Márgara y las dudas. Mujeres en el poder


Libros de ayer y hoy

Seis mujeres ganaron gubernaturas en estos comicios, cinco de la alianza Juntos Haremos Historia. En diputaciones y otros puestos hubo también alto porcentaje de mujeres, 49 por ciento de la votación; pero una es el escándalo en este momento, por su trayectoria no exenta de graves tropiezos.

La burra no era arisca, pero los  antecedentes de la señora Márgara Zavala son varios y cuestionados. Ahora enfrenta acusación de fraude en su diputación federal por el Distrito 10 de la CDMX, señalada por sus opositores por las prácticas opuestas a una campaña democrática, a las falsedades y mentiras urdidas contra Juntos Haremos Historia.

Y lo increíble que un personaje cuestionado ganara con 96 por ciento,  en una extraña  votación  en la que en muchas  casillas en las que se votó, como caso extraordinario, la votación fuera del ¡ciento por ciento!  Y hubo casillas en las que se emitió votación superior al padrón registrado.

Un escritor que incluso ha insultado al presidente de la República como Héctor Aguilar Camín estuvo en una de esas casillas. Todo esto ha trascendido y presagia investigación. La cauda certera sobre un fraude avalado con el silencio por la señora Zavala o irregularidades realizadas por ella misma, se conoce.

Uno es el mutis que guardó en 2006 cuando fue público y notorio que su esposo Felipe Calderón Hinojosa (Fecal) le robó la presidencia a Andrés Manuel López Obrador. Es una prueba  tajante que le permitió disfrutar gratuitamente del presupuesto del pueblo. Después ha  presentado firmas falsas para registrarse como candidata a la presidencia en 2018 y más recientemente en el intento de inscribir a su partido México libre que no alcanzó el registro.

El dinero del presupuesto es adictivo. Los Calderón van tras él.

Fecal ha defendido a su mujer acusando a integrantes de Morena de  violencia de género. Pero a lo largo de los años, el propio ex presidente ha sido señalado por propios y extraños, de utilizar a su cónyuge para provecho propio. ¿Utilizar a la mujer propia es violencia de género o la sociedad lo consiente? De hecho en la pasada contienda presidencial en la que por demagogia, esa si de género, se necesitaba a una mujer, se inscribió a la señora Zavala, pese a las limitaciones de registro que presentó y del  cual se deslindó después.

Entonces se sostuvo que Fecal pretendía regresar a Los Pinos a través de su mujer. Él mismo la estuvo acompañando en la aventura de un partido propio que no alcanzó registro por irregularidades. Ahora se menciona en redes que su intervención fue decisiva para esta votación en el distrito 10, que llevó a un  triunfo cuestionado a la señora.

El uso de los recursos públicos no  ha sido suficiente a los dos personajes. Inhabilitado Fecal para regresar a la silla, su mujer es el trofeo. Esta detentó en esa absurda y no legalizada situación llamada Primera dama, un presupuesto que no le correspondía, con viajes, lujos, gasto público y representaciones dentro y fuera del país. Utilizó esa insultante denominación  para las mujeres del país, sin haber pasado por las urnas. Esta es  la primera vez que Zavala lo ha hecho en más de 20 años de vida política, con los  resultados ya expuestos.

Gran triunfo de mujeres. La paridad de género da seis gobernadoras

La reforma constitucional de junio de 2019, que ratificó la paridad de género (sobre todo en el artículo 4),  se expresó  de manera abundante, en los comicios del  pasado 6 de junio. De once gubernaturas que ganó Juntos Haremos Historia, cinco son para mujeres. Chihuahua también tendrá una gobernadora.

De aquel primer triunfo en Colima, de una gobernadora, Griselda Álvarez (1979-85), ha pasado tiempo, pero el poder estatal en manos femeninas en este momento no es raro. Los yucatecos han  tenido dos gobernadoras, por ejemplo, Tlaxcala, Zacatecas, Puebla, una interina en la CDMX, con la de Sonora que ya está a punto de dejar el poder, serían ocho. Con Claudia Sheinbaum en la CDMX habrá siete mujeres gobernadoras en las 32 entidades del país, que sumadas a las anteriores, serían 15 gobernadoras desde hace 42 años.

No todo fue hacer campaña y cantar para lograr el poder; los comicios actuales fueron muy complejos. Las campañas sucias fueron lo más oscuro del  proceso, las muertes, las eliminaciones absurdas del INE que  le resultaron adversas, por los triunfos que lograron los sustitutos. El caso de Guerrero fue el más escandaloso y terminó en el triunfo de la hija del hombre, Félix Salgado Macedonio, que más quisieron defenestrar feministas y el instituto electoral. Evelyn Salgado, gobernará el estado.

Otra que tuvo  muchos obstáculos fue Layda Sansores. Y por otro lado en sentido contrario, hubo muchos señalamientos contra la triunfadora en Chihuahua Maru Campos, por la vinculación que tuvo con el ex gobernador César Duarte en cuestiones de corrupción.


Teresa de Jesús Gil Gálvez

Teresa Gil, Tere  Gil, Teregil, son los nombres que  suelo usar. No he sido poeta en mi tierra, ni escritora, ni periodista, ni abogada. Son, al fin y al cabo, como decía Monsiváis, atributos que los demás deben reconocer. Prefiero ser agnóstica,  crítica, antiesquemática y comunista. La vida me lo reconoce.