Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
José Aristimuño Portada

En las elecciones de medio término, las mujeres jugaran un papel clave

Análisis Político

Votar  por  el  Partido  Demócrata  para  lograr  consolidar una ley federal que reconozca y regule el derecho de la mujer a la interrupción legal y segura del embarazo, es un objetivo vital en las próximas elecciones de medio término del 8 de noviembre de 2022. No solo es un deber de las mujeres  sino del 70 % de los ciudadanos Estadounidenses que apoyamos las libertades individuales.

La intención Republicana de prohibir y criminalizar la interrupción legal y segura del embarazo durante las primeras quince semanas, incluso cuando es producto de una violación o ante la presencia de malformaciones o el riesgo inminente de muerte de la madre, es una reversión de derechos sin precedentes vestida de argumentos religiosos y ultraconservadores.  Es lo que han hecho precisamente los magistrados conservadores el pasado 24 de junio cuando la Corte Suprema decidió derogar la histórica sentencia de «Roe vs. Wade» y volver polvo y cenizas el derecho federal a la interrupción legal y segura del embarazo.

Si lo permitimos -así lo han dicho los jueces Breyer, Sotomayor y Kagan-, una mujer tendrá que dar a luz al hijo de su violador, sin importar que al hacerlo condene su propia vida.  O una niña será obligada a tener un hijo del incesto, o una mujer podrá morir durante la gestación o parto sin opción ante la imposición de normas en los estados bajo mandato republicano.

El conservadurismo extremo nos está llevando por un camino peligroso que debemos detener en las elecciones del 8 de noviembre. Los republicanos no solo pretenden criminalizar la interrupción legal y segura del embarazo, incluso plantean prohibir la contracepción; es decir, criminalizar los métodos de prevención del embarazo (como las píldoras anticonceptivas). Cabe mencionar que estas propuestas ultraconservadoras incluyen la prohibición del matrimonio homosexual e incluso las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo.

No al retroceso

La lucha de la mujer por sus derechos es de larga data al igual que la lucha por la igualdad de géneros. Una vez más las mujeres se juegan la libertad y su derecho a no ser obligadas a cumplir la voluntad del Estado en contra de su intimidad y al uso que hacen de su cuerpo. En términos de derechos civiles la propuesta republicana es un retroceso que les quita libertades y calidad de vida.

Según Amnistía Internacional «el acceso a un aborto seguro constituye un derecho que debería poseer toda mujer, niña o persona que pueda quedar embarazada, su supresión provoca la violación de múltiples derechos como a la salud, a la intimidad, a la autonomía o a no sufrir ni violencia, ni discriminación».

EEUU  ha sido ejemplo de una democracia moderna que respeta el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo. Somos una nación que reconoce la diversidad de los seres humanos, pero los republicanos pretenden distraernos de este punto invocando temas como la inflación, que se sabe que es consecuencia de factores como la crisis del covid-19 y la guerra en Ucrania. Aun así el gobierno de J. Biden ya ha creado 9 millones de empleos y la gasolina sigue a la baja.

A pesar de la oposición Republicana a la agenda progresista, seguimos creciendo y recuperándonos de la debacle heredada de la anterior Administración. Lo más importante en estas Midterm Elections es que en el país de la libertad y la diversidad de culturas y géneros no deje a 36 millones de mujeres en edad reproductiva sin el derecho a decidir sobre su embarazo. Sabemos que obligar a una mujer a continuar con un embarazo o a buscar un método de aborto inseguro constituye una violación a sus derechos humanos.

La propuesta del Partido Demócrata es clara: proteger los derechos de la mujer. Nuestra postura ya está expresada como hecho con la Orden Ejecutiva del 8 de julio para proteger el acceso al aborto y a métodos anticonceptivos.

En palabras del Presidente Biden «La forma más rápida de restaurar Roe seria aprobar una ley Nacional, el desafío es salir y votar ¡Por el amor de Dios, hay una elección en noviembre! Vote Vote Vote Vote ¡Vote! nosotros nos encargaremos de hacer que el Congreso restaure las protecciones de Roe como ley federal.

José Aristimuño

Estratega Político, Empresario, Conferencista y Fundador de la Consultora Now Strategies. Ha destacado en los medios de comunicación más importantes de EEUU, como una de las principales voces en Marketing Político. Su importante participación en el análisis crítico sobre los problemas que afectan a los latinos en los Estados Unidos de América, lo han hecho merecedor de un lugar en los 40 Jóvenes más importantes en el ámbito Político Americano.

Colaborador desde el 13 de mayo de 2022.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.
agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031