La Mayordomía”, que inspiró la película “Ánimas Trujano”, con el actor japonés Toshiro Mifune, segunda cinta mexicana en ser nominada a un premio Óscar, en la categoría de Mejor Película en Lengua Extranjera en 1962.

Mientras, el autor de “El Huehuete”, indicó que su libro “está a la disposición de todos, y para que ampliemos más nuestros conocimientos”, por ello, recomendó que “hay que leerlo con los abuelos, los tíos y nuestros padres, porque es la oportunidad de tener enlace entre las generaciones con experiencia y las nuevas que, en este caso, tendrán en sus manos el destino de Tlacolula de Matamoros”, puntualizó.