Chofer de autobús de Tlacochahuaya mata a motociclista en la Oaxaca-Tlacolula


OAXACA, OAX., noviembre 26.- El chofer de un autobús del transporte urbano, propiedad del Ayuntamiento de Tlacochahuaya, ocasionó la tarde de este miércoles la muerte de un motociclista sobre la carretera federal 190 Oaxaca-Istmo.

Y es que el imprudente conductor se incorporó a la carretera en la desviación a Tlacochahuaya, sin fijarse que pasaba el motociclista y éste se impactó contra la puerta del camión.

Celedonio Zárate Cortés, de 50 años de edad, se desnucó y murió en el acto, a pesar de que portaba el casco de motociclista, mientras el chofer dejó abandonada la unidad de motor y huyó.

Los hechos ocurrieron a las 15:30 horas de este miércoles. Celedonio regresaba a su domicilio que se localiza en la Avenida Lázaro Cárdenas número 1,368 de la Colonia Solidaridad, después de realizar cobros a sus clientes en la población de Tlacolula de Matamoros.

Manejaba una motocicleta Honda, tipo cargo, color rojo, con placas de circulación del Estado de Oaxaca, pero al llegar al kilómetro 21 de la carretera federal 190 Oaxaca-Istmo, en el crucero de la población de Tlacochahuaya, por la velocidad con que conducía no pudo esquivar el camión del servicio urbano de la empresa Transporte Municipal de Tlacochahuaya, con número económico 01, que se le atravesó en el camino, por la imprudencia de incorporarse a la carretera sin ver.

No pudo detener su marcha y rebotó contra la puerta del camión quedando tirado a la orilla de la carretera y la motocicleta destrozada.

El conductor del autobús que llevaba pasajeros avanzó unos metros y detuvo la marcha de la unidad de motor para darse a la fuga. Los pasajeros también bajaron y siguieron su camino.

Un conductor solidario que pasaba por el lugar pidió ayuda y llegaron paramédicos de la Cruz Roja de Tlacolula, pero Celedonio Zárate Cortés ya estaba muerto.

Posteriormente arribó el Agente del Ministerio Público para realizar las diligencias de ley. El cuerpo fue llevado al panteón municipal de Tlacolula para realizarle la necropsia de ley, en espera de que sus familiares lo reclamen.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *