En Jalisco se llevan de casa a otros dos hermanos; su familia huye


+ Sujetos armados llegaron hasta el domicilio de los jóvenes en Tonalá, Jalisco, y se los llevaron. Desde entonces se desconoce su paradero. Lo mismo ocurrió con los tres hermanos que fueron secuestrados en su casa de Guadalajara..

Guadalajara, Jalisco. 15 de mayo de 2021.- Los hermanos José de Jesús y Abraham Covarrubias Martínez desaparecieron en marzo de 2021 en Tonalá, Jalisco. Su caso ha retomado los reflectores en los últimos días, pues tiene aspectos similares a lo ocurrido con el de tres hermanos -dos hombres y una mujer– que fueron encontrados muertos tras ser secuestrados en días recientes por un comando en su casa en Guadalajara.

Colectivos de desaparecidos señalaron esta semana que José de Jesús y Abraham aún no son localizados. Los jóvenes fueron privados de su libertad el pasado 15 de marzo en su propio domicilio en Zalatitán, municipio de Tonalá.

De acuerdo con información de la Universidad de Guadalajara (UdeG), José de Jesús es estudiante de la Ingeniería en Energía en el Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá) y su hermano aspiraba a la licenciatura en derecho, también de la UdeG.

La institución informó que el caso “se suma a las 16 desapariciones de alumnos que reporta la UdeG desde el 2014. Cinco jóvenes fueron encontrados sin vida, del resto, se desconoce su paradero”.

La familia de José y Abraham habría abandonado su hogar en Tonalá después de que los jóvenes fueron secuestrados.

Un familiar dijo a Grupo Reforma que hombres armados llegaron hasta la puerta de su domicilio ese día, amenazaron con abrir fuego y luego derribaron la puerta para llevarse por la fuerza a los muchachos.

“A toda mi familia me la tumbaron, los hermanos dejaron la escuela, porque también estudiaban, el papá dejó de trabajar, es diabético. Nos derrumbaron”, señaló el familiar a Grupo Reforma.

Manifestación contra la violencia en Jalisco. Foto: Cuartoscuro.

Desaparecen dos hermanos en Tonalá tras problema vehicular

Un problema vehicular terminó en la desaparición de los hermanos José de Jesús Covarrubias Martínez y Abraham Covarrubias Martínez en la colonia Zalatitán del municipio de Tonalá.


 “Mi primo Abraham estaba lavando su camioneta y pasó una camioneta le chocaron se hicieron de palabras y se le dejaron ir a golpes, mis primos no se dejaron, no pudieron los otros y les dijeron que iban a ir por más y que los iban a matar”, declaró un familiar de los hermanos Covarrubias.


El día 15 de marzo a las 6 de la tarde ocurrió el percance fuera de la casa de los jóvenes, la cual está ubicada en la calle Morelos en el número 18 A casi al cruce con Niños Héroes.

Los implicados cumplieron con la amenaza y regresaron por los hermanos Covarrubias Martínez.


“Al poco rato que mi primo se mete vuelve a salir a lavar la camioneta, llegan varios sujetos ya con pistolas armados, apunta no, y en eso se arma una riña se pelean lo tiran dos balazos a mi primo Abraham, los otros corren sueltan las pistolas y mi primo Abraham agarra una de las pistolas y dispara a ellos, todos se van contra mi primo y se mete su casa lesionado y piden la ambulancia, piden ayuda la policía y a la Sedena”, aseguró el familiar.


La misma Comisaría de Seguridad Pública de Tonalá, les indicó a los Paramédicos que se retiraran para no atender a Abraham quien se encontraba herido por arma de fuego. Y además les dio permiso a los implicados para hacer detonaciones a las casas.


 “La policía municipal dice que tienen 10 minutos para rafaguear la casa y empezaron a tumbar el portón, se metieron tres sujetos uno le dispara a Abraham y el otro se agarra golpeando a mis otros primos, lo sacan a la fuerza a dos de ellos (Abraham y José) se los llevan sin saber a qué lugar ni nada y hasta el momento no sabemos nada de ellos”, comentó el familiar.


El Fiscal General del Estado de Jalisco ,Gerardo Octavio Solís Gómez indicó a través de una rueda de prensa que los datos otorgados para la carpeta de investigación fueron incompletos.


 “La denuncia tenía muy pocos datos de tal manera que se inician los protocolos correspondientes, pero posteriormente y derivado de las investigaciones se advierten que la mecánica de los hechos fue diferente dado que al parecer hubo un incidente donde un intercambio de disparos”, declaró.


