Nicaragua, la que quiso Sandino y a la que le cantó Darío


Libros de Ayer y Hoy

Contradictorio que mientras el rechazo al bloqueo cubano de parte de Estados Unidos haya sido apabullante en la ONU, también  lo sea por otra parte, el rechazo de la política dictatorial de Daniel Ortega en Nicaragua. Dos países, cuyos gobiernos se inscriben en la izquierda. La nueva decisión en la ONU, es un apoyo a la política del gobierno del país caribeño en tanto los que se pronuncian contra el ex guerrillero, es de rechazo.

Yo cubrí para Unomásuno por temporadas, los hechos ya asentados después de la entrada revolucionaria del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en julio de 1979, allá por los años 80. Entrevisté a comandantes, Víctor Tirado entre ellos y a Tomás Borge. Por  ese entonces los comentarios en torno al vicepresidente, el escritor Sergio Ramírez, eran en el sentido de que había que abrir espacios a los centristas en un  entorno de  guerrilleros que habían vivido una larga etapa en la montaña.

Ramírez de hecho de integró poco y actualmente es el crítico más acerbo de los que fueron sus  compañeros y quizá no ha analizado que parte de su fama, (fue premio Cervantes), se debe  a la palestra que le dieron en determinado momento los sandinistas.

Carlos Fernando Chamorro hijo de Violeta, se va al exilio

Entre los que han huido del país nicaragüense está el hijo de la ex presidenta Violeta Chamorro y de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, empresario asesinado por el somocismo, lo que catapultó también el cambio de ese país.

El periodista nicaragüense y yo fuimos jurados del Premio internacional de Periodismo Rey de España en 1990 y convivimos muchos días en  Buenos Aires donde se llevó a cabo al evento. A mi regreso a la capital, el nicaragüense se vino conmigo compartiendo asiento en el viaje. Sus dotes democráticas se manifestaban con críticas  sin desprecio al sandinismo, centradas y respetuosas.

Pocos días antes, yo había viajado hacia Venezuela a otro encuentro y mi compañero de viaje fue Jesús el hijo de Reyes Heroles. Su postura fue completamente diferente, en temas de democracia. Lo hago notar por la diferencia de posiciones de dos hijos de notables.

Ahora Carlos Fernando vuelve al exilio que ya tuvo en otra ocasión, mientras ex comandantes, algunos ex guerrilleros (otros ya han muerto), están en la cárcel.

Las posturas de México y Argentina coinciden en el regreso de sus respectivos embajadores para dirimir la situación, en tanto decenas de países rechazan la política dictatorial y agresiva del ex guerrillero.

Hay que recordar que el líder original de los sandinistas fue Carlos Fonseca Amador, quien fue asesinado antes del triunfo. Tomás Borge le dedicó un libro: Carlos, el amanecer ya no es una tentación (Editorial Nueva Nicaragua 1982) que curiosamente Borge, que tenía ciertos acercamientos con el PRI y era cercano a Carlos Salinas, se lo dedicó a Carlos Sansores padre de la morenista Layda Sansores que ganó la gubernatura de Campeche

Está triste Nicaragua por lo que está pasando

La actual Nicaragua no es el país que soñó Augusto César Sandino para su patria, y rechazaría que uno que se dice sandinista, gobierne el país como lo está haciendo Ortega. Quizá sea ese país la simbólica princesa que Rubén Darío menciona en uno de sus poemas más famosos. Aquí, unos de sus versos:

SONATINA

La princesa está triste, ¿que tendrá la princesa?

Los suspiros se escapan de su boca de fresa

que ha perdido la risa, que ha perdido el color.

Está mudo el teclado de su clave de oro

y en un vaso olvidado, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales

parlanchina la dueña dice cosas banales

y vestido de rojo piruetea el bufón…


Teresa de Jesús Gil Gálvez

Teresa Gil, Tere  Gil, Teregil, son los nombres que  suelo usar. No he sido poeta en mi tierra, ni escritora, ni periodista, ni abogada. Son, al fin y al cabo, como decía Monsiváis, atributos que los demás deben reconocer. Prefiero ser agnóstica,  crítica, antiesquemática y comunista. La vida me lo reconoce.