Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
Fernando García Portada

¿Izquierda Fake?

Al pie de una foto

Cámara al hombro he marchado incontables kilómetros a lo largo de mi vida, la mayor parte de esas largas caminatas, con el puño en alto y entusiasmado he coreado consignas buscando la verdad, hermanado con las luchas sociales que desde hace décadas han reivindicado la libertad, democracia y justicia. ¿Cómo olvidar la represión del régimen de derecha? Los gases lacrimógenos, los garrotazos, las golpizas, aquellos atropellos de policías y granaderos. La persecución política en todos los frentes, aun dentro de algunos medios cipayos del poder empresarial era feroz.

De lo anterior dan cuenta algunas imágenes de mi archivo, como la de hoy, una marcha por la democracia a finales de los años ochenta cuando una ruptura dentro del PRI dio cause a la formación de alternativas políticas en busca de libertad y democracia. El personaje central es Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano tres veces candidato a la presidencia, ex gobernador del Edo de Michoacán, ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México y hoy enemigo a muerte, frenético golpeador del pueblo organizado en el movimiento nacional por la democracia llamado la 4a Transformación.

El ingeniero Cárdenas otrora “líder moral” de la política, pese a su experiencia (o quizá por eso) sigue siendo el gran experto, el mero mero maromero de lo peor de la política nacional junto a nuestro entrañable dandi socialite Porfirio Muños Ledo también experto en machincuepas, berrinches y chantajes como modus vivendi, vitalicio bufón del circo mediático.

El Ing. Cárdenas Solórzano aparece en portada de la Revista Proceso en su edición de 6 de febrero de este 2022. México en un tobogán de deterioro es el encabezado de la publicación ya caída en desgracia. La fotografía es por demás elocuente, él en primer plano y al fondo el severo busto de su padre, en una inútil comparación para transmitirle respetabilidad al cachorro octogenario, al siervo de la reacción.

El ingeniero también autor del recién publicado libro Por una democracia progresista. Debatir el presente para un mejor futuro editado por Penguin Random House se enfoca en denostar el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador enumerando en la breve entrevista los mismos puntos y con el mismo discurso de la oposición más retrograda incubada por los empresarios más corruptos de la historia del país. ¿Casualidad o nado sincronizado?

Después de leer la propaganda disfrazada de entrevista recuerdo que muy convenientemente el “líder moral” renunció a seguir luchando después del fraude electoral de 1988, sí el señorito nos dejó colgados de la brocha (Yo fui activista político en el Estado de Morelos) El pueblo organizado mayormente de manera espontánea fue abandonado a su suerte mientras Cuauhtémoc Cárdenas salía como siempre en góndola y la represalias en todo el país dejaban contar cientos de asesinatos por la salvaje represión política comandada por Carlos Salinas de Gortari el “duende maldito” desde la presidencia usurpada.

En este recién estrenado 2022 “Perfidio” Muños Ledo nos repite esa misma dosis de alta traición augurando el desplome ipso facto del primer gobierno elegido por un mayoritario voto popular pues ya no le permiten seguir mamando de la ubre de los dineros públicos, claro el coñac importado y los restaurantes con categoría de 5 estrellas de la guía gastronómica Michelin son altamente adictivos y no queremos que don Porfis enferme por algún síndrome de abstinencia.

Es evidente la falta de autocrítica, honestidad, congruencia, decencia y demás virtudes que deberían gobernar la vida de quienes se dicen gente de izquierda y yo que he luchado desde la base social, la escuela, el barrio, el campo para sacar nuestro país del ignominioso pasado colonial, tengo que decir que estoy harto de esta falsa Izquierda, de esas nocivas conductas de algunos elementos tóxicos infiltrados en la estructura de un sistema político electorero y anquilosado, de una democracia todavía simulada por quienes no aceptan la nueva democracia participativa.

La inmundicia también salpica increíblemente desde personas tan encumbradas como el “periodista” Jesús Ramírez Cuevas vocero del actual gobierno de la Republica quien afirma con respecto a los abominables y muy recientes asesinatos de 4 periodistas en lo que va del año aquí, en el país que no se permitirá la impunidad  y luego respecto al asesinato de Roberto Toledo periodista  del portal Monitor Michoacán en un twit escribe que de acuerdo a las investigaciones el C. Roberto Toledo se desempeñaba como auxiliar de un despacho de abogados y no como periodista, condenamos este crimen.