Sin embargo, ellos dieron toda la información y aun así no han recibido alguna respuesta favorable por parte de la autoridad estatal.


“No Han detenido a nadie hemos dado nombres hemos dado domicilios donde viven los agresores y pues hasta el momento no han hecho nada, todos negativos dicen que todo negativo que ocupan más pruebas”, añadió un familiar de los hermanos Martínez.


Blanca Trujillo, la Fiscal Especializada en personas Desaparecidas, detalló que se continúa con las investigaciones para dar con su paradero.


“Para nosotros este par de jóvenes pues sigue en calidad de desaparecidos y seguimos efectuando labores para su búsqueda y localización porque es nuestra obligación, pero también estamos muy avanzados en este asunto pues ya contamos con datos de prueba que pudieran llevar a la identificación de los probables responsables”, dijo Blanca Trujillo.


A decir de su familiar, Abraham iba a cumplir 20 años dos días después de la desaparición, lo describió como un joven de actitud seria, era aspirante a la universidad del CU Tonalá para la licenciatura de derecho, ambos trabajaban en una pizzería eran repartidores. José estaba estudiando la ingeniería en energía y también era músico, tocaba la guitarra en un norteño.

Desaparecen dos hermanos en Tonalá tras problema vehicular (Juan Carlos Munguía)

En la actualidad la casa naranja con el portón negro luce totalmente abandonada, ya que tuvieron que huir del lugar por las amenazas recibidas.

Aún en el lugar se puede apreciar cómo el portón fue golpeado para el ingreso de los causantes de la privación de la libertad de los hermanos de 19 y 21 respectivamente.

Desde el pasado 15 de marzo sus familiares viven con la incertidumbre de saber qué fue lo que ocurrió con los hermanos Covarrubias Martínez, ya que por parte de la Fiscalía del Estado de Jalisco no ha habido respuestas.

Los tres hermanos

El 10 de mayo, el fiscal Gerardo Octavio Solís dio a conocer en conferencia de prensa que los hermanos José Alberto, de 30 años de edad; Luis Ángel, de 33 y Ana Karen, de 24 años, quienes fueron privados de la libertad por un comando de hombres encapuchados y fuertemente armados que portaban siglas del Cártel Jalisco Nueva Generación, fueron hallados sin vida.

Los hombres irrumpieron en el domicilio de los tres jóvenes para llevarlos a la fuerza.

En el lugar se encontraba además un familiar y la novia de una de las víctimas quienes fueron testigos del hecho y alertaron a la policía.

José Alberto era estudiante de la licenciatura de Geografía de la Universidad de Guadalajara (UdeG), mientras que su hermano Luis Ángel se dedicaba a la música y era miembro de la Orquesta de Cámara, mientras que la joven era empleada.

Los familiares dieron que los jóvenes fueron hallados sin vida en un predio del poblado de San Cristóbal de la Barranca en la periferia de la zona conurbada de Guadalajara.

La noticia fue confirmada por el fiscal general quien descartó que se haya tratado de un secuestro pues no hubo llamadas a la familia para pedir rescate.

Aseguró que el secuestro y asesinato de los tres hermanos podría estar relacionado con una agresión contra agentes de la Fiscalía General de la República por parte de un grupo armado, ocurrido el mismo viernes apenas una hora después, en el municipio de Tlaquepaque.

Los elementos circulaban en un vehículo blindado y escoltaban a una persona cuyo domicilio está en la misma calle de la casa en la que vivían los tres hermanos.

“Hay algunas coincidencias que estaremos tomando en consideración en los dos eventos, pues hay media hora de diferencia entre uno y otro y en el caso de los escoltas a quien prestaban el servicio de custodia tiene domicilio a unos metros del domicilio de los jóvenes y otro registrado a una cuadra de donde fue el ataque en Tlaquepaque”, explicó.

Solís dio a conocer que en el lugar del hallazgo de los cuerpos encontraron una manta con un mensaje amenazante por parte de la delincuencia organizada al Gobierno del estado, por lo que las autoridades no descartan que los jóvenes podrían haber sido confundidos con otras personas.

México evitó con 34.554 víctimas en 2020 otro récord consecutivo de violencia después de concluir 2019 como el año más violento de su historia contemporánea, con 34.681 víctimas de asesinato.

Los homicidios dolosos cayeron un 4,6 % en el primer trimestre de este año en comparación con el mismo período de 2020, al pasar de 8.811 casos a 8.399.

Este artículo fue tomado de las agencias Sin embargo y Milenio: https://www.sinembargo.mx/15-05-2021/3976003 https://www.milenio.com/policia/tonala-desaparecen-dos-hermanos-tras-problema-vehicular