Periodismo libre e independiente
miércoles 28, septiembre 2022
O A X A C A Clima de Hoy
Luis Alberto Portada

Camino Real de Tierra Adentro

La Suave Patria

*Iba de la capital novohispana hasta Santa Fe.
*Está en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.
*Fue una de las rutas más antiguas del México colonial.
*Por él transitó arte, religión y desarrollo cultural.
*Fue la ruta más prolífica y del intercambio más diverso.

El Camino Real de Tierra Adentro comprende cinco sitios inscritos en la lista del Patrimonio Mundial y otro medio centenar más situados a lo largo de mil 400 de los dos mil 600 km de la larga ruta que parte del norte de México y llega hasta Santa Fe, Nuevo México, en los Estados Unidos.

Este camino también es reconocido como el “Camino de la Plata”, ya que fue utilizado entre los siglos XVI y XIX para transportar ese metal extraído de las minas de Zacatecas, Guanajuato y San Luis Potosí, así como el mercurio importado de Europa.

Restos de una antigua hacienda minera en Mineral de Pozos, Guanajuato.

Aunque su origen y utilización están vinculados a la minería, el Camino Real de Tierra Adentro propició también el establecimiento de vínculos sociales, culturales y religiosos entre la cultura hispánica y las culturas amerindias.

A pie, en carreta o en recua de mulas, la fe viajó a lo largo y ancho del Camino Real de Tierra Adentro, muchas veces “colgada” del pecho de los religiosos.

Lo hacían con el fin de evangelizar a los naturales de los diversos territorios transportando pequeñas imágenes marianas, efigies conocidas como “vírgenes de conquista”, cuyos cultos, en algunos casos, aún se celebran en numerosas regiones.

Puente de Ojuelos de Jalisco.

Es por eso que en este camino se celebran las tradiciones religiosas como una manifestación de la riqueza cultural originada por este itinerario que cumple una década de su inclusión en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realiza una serie de charlas que abordan su importancia y valor histórico.

A través de INAH tv, el historiador Christian Medina López Velarde, del Centro INAH Aguascalientes, destacó la importancia de las “vírgenes de conquista”, efigies de pequeñas dimensiones que eran transportadas por los clérigos facilitando su traslado a regiones inhóspitas y difíciles de acceder.

Un ejemplo es la Virgen de San Juan de los Lagos, que marcó un hito para esta región porque, gracias al movimiento que esa vía tenía, varias esculturas con estas particularidades están presentes en diversos templos.

Destacó otras tallas religiosas como la de Nuestra Señora de la Encarnación, en Encarnación de Díaz, en Jalisco; Nuestra Señora de El Pueblito de San Marcos, y la “Preladita”, que es una figura de la Virgen de Guadalupe, ambas en Zacatecas.

Esta ruta fue una monumental ruta comercial de 2,560 kilómetros de longitud que iba desde la Ciudad de México hasta la ciudad de Santa Fe, Nuevo México, EE. UU. de forma activa desde mediados del siglo XVI hasta el siglo XIX. En su período histórico fue la mayor ruta comercial terrestre del mundo.

La ruta comienza en Ciudad de México y al actual Estado de México, Hidalgo, Querétaro, Guanajuato, Jalisco, San Luis Potosí, Aguascalientes, Zacatecas, Durango y Chihuahua, en el país de México, y a los actuales estados de Texas y Nuevo México en Estados Unidos.

Los procesos que se desarrollaron durante tres siglos legaron un patrimonio cultural de gran valor que incluye archivos, obras de arte religioso y civil, manifestaciones musicales y festividades, cultura gastronómica y tradiciones orales.

El nombre se presta a discusión o confusión, puesto que durante el virreinato de Nueva España se llamaba “Camino Real” a todos los caminos transitables en carreta, los cuales existía en un número importante en todo el virreinato. De igual forma, se llamaba “Tierra Adentro” a los territorios poco explorados, en particular hacia el norte del virreinato, razón por la cual se llamó primero a Querétaro, y después a Saltillo “La Puerta de Tierra Adentro”.

Por este motivo, históricamente hubo varios “Caminos Reales de Tierra Adentro”. Además del camino hacia Santa Fe, otro camino destacado es el que conducía hacia Texas. El “Camino Real de Tierra Adentro”, que conducía a Nuevo México, al parecer adoptó su nombre en Estados Unidos para tener una protección legal.

La UNESCO ha reconocido a este camino en la Lista Indicativa Mexicana en noviembre de 2001, agregó este recorrido como Patrimonio de la Humanidad, junto a otros 24 nuevos sitios de varios países del mundo, también orgullosos de sus antiguos caminos, tanto o más que el que atravesó México hace siglos y siglos.

Luis Alberto Adrián García Aguirre

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, en donde estudió dos licenciaturas: Periodismo y Comunicación Colectiva (1968-72) y Relaciones Internacionales (1973-77). De 1995 a 2002, colaboró con Reporteros Sin Fronteras (RSF) de París y el Comité de Protección a Periodistas (CPJ) de Nueva York. En los años 2000 y 2015, obtuvo el Premio Nacional de Periodismo.

Colaborador desde el 5 de febrero de 2020.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.