La gente, decidida a terminar con la burla de los que buscan el poder por interés personal: JMR


+ El Candidato del PAN a Diputado federal por el décimo Distrito, Juan Mendoza Reyes, dice que “la política es una herramienta de servicio, una tarea noble, que debe dignificarse para buscar el bien común”

Mendoza-Juan-En-Pluma-Hidalgo-24.04.15-bol-(1)SANTA MARÍA Magdalena, Pluma Hidalgo, Oaxaca, abril 24.- “No hay guerra sucia que ponga en riesgo el cambio de rumbo en el décimo Distrito; la gente  está decidida a terminar de una vez por todas con la injusticia, el menosprecio y la burla que han hecho de ellos personas que sólo buscan poder para satisfacer intereses personales”.

Así lo manifestó el candidato del PAN a la Diputación federal, Juan Mendoza Reyes, durante su encuentro con vecinos de este lugar, ante  quienes comprometió su decisión de abanderar una lucha urgente por retomar el rumbo del país, hoy sumido en una preocupante crisis económica, política y social.

Estableció que el compromiso de Acción Nacional para transformar a México, de la mano con los ciudadanos, se refleja en nuestra propuesta política y recurrimos al diálogo abierto con la gente para consultarles y conocer sus necesidades y propuestas que contribuyan a nuestra tarea.

Mendoza Reyes sostuvo que “la política es una herramienta de servicio, una tarea noble, que debe dignificarse y cuyo objetivo primordial debe ser la búsqueda del bien común”.

Por ello, puntualizó, no podemos caer en lo que tanto rechaza ya la sociedad: la demagogia, la utilización de la gente y la descalificación; México no aguanta más, advirtió.

“El país merece la responsabilidad de todos, pero en especial de la clase política; en México urge reconciliación, diálogo y unidad; México y Oaxaca urgen paz; la sociedad pide propuestas, no ofensas; respuestas no chismes, debate no ataque, ya estuvo suave”, manifestó.

Mendoza-Juan-En-Pluma-Hidalgo-24.04.15-bol-(2)Por ello, reiteró su decisión de continuar caminando los municipios que conforman el décimo Distrito electoral federal, con la única oferta que deben promover los decididos a rescatar la confianza ciudadana: asumir la responsabilidad de corresponder al voto con hecho tangibles y real beneficio social.

“Escuchar a la sociedad es un deber para el servidor público, atender lo que por derecho les corresponde es obligación”, subrayó el abanderado panista.