Alerta Ssa sobre presencia de cólera en zonas de lluvia; hay casos aislados


José Ángel Córdova Villalobos, secretario de Salud federal, manifestó su preocupación y alertó sobre la posible presencia de cólera, principalmente en las zonas afectadas por las lluvias.

Dijo que se está investigando si existe la presencia del vibrón colérico, agente causante del cólera en el agua que se consume. “Es una preocupación que se ha transmitido a las Comisiones Estatales para la Protección contra Riesgos Sanitarios a que vigilen la calidad de agua y el nivel de cloración”, informó.

Porque, reconoció, esa es otra de las epidemias que puede aparecer.

Dijo que sólo se han detectado casos aislados y sólo un caso un caso en Sinaloa, que no fue grave y tampoco hubo repercusiones.

También, comentó, se detectó un brote de influenza estacional en las Islas Marías, el cual se atiende a través de la vigilancia epidemiológica y de la vacunación.

Córdova Villalobos dijo que todas las que son enfermedades infectocontagiosas se pueden extender cuando las condiciones meteorológicas empeoran, “amén de los daños naturales inmediatos que producen como las muertes por ahogamientos, etcétera”.

Explicó que el cólera no está erradicado en ninguna parte del mundo y se puede presentar en cualquier momento y en cualquier parte, de ahí la importancia de estar vigilando. Por fortuna, afirmó, el caso que se encontró en México no corresponde al vibrón malo del cólera, que no produjo repercusión.

El funcionario dijo que este tipo de situaciones lo que demanda es una mayor una vigilancia no sólo en la enfermedad o en los pacientes que se presentan con diarrea, sino también en el drenaje y en el agua para el consumo humano.

Indicó que las brigadas epidemiológicas están en las zonas donde más se requieren, y ahora se han ido desplazando en el norte de Veracruz.

El cólera es un microorganismo (son bichos que vive en el aire y en la tierra ) llamado vibrión colérico que viaja por aguas no potables y que en la persona provoca diarreras y pérdida de líquido al cuerpo.

La última epidemia del cólera en México fue a finales de 1991, cuando en ese entonces el Secretario de Salud, Jesús Kumate informaba del registro de 3217 casos de cólera y tres muertos en un lapso de 50 días, así como de un número indeterminado de personas que padecían brotes diarreicos.