Las críticas contra el PVEM en Oaxaca no tienen calidad moral, aseguran


OAXACA, OAX., julio 13.- “Hafid Alonso no tiene calidad moral para abanderar ningún movimiento en el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) de Oaxaca”, afirmó Iliana Juárez Flores, secretaria de Asuntos de la Juventud del instituto político.

En defensa del dirigente estatal, Rogelio Enríquez Palma, la lideresa de las “juventudes verdes” dijo que “es evidente que Hafid actúa bajo las órdenes de alguien con intereses muy fuertes y deseos de apoderarse del Partido Verde en Oaxaca con miras a las próximas elecciones federales”.

Refirió que su impugnador fue secretario de la ex dirigente del PVEM, Ana Luisa Zorrilla, quien se benefició en todas las elecciones e, incluso, lo llevo consigo cuando fue Síndico Hacendario y aprobó el uso de recursos del priista José Antonio Hernández Fraguas.

“Hafid ha sido gris, mediocre, sin aportaciones en el Verde y mucho menos ambientalista”, acusó Iliana Juárez.

Es una vergüenza para el partido, pues incluso está siendo procesado penalmente por violencia intrafamiliar y otros delitos en un juzgado penal del centro, y está en libertad bajo fianza tras haber sido denunciado por su ex esposa por haberla golpeado salvajemente, agregó.

Por prestarse a hacer un show para desacreditar públicamente y dividir al PVEM, siguiendo esquemas que están operando en el PRI para tratar de pulverizarnos, debe darse trámite a la solicitud de expulsión que estamos presentando los auténticos verdes, subrayó.

Por su parte, el dirigente impugnado del PVEM, Enríquez Palma, dijo que “toda queja que haya en el Verde se tramitara legalmente”.

En un comunicado de prensa, manifestó que tiene la certeza de que su elección “es acorde con la reglas del Partido Verde y que al margen de cualquier interés ajeno al partido que pretenda desestabilizarlos o dividirlos, los verdes de oaxaca se mantendrán fuertes y unidos”.

Asimismo, aclaró que “a la queja de los inconformes con mi elección como líder estatal, se le ha dado trámite conforme a derecho. No caeremos en provocaciones”.

Dijo que dirigente del PVEM en Oaxaca “mi deber es convocarlos a la civilidad y a no asumir posturas belicosas ni espectáculos mediáticos que no van con el perfil de los verdes ni en Oaxaca ni en el país”.

Puntualizó: “Somos un partido propositivo, no tomacalles ni violento. Quienes así se comporten es evidente que no comparten la ideología de los verdes. nte cualquier queja daremos el trámite que nuestros estatutos marcan y serán las instancias nacionales las que decidan lo correspondiente en los plazos y términos legales”.