Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
Roberto Fuentes Vivar Portada Ok

Lo confieso: Soy Totalmente Metro

Diario Ejecutivo

Yo no soy Totalmente Palacio, soy Totalmente Metro.

Los Totalmente Palacio nunca se han subido al Metro… Por lo menos en México. Quizá si lo hayan hecho en Londres, París o Nueva York.

Los Totalmente Metro lo usamos cotidianamente y a veces hasta cuatro veces en un mismo día.

Los Totalmente Palacio aborrecen a los Totalmente Metro, porque piensan que no son iguales por su condición social.

Los Totalmente Metro somos todos iguales, a pesar de pertenecer a diversas clases sociales.

Los Totalmente Palacio van en su coche a hacer ejercicio en el gimnasio.

Los Totalmente Metro hacemos ejercicio en el Metro para llegar a las estaciones.

Los Totalmente Palacio usan caros perfumes para no oler como los demás (a veces un Totalmente Palacio se sube al metro y todos tienen que absorber su aroma).

Los Totalmente Metro olemos a seres humanos (es cierto: algunos tienen fragancias naturales más penetrantes).

Los Totalmente Palacio usan su automóvil para todo. Por eso, tan solo en el área metropolitana de la ciudad de México hay casi 250 accidentes de tránsito diariamente, con más de un muerto de manera cotidiana. Ellos atropellan a peatones (muchos de ellos Totalmente Metro) y cada año hay 250 muertes por atropellamiento. La mitad de los atropelladores se dan a la fuga (como el caso  del Totalmente Palacio que embistió a un tamalero el 24 de diciembre pasado).

Los Totalmente Metro tenemos que cuidarnos de los Totalmente Palacio cuando salimos del metro y andamos en las calles, porque se pasan los altos, invaden los carriles y hasta hablan por teléfono cuando van manejando.

Los Totalmente Palacio se dedican a hacer burlas del metro de la ciudad de México, como si se tratara de viajes riesgosos, tras el accidente del día 7 de enero.

Los Totalmente Metro lo seguimos utilizando no solo por necesidad, sino también por seguridad en muchos casos.

Los Totalmente Palacio utilizaron la muerte de la joven estudiante de la Facultad de Artes y Diseño perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México para iniciar una campaña en contra de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Los Totalmente Metro lamentamos su fallecimiento porque era uno de nosotros, con ideales, con esperanzas, con ilusiones, humanista y un futuro por delante. Se fue uno de nosotros.

Los Totalmente Palacio se sienten dueños de los demás, porque así lo creen sus principios, resguardados en los egos que no caben en  sus fines.

Los Totalmente Metros solo somos dueños de nosotros mismos, de nuestros corazones y nuestros suelos.

Los Totalmente Palacio hablan del accidente del metro de la ciudad de México como un hecho insólito, único en el mundo, ocurrido por lo que consideran la mala administración de una gobernante.

Los Totalmente Metro sabemos que hay accidentes en todos los transportes subterráneos (y no tanto) del mundo.

Los Totalmente Palacio niegan la posibilidad de un atentado en los hechos atípicos ocurridos en días recientes en el metro.

Los Totalmente Metro sabemos de qué son capaces los allegados a Fernando Espino Arévalo para conservar sus canonjías y las de los 15 familiares del líder del sindicato priista del Sistema de Transporte Colectivo.

Los Totalmente Palacio nunca se han subido al Metro, pero hoy nos quieren robar la voz como si fueran usuarios.

Los Totalmente Metro lo seguimos usando, con sus fallas, con sus apretujones, con sus olores a veces no tan agradables, porque sabemos que nos lleva y nos trae.

Los Totalmente Palacio, parecen merolicos del metro, pero no para vender un producto (como una promoción una propaganda), sino para exponer la ideología del prócer de Palacio (Alberto Bailleres) dueño también del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Los Totalmente Metro guardamos silencio. El Metro nos ha enseñado a escuchar, no a juzgar.

Dice el filósofo del metro: aquí adentro todos somos metro.

Roberto Fuentes Vivar

Columnista y periodista fundador del UnoMásUno y la Jornada. Estudió Periodismo en la reconocida escuela Carlos Septién García y cursó la Licenciatura en Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Actualmente es periodista independiente, conocido como “El Filósofo del Metro”.

Colaborador desde el 6 de marzo de 2022.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.
enero 2023
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031