Periodismo libre y comprometido

Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca
Roberto Fuentes Vivar Portada Ok

Televisa y la generación abusada. Libertad de expresión eliminó el miedo

Diario Ejecutivo

Una de las consecuencias de la actual libertad de expresión que se vive en México y el mundo, es que las personas agraviadas han perdido el miedo de denunciar públicamente a quienes abusaron de ellas.

Algunos escándalos ocasionados por este tipo de acusaciones (repito, producto de la libertad de expresión) reflejan que niños y jóvenes que fueron ídolos de las grandes masas, pertenecieron a una generación en la cual, atrás de los estudios de Televisa, se cometían toda clase de atropellos sexuales, mantenidos en el silencio durante dos o tres décadas y por lo tanto en la total impunidad, propiciada por el miedo y la complicidad.

En esa especie de cloaca se desarrollaron las historias de grupos icónicos mexicanos infantiles, como Timbiriche; o juveniles como Garibaldi, Magneto o Menudo (éste último portorriqueño, pero sus integrantes también han denunciado abusos) y se narraron episodios que merecen estar en la historia mediática de México.

En la trama se encuentran también muchos actores y actrices que protagonizaron telenovelas estelares de la empresa de los Azcárraga y que recientemente han sido denunciados por vejaciones.

A continuación, algunos de los escándalos sexuales que se han denunciado en los últimos tres años y en los cuales están involucrados altos funcionarios de la televisora que mantiene el liderazgo en el sector del entretenimiento y que está en contra de que los derechos de las audiencias se garanticen en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Timbiriche

El más reciente de los escándalos se destapó el pasado ocho de marzo, pues con motivo del día internacional de la Mujer, Sasha Sokol, quien fue integrante del grupo infantil Timbiriche (la versión mexicana de Parchís que había tenido un éxito inusitado en España) denunció que el productor de Televisa, Luis de Llano, había abusado de ella cuando era menor de edad.

“Desde los 14 años quise creer que fui responsable de lo que pasó. Hoy comprendo que mi única responsabilidad fue guardar silencio”, dijo la cantante.

Magneto

El cantante y actor Mauricio Martínez, anunció que actuará legalmente contra el productor de Televisa Antonio Berumen por haber abusado de él. Concretamente señaló que lo acosó sexualmente cuando acudió a su oficina para solicitar una oportunidad laboral. Berumen también fue representante de bandas como Magneto y Mercurio. Otro cantante, Jesús Falcón, exintegrante del grupo M5, dijo que Berumen cometió acoso sexual en su contra.

Parra

El actor de Televisa (y posteriormente de Tv Azteca), Héctor Parra, ex pareja de Ginny Hoffman, fue acusado y detenido por presunto abuso sexual en contra de su hija, Alexa Parra, quien denunció en 2020 que su padre tenía conductas inapropiadas con ella. Tras ocho meses de estar en presión preventiva, el actor fue acusado, a finales del año pasado, de manera oficial por parte de la Fiscalía de la Ciudad de México de presuntamente abusar a su hija menor cuando era una niña.

Garibaldi

Ricardo Crespo, actor de Televisa y ex integrante del Grupo Garibaldi, fue detenido el año pasado por el delito de abuso a su hija de apenas 14 años de edad. El 15 de febrero elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México cumplimentaron una orden de aprehensión contra el actor por su presunta responsabilidad en el delito de violación en agravio a su hija, Valentina Crespo. Ella contó que le costó mucho hablar y que aún sigue reponiéndose emocionalmente.

Peña

El actor Eduardo Ojeda fue acusado por la actriz Daniela Berriel (de Tv Azteca) de haber abusado sexualmente de ella, en Acapulco, en marzo de 2020, aprovechando su estado de ebriedad. En la violación habría participado también el actor Gonzalo Peña. Ojeda fue detenido y posteriormente liberado, mientras que Gonzalo Peña fue retirado del elenco de la Telenovela “Qué le pasa a mi familia”, por la “grave acusación”, según un comunicado de Televisa. La acrtiz Berriel dijo el año pasado que trabajaría en una telenovela llamada “Un día para vivir”.

Bautista

El cantante de Televisa Mario Bautista, habría estado involucrado al menos en un caso de abuso sexual, pues varios testimonios de jóvenes aseguraban que había usado su influencia para llevar a menores de edad a Acapulco. Fue declarado non grato en Televisa, pero no por los casos de posible abuso sexual, sino por haber dado una entrevista a la competencia. Una joven narró que la invitó a su casa de Acapulco para grabar un video, pero no había tal video, sino una fiesta en la que les ofrecieron drogas y alcohol, además que se les presionó para realizar actividades sexuales.

Souza

La actriz Karla Souza denunció públicamente que fue violada por un productor de Televisa. Souza no mencionó el nombre de su violador. Sin embargo, la empresa de Azcárraga informó que tras las acusaciones de la actriz rompía toda relación con el director de cine Gustavo Loza, productor de la serie “40 y 20”.

Uno de los casos que antecede a los mencionados en párrafos anteriores, fue el del cantante Kalimba quien hace más de una década fue acusado de violación por una joven que tenía 17 años en el momento del hecho. El cantante fue sometido a un proceso penal, y pasó algunos días en la cárcel, pero fue exonerado de los cargos.

Incluso el periodista Jorge Carbajal, según publicaciones de la farándula, dice tener documentos sobre un catálogo de Televisa para ofrecer cantantes y actrices (hombres y mujeres) de Televisa para prostituirse (“prosticatálogo”, le llama). Y asegura que “Fernando Colunga, Eduardo Yáñez y Ernesto Laguardia obtuvieron la fama en Televisa gracias a favores sexuales que Ernesto Alonso les solicitó; un caso muy similar ocurre con Salma Hayek, Thalía, Adela Noriega y Nailea Norvind, siendo Valentín Pimstein quien las lanzó al estrellato”.

Si es verdad el entrecomillado del párrafo anterior (sacado de un portal llamado La Verdad que tienen sus oficinas en Quintana Roo) o no, lo real es que esos acosos y violaciones se mantuvieron en el silencio, hasta que llegó a México una verdadera libertad de expresión y a muchas víctimas se les quitó el miedo.

Dice el filósofo del metro: Detrás de las cámaras, el sexo no se mira.

Roberto Fuentes Vivar

Columnista y periodista fundador del UnoMásUno y la Jornada. Estudió Periodismo en la reconocida escuela Carlos Septién García y cursó la Licenciatura en Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Actualmente es periodista independiente, conocido como “El Filósofo del Metro”.

Colaborador desde el 6 de marzo de 2022.