Respetar a quienes no quieran vivir como hijos de Dios, pide el Arzobispo


+ “En un mundo desordenado nos vamos perdiendo de tantas cosas”, lamenta Pedro Vásquez Villalobos

OAXACA, OAX., enero 12.- Porque no estamos viviendo como hijos de Dios, hay tanto desorden en el mundo, hemos ido perdiendo esa grandeza, nos vamos perdiendo de tantas cosas, queremos ser dizque un país poderoso, donde se permita hacer de todo.

El Arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos, hizo esta afirmación, en la homilía de la misa dominical de las 12 horas en el templo de Catedral; señaló que algo está pasando en nuestra sociedad, hemos ido perdiendo la conciencia de que somos hijos de Dios y discípulos de nuestro Señor.       

A los asistentes a la misa, les dijo: usted y yo tenemos que ser ese fermento en la comunidad, si otros no quieren vivir como hijos de Dios, habrá que respetarlos.

Recordó el Arzobispo que ayer domingo se inició la vida pública de Jesucristo, con el bautismo de nuestro Señor en el Jordán; llamó a pensar que un día sucedió lo mismo en nosotros, el día que fuimos bautizados.      

Descendió el espíritu santo sobre cada uno de nosotros y comenzamos a ser ese día templos vivos del espíritu santo; vamos preguntándonos ¿deveras nos estamos comportando como hijos amados de Dios, agradecidos y cumpliendo su voluntad?  

El bautismo es para vivirlo todos los días, no para vivirlo el día que nos bautizamos, es vivir en santidad, en  gracia, los hijos de Dios tenemos que vivir en santidad, afirmó el Arzobispo.

Dijo que todo  bautizado tiene que vivir como bautizado, tiene que dar testimonio donde quiera que se pare que es hijo de Dios y una persona de fe, no somos hijos de Dios, solo en el templo, también en la iglesia doméstica que es la familia; el comportamiento tiene que ser digno de gracia, de santidad, no llevar una doble vida.     

El sacerdote tiene que ser sacerdotal, dentro y fuera del templo; todo cristiano de fe se encuentra con Dios en la persona de cada uno de sus seres queridos, de sus compañeros de trabajo, señaló el Arzobispo.   

Agradeció la presencia de personas que acuden domingo a domingo a la misa dominical en Catedral, y a los que están de visita en Oaxaca, les deseó feliz retorno y sin novedad a sus hogares.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *