#Oaxaca: porrazos y “billetazos” de la sucesión

CRÓNICAS DE LA ÍNSULA

Los porrazos se agudizan en la medida que avanzan los días dentro de la ya muy avanzada disputa por la sucesión de gobernador en Oaxaca. En las últimas dos semanas se dieron varias colisiones como en un mano a mano.

MURAT LLEVA MANO

Y sólo es en el PRI donde menudean los aspirantes hasta por docena. No obstante, desde principios de este año fue establecido quién es el bueno; quién tiene el apoyo del centro: el vástago del Atila de Ixtepec, José Nelson Murat Casab.

Este grupo político fue provisto de posiciones importantes, tanto por su manejo de masas como por los recursos que administra. Entre éstas, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) a cuyo frente pusieron al connotado operador priista, ex usilista y ahora de nuevo muratista Jorge Toledo Luis.

JORGE TOLEDO, CAÑERÍAS

Jorge Toledo, personaje de las cañerías políticas, se dio a notar con la característica propia de su prepotente actuar, cuando organizó el encuentro del vástago afortunado en la población de Collantes, Pinotepa Nacional, con los negros de esa región de la Costa, muchos de los cuales declararon que nunca supieron que se trataba de un acto proselitista.

Ciertamente, no es la alta capacidad lo que distingue al promotor priista delegado de CDI, pero por el énfasis que pusieron él y otro (conocidos por sus actos de deslealtad) en que ese encuentro saliera mal, da la impresión que juegan doble: a hacer como que apoyan a quien los provee, para beneficiar con esas “fallas” a otro (s).

Jorge Toledo, además, junto con otros conocidos muratistas como otro vástago afortunado, el hijo del notario Jorge “Ratón” Zárate, Jorge Armando Zárate Medina, actual delegado de Oportunidades de Sedesol en Oaxaca (hoy Prospera), se han apropiado del Sistema Nacional Cruzada Contra el Hambre, debidamente permitido por el delegado de Sedesol, José Antonio Aguilar San Sebastián.

LAS MANIOBRAS DEL PRI

En la región más grande de Oaxaca, el Istmo de Tehuantepec, Toledo colocó a su subordinada Sandra Lucía Hernández Dehesa, quien antes que llevar los apoyos contra el hambre, privilegia la formación de Comités Comunitarios con gente de filiación priista, de acuerdo con las declaraciones de “becarios” de ese programa que por negarse a estas maniobras son despedidos.
(ver http://www.revistaenmarcha.com.mx/reportaje/1473-cruzada-contra-el-hambre-mata-de-hambre-a-sus-empleados.html)

También es delegada federal una destacada mujer en ese clan, Sofía Castro Ríos, en Sedatu, aunque la joya de la corona para evitar cualquier sorpresa fue la imposición de Héctor Anuar Maffud Maffud al frente del PRI estatal, subordinado de Murat.

En torno a esto hay otro detalle que indicó por dónde iba la línea. En marzo de este año, cuando estaba por designarse al dirigente estatal del PRI en Oaxaca uno de los más activos aspirantes a ese cargo, Francisco Ángel Villarreal, viajó a la Ciudad de México para defender su legítima aspiración, pero ahí su alto mando le señaló quién era el bueno. Pidió, entonces, hablar con éste y habida cuenta de los acontecimientos aceptó sumarse de inmediato, tanto que fue designado nada menos que delegado del Infonavit en Oaxaca. Alejandro Murat Hinojosa es director nacional de ese instituto.

GURRIÓN Y HÉCTOR PABLO

Sin embargo, como aún no se acaba este proceso, otros aspirantes priistas a ese cargo se mueven con enjundia al grito de que “del plato a la boca se cae la sopa”, entre ellos el diputado juchiteco Samuel Gurrión Matías y Héctor Pablo Ramírez Puga-Leyva (HP).

Al primero, después de una exhibida tendenciosa en el portal Reporte Índigo, ya le preparan una mazmorra a su hermano Daniel, ex presidente municipal de Juchitán, quien dejó millonarias cuentas sin comprobar.

Puga Leyva, director nacional de Liconsa, recibió la semana pasada planas completas de medios del DF, Jornada y Reforma, entre ellos, donde un desprestigiado personaje de la farándula política de Oaxaca, Benjamín Rojas Bolaños, lo acusó de sostener una red de corrupción en esa entidad adscrita a Sedesol.

Rojas era gerente de Liconsa en Guanajuato, cargo en el que, por cierto, lo puso Ramírez Puga. ¿Se disgustaron? Rojas dijo a La Jornada (seguro lleno de envidia): “Detecté un fraude por más de 15 millones de pesos y desviaciones graves en el Programa de Adquisición de Leche Nacional”. Pero todos sabemos que HP no haría eso, ¿verdad?

VILLACAÑA, SUTIL ASPIRANTE

También en estos días un sutil aspirante, Javier Villacaña Jiménez, presidente municipal de Oaxaca de Juárez, recibió una embestida que no puede soslayarse.

Toda vez que sus promotores sostienen que él sería el bueno en caso de que Alejandro, por su escasa ascendencia en el estado de Oaxaca, finalmente no convenciera al alto mando del centro federal.

Huestes del mercenario Frente Popular Revolucionario (FPR) llegaron frente a palacio municipal de Oaxaca a protestar y agredieron a la policía municipal, dejando cuatro policías heridos; los uniformados por más que quisieron evitar lastimar a los del Frente lesionaron a dos.

PRD AL MURATISTA CAROL ALTAMIRANO

De última hora tenemos la imposición a porrazos y “billetazos” de uno de los más muratistas de los perredistas: Carol Antonio Altamirano Toledo. Golpe sólido a Jesús Romero López, quien con su grupo encabezaba a los Consejeros que fueron mayoría en el anterior proceso interno de su partido.

Esta recientísima maniobra —cuya autoría se adjudica al omnipresente Jorge Castillo, manejador de la bolsa de Cué para el ramo corrupción— le pega sobre todo al Senador aliancista (PRD-PAN-PT) Benjamín Robles Montoya, quien se perfilaba a controlar la presidencia del PRD con su muchacho “Chucho” Romero rumbo a la candidatura por ese partido a gobernador.

De la pasada elección ejemplar, pacífica y ordenada del PRD organizada por primera vez por el INE, quedó sólo un lindo recuerdo.

GOLPE A BENJAMÍN ROBLES

En lo dicho, los golpes están a la orden del día, y seguirán cada vez más macizos. Por lo pronto, alguien ganó triple contra sencillo, con 153 delegados del PRD Carol-Castillo-Murat ante apenas 50 de “Chucho” Romero y Benjamín Robles en la elección de presidente estatal de ese partido de ex izquierda.

La explicación para esta voltereta en la decisión de los delegados pueden ser esos 50 mil pesos o más que se dice les regalaron para votar por el ex priista Carol y el impresentable Hugo Jarquín.

Finalmente, puede suceder aquello de que alguien perdiendo gane, pues hoy por hoy la franquicia del PRD es la más barata que hay, ante su agudo desprestigio por sus escandalosos nexos con el crimen organizado, sobre todo en Guerrero, donde 43 desaparecidos serán su estigma mucho tiempo, por los perredistas que gobernaban tanto el municipio de Iguala como el gobierno de ese estado.

Pero algo interesante de este proceso de sucesión en Oaxaca es que quizá las maniobras y maquinaciones de siempre ya no sean suficientes, quizá ahora haga falta algo más complejo… si es que no deciden jugar más sucio que nunca.

www.revistaenmarcha.com.mx
lc.blas@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *