Graves las amenazas, agresiones y violaciones a DH de defensores, comunicadores y ciudadanos en Oaxaca


OAXACA, OAX., diciembre 12.- Para las organizaciones no gubernamentales, la situación de los Derechos Humanos en Oaxaca es grave ante las agresiones, amenazas y situaciones que enfrentan los ciudadanos, defensores y comunicadores, señaló, Marcos Arturo Leyva Madrid, coordinador de la Organización para una Educación Alternativa (Educa).

El activista, lamentó la creciente violencia hacia los derechos individuales de la ciudadanía y de los defensores de derechos humanos.

El balance en el tema de Derechos Humanos es que hace falta una verdadera política pública para garantizarla libre determinación de los pueblos y garantías para quienes tienen como misión observar y defender los derechos.

“Los ataques vienen porque representan los ojos y la boca de la sociedad, se vuelven el objetivo para los caciques, gobiernos locales, estatales y federales y ahora de empresas transnacionales”, apuntó.

Reveló que hasta el momento han documentado cerca de 120 agresiones en contra de Defensores de Derechos Humanos en el Estado, en regiones como la Costa, Istmo de Tehuantepec y Valle Central, de los cuales ninguno se ha esclarecido.

“El actual gobierno ha tenido claros oscuros en materia de Derechos Humanos, al no garantizar el desempeño de los defensores y de la propia ciudadanía, al criminalizar la protesta social”, enfatizó.

Leyva Madrid subrayó que las inercias y grupos de poder se mantienen como práctica común en Oaxaca, a tres años de la alternancia. “No se ha avanzado como se pensaba o quisiéramos pero hay más claro oscuros en este Gobierno estatal”, externó.

El ex consejero electoral, afirmó sigue pendiente la transición de Comisión a Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

En tanto, Yesica Sánchez Maya de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, consideró que la situación del Estado en materia de Derechos Humanos es particularmente preocupante.

Oaxaca se coloca en primera posición a nivel nacional en cuanto a ataques a personas defensoras, con una particular vulnerabilidad de las mujeres defensoras y periodistas, detalló.

Las agresiones más frecuentes han sido agresiones físicas, allanamientos a casas y oficinas, intimidaciones, amenazas de muerte, asesinato, robo, detenciones arbitrarias, campañas de difamación y hostigamiento, relató.

Explicó que las violaciones a los derechos de los pueblos indígenas se relacionan con la planeación y ejecución de mega-proyectos de desarrollo.