Al parecer el vocero de la presidencia tiene criterios muy personales y obtusos para quitar o asignar nombramientos ignorando hipócritamente una realidad de pobreza, de precariedad laboral en la que se vive en esta profesión, hecho que nos obliga a diversificar la búsqueda de recursos económicos  para alimentar nuestras familias, y como si eso fuese motivo para denostar el quehacer del periodista asesinado, es tan execrable la opinión del sr. Ramírez Cuevas como la de otros políticos de la derecha que de la misma manera descalifican al reportero, fotógrafo, youtubero, videasta o escritor de a pie o medios independientes, es decir los que no tienen la fama ni el dinero que da el embute, la televisión o las editoriales a ocho columnas de los medios a modo del poder.

El también periodista Jesús Lemus autor del libro Los Malditos en Sin Censura media con Vicente Serrano dice que Ramírez Cuevas muy mal intencionado, revictimiza al periodista caído en cumplimiento del deber, al despojarlo después de que fue despojado de su vida, de su calidad de periodista de manera oficial, tratando con esto de evitar que se le acumulen los comunicadores caídos… Al compañero Roberto Toledo le fallo también el mecanismo de protección a periodistas a quien había solicitado ayuda.

La metástasis de estulticia, así como la infiltración de personajes ajenos a los ideales humanitarios en la médula de los partidos políticos y por lo tanto de los gobiernos es tan grave que ya toca los eslabones más débiles de la sociedad. En mi caso particular después de denunciar sin éxito y por años ante la autoridad correspondiente la venta de bebidas alcohólicas adulteradas a menores de edad en vía pública (asociado a la venta de drogas) en el contexto de mi colonia, un barrio, con altos índices de marginación, abandono institucional y violencia nos encontramos con una red de corrupción que involucra algunas autoridades de diversos niveles, vecinos miembros de los comités de participación ciudadana y pseudo líderes que protegen, son el blindaje de comerciantes inescrupulosos que intoxican impunemente a los jóvenes de una ciudad en donde supuestamente están prohibidos los expendios de micheladas (bebidas alcohólicas) en vía pública.

En reunión del Gabinete de seguridad de mi colonia he expuesto esta red de corrupción en la que está implicado un entre otros el director de Participación Ciudadana del Gobierno de la Ciudad de México en Miguel Hidalgo recibiendo amenazas de muerte y agresiones de algunos de los involucrados.

La añeja corrupción, criminalidad sempiterna y pobreza además de la traición a los ciudadanos por falsos miembros de la izquierda en mi alcaldía Miguel Hidalgo supongo es muy similar en muchos otros lugares de la ciudad ¿serían algunas de estas razones de la derrota electoral para Morena en la Ciudad de México? A la fecha el funcionario relacionado con mafias locales y parapetado en el escritorio de una dirección errática que reparte las ayudas sociales como si salieran de sus bolsillos y no del erario también viaja en góndola, despacha y cobra sus jugosos emolumentos como si fuera un hombre ejemplar.

He solicitada audiencia desde el pasado mes de noviembre a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum Pardo para tratar este penoso asunto, obviamente sigo esperando el sueño de los justos, es cierto que la jefa de Gobierno no es niñera de funcionarios mendaces y corruptos, pero sí responsable de los actos de su administración.

Como aquel personaje de un cuento de Mario Benedetti en el libro La muerte y otras sorpresas ¿esperare con serenidad y autosuficiencia a que las amenazas de muerte en mi contra sean materializadas? No lo sé, pero lo cierto es que mi convicción porque los señores en las estructuras de poder cebados generosamente con dinero del Estado deben estar al servicio del pueblo y como lo demanda el pueblo “mandar obedeciendo”. Aunque ciertas sectas políticas poderosas se crean intocables como la del llamado “monje negro” en Morena misma que arropa a mi agresor, deben saber que nadie debe estar sobre la ley como bien lo ha demandado el presidente de la República.

No pretenderé auto consolarme con la peregrina idea de que algunos políticos que se dicen de izquierda son unos farsantes, pero muchos de las derechas están peor, sigo pensando lo mismo que aprendí de los estudiantes reprimidos y asesinados en 1968, por los que por vez primera marché siguiendo su ejemplo un dos de octubre de 1986 “Seamos realistas pidamos lo imposible”.

Nuestra razonado participación política y ciudadana debe ser un caudal de honestidad que nutra las luchas populares hoy encabezadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador para quitarle la máscara a los fascistas infiltrados en la izquierda y desterrar de una buena vez la hipocresía de arribistas, chapulines y falsos conversos.  

Fernando García Álvarez

Nací enamorado de la luz y desde muy joven decidí ser artesano de sus reflejos. He sido aprendiz y alumno de generosos mentores que me llevaron al mundo de las artes y la comunicación. Así he publicado mis fotografías y letras en diversos foros y medios nacionales e internacionales desde hace varias décadas. El compromiso adquirido a través de la conciencia social me ha llevado a la docencia.

Colaborador desde el 10 de diciembre de 2021.

febrero 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28