Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
Tere Gil Portada 2022

Yaquis. Atender a pobres, indígenas o no

Libros de ayer y hoy

La yaqui, es la etnia que inventó una guerra para sobrevivir, pero la guerra está latente en otros sectores. La celebración de El Día Internacional de los Pueblos Indígenas el 9 de agosto, debe ser una advertencia para fijar los ojos en millones de pobres y miserables de nuestro país y los países que celebran ese día, que no son indígenas y equiparar las luchas a favor de éstos con las que se dedican a los representantes de pueblos originarios.

Esos sectores que no tienen una definición específica son parte sensible que merece mayor atención, porque de ahí están surgiendo graves problemas sociales. Pese a que México se acerca de los 130 millones de habitantes, las zonas indígenas tienen alrededor de 12 millones de habitantes, pero son parte del acontecer cotidiano y de la lucha de sectores externos que los tienen como objeto de su actividad.

Con más de 60 millones de pobres, algunos en pobreza extrema que se fueron integrando a la par que crecía la riqueza en algunos sectores, las zonas indígenas son parte de alguna manera de esos millones, pero no siempre porque algunos viven en zonas ricas en recursos y se dedican a actividades prioritarias para este momento que vive el país.

La mayoría de los pobres que no son de zonas indígenas, y que en esas cifras integrarían más de 50 millones, está dispersa y es motivo aislado de los defensores de derechos humanos, de organismos sociales y en parte del gobierno. A esos sectores no indígenas les han alcanzado las derramas sociales en este gobierno, pero normalmente la atención se centra en indígenas. Este es un sector muy codiciado políticamente por organismos.

Los Yaqui, etnia organizada en ocho pueblos que aportan al país

La historia señala que cuando los yaqui tuvieron su primer encuentro en 1533 con el hijo de Nuño de Guzmán, la situación fue muy tensa. Décadas y siglos después esa primera impresión quedó sellada con una guerra entre indios y oficiales que llevó a la de perder a los primeros. Expulsados de sus entornos legítimos en el norte, fueron asesinados, humillados y despojados de sus tierras, por gobiernos que se acentuaron en la época porfirista.

En la historia particular de Sonora están los nombres que más agredieron a los yaquis en complicidad con el gobierno federal y fueron también los que ajusticiaron al gran guerrero José María Leyva Pérez, el indio Cajeme. En el momento actual, dispersos en cinco municipios de Sonora, los yaqui aportan al país.

Viven en 8 pueblos comunitarios con sus propias formas de organización de gobierno, económica, social y religiosa. Cócorit, Bácum. Torím, Vícam, Pótam, Rahun Huirivis y Belen, son esas comunidades que han sido centro algunas de ellas, de visitas presidenciales, Lázaro Cárdenas con un mensaje de apoyo y dotación de tierras en 1937 y recientemente Andrés Manuel López Obrador para ratificar esos apoyos.

Con sus propios gobiernos definen sus actividades agrícolas, ganaderas y de pesca. Siembran maíz, trigo, cártamo, soya y alfalfa, tan importantes para el país en este momento. Con orgullo hablan de sus zonas serranas cercanas al famoso cerro El Bacatete, agrícolas con amplia extensión en el Valle del Yaqui o de su pesca en el Mar de Cortés.

Los Yaqui, los de la voz fuerte, siguen en su guerra cotidiana

Si alguna etnia ha sido mentada, esa es la yaqui. La respuesta ha sido como la definición de su idioma de “personas que hablan fuerte”. Habla que es parte de esa gran derivación del náhuatl con su lengua cahita con pocos riesgos en ese caso, como dicen los lingüistas.

Es el Yuto-náhuatl que tanto mencionó indirectamente en su Vocabulario Sonorense, hoy muy renovado, Horacio Sobarzo. Hay importantes estudios de ese idioma, uno de los 68 que tiene México más revisados, sobre todo por doctores en lengua de la Universidad de Sonora como Zarina Estrada Fernández (Yaqui de Sonora, versión electrónica 2009) y Albert Álvarez y de la UNAM Lilian Guerrero.

El Instituto Sonorense de Cultura también ha abordado la lengua yaqui, pero sobre todo sus famosos cantos que fueron objeto de aporte el pasado marzo en la Ciudad de Hermosillo. Concluyo esta vez con un retazo del poema Te quiero del poeta yaqui Santos García Wikit:

TE QUIERO
Es tan difícil quererte
y sin embargo te quiero.
A todas partes te llevo
y te veo en las estrellas,
en las olas y en el cielo.
Eres el viento, la lluvia
 y hasta el agua que yo bebo.
Es tan difícil quererte
y sin embargo te quiero.

Teresa de Jesús Gil Gálvez

En la UNAM hice estudios de maestría en Ciencias Penales. En medios sonorenses  trabajé desde la adolescencia y en julio de 1972  salí en un tren hacia  la gran capital, donde he trabajado en importantes medios, con breves retiros al mundo, entre ellos una corresponsalía en España. He publicado nueve libros. Me han dado premios pero no suelo promoverlos. Prefiero que digan: ¡Qué buen  libro publicó Teresa Gil! ¡Qué buena columna escribió hoy la Teregil!

Colaboradora desde el 22 de diciembre de 2014.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.
agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031