Negociación por Cienfuegos, ‘boomerang’ para el gobierno de AMLO: Anabel Hernández


+ Se manda un mensaje de impunidad y se trataría de un regalo de Donald Trump a López Obrador por NO haber reconocido como presidente electo a Joe Biden, considera la periodista mexicana

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 18 de 2020.- La periodista Anabel Hernández indicó que se encuentra investigando qué fue lo que sucedió en días previos antes de que se diera el anuncio del retiro de cargos contra Salvador Cienfuegos en Estados Unidos, pero por lo pronto se manda un mensaje de impunidad que podría resultar en un ‘boomerang‘ para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y se trataría de un regalo de Donald Trump a AMLO por no haber reconocido como presidente electo a Joe Biden.

“Se trata de un asunto sumamente grave para el sistema de justicia americano, sin duda alguna en los próximos días veremos análisis muy cruentos sobre esta intromisión de Donald Trump a través de William Barr para que se presionara a la Corte del Distrito Este de Nueva York y prácticamente obligarlos a desestimar los cargos contra el general, son cargos por narcotráfico, por haber recibido millonarios sobornos del cártel H-2, vinculado al cártel de los Beltrán Leyva, de acuerdo con los documentos de la Corte de Nueva York, a través de diversos años, no diez días, no un mes, a través de diversos años el gobierno americano pudo documentar miles de conversaciones, de mensajes, a través del sistema Blackberry, entre el entonces secretario de la Defensa con un líder de la organización criminal llamada H-2″, expuso este miércoles en la mesa de análisis de Aristegui en vivo.

De acuerdo con documentos, apuntó, incluso tienen conversaciones grabadas entre Salvador Cienfuegos e integrantes de esta organización criminal (H-2), donde Cienfuegos de su propia voz está narrando cómo había tenido otras experiencias trabajando para otro cártel.

“Donald Trump al parecer y todo indica que es una manera de agradecer al presidente López Obrador que no se haya manifestado en felicitar al presidente electo Joe Biden”, comentó.

“Estas negociaciones no empezaron ayer… quien piense que Trump le está haciendo un favor a México o incluso le está haciendo un favor al presidente López Obrador me parece un gran error… quien le haya sugerido al presidente López Obrador atravesar el gobierno de México para defender de un modo u otro a Cienfuegos en EU no es su amigo porque a diferencia de Trump que puede hacer que William Barr presionara a la fiscalía, en México el presidente López Obrador, de acuerdo a la nueva Constitución, no tiene ni una sola influencia en la Fiscalía, de él no depende”.

“El señor Ebrard no puede decir que Cienfuegos vendrá y será juzgado por el gobierno de México porque no depende de ellos. La FGR no solo no tenía conocimiento de la investigación, era fundamental la investigación contra el general para desmantelar una red de corrupción”, expuso.

“No le hace ningún favor el presidente porque la FGR no tenía ninguna investigación en puerta, no tenía absolutamente nada, aunque había elementos contra Cienfuegos desde el 2010, ahora que no nos digan que apenas van a abrir la carpeta”, agregó.

Por todo esto, “mientras tanto, el mensaje que se está dando de impunidad, de que si se presiona un poco al presidente se pueden obtener libertades, se pueden hacer favores”, en referencia a la posible presión que hubo desde las fuerzas armadas para interceder por el general detenido en EU el mes pasado.

“Ahora el presidente López Obrador tiene el balón en su cancha, cuando veamos que no ocurre nada, ahora Andrés Manuel no pasará en los tiempos recientes como el presidente que dejó fugarse a Ovidio Guzmán“, sino que también será el presidente que le abrió la puerta para que saliera libre Cienfuegos.

Hernández reveló que “en los últimos 30 días desde que fue detenido Cienfuegos en Los Ángeles se habían obtenido más pruebas contundentes sobre el involucramiento” que tuvo con el referido cártel.

Pero como se trata de un acuerdo político, donde se le permite a Cienfuegos regresar a México, apuntó que cuando cambie el gobierno de Trump, la Corte podría reabrir el expediente.

“Yo sí siento que el tema de esta actuación del gobierno de México es un boomerang para el propio gobierno de AMLO”, aseveró.

Además, en la FGR, encargada de la investigación en México, trabajan funcionarios vinculados con el ex secretario Genaro García Luna y “son grupos afines” con el ex secretario de la Defensa.

“Ojalá me equivoque pero cuántos días pasarán para que aglutinen una carpeta decente para que pidan a un juez una orden de detención… la promesa de pensar que Cienfuegos puede ser procesado en México es una promesa muy difícil de cumplir y más con las características de la FGR”, sostuvo.

Hernández añadió que el fiscal general de la Corte del Distrito Este de NY que dio seguimiento a estos cargos contra Cienfuegos es Richard Donoghue, quien fue cambiado hace unas pocas semanas por Seth Ducharme, quien es el fiscal suplente, muy cercano a Barr, y es este quien presenta y firma esta solicitud para que se desestimaran los cargos contra el general.

En el documento donde se solicita la desestimación de cargos, ninguno de los fiscales que están en la acusación contra Cienfuegos firma el documento, sino que el único que firma es Seth Ducharme, “como diciendo tómate tú la responsabilidad”, por eso la jueza le pide una explicación.

“Es un tema político, por desgracia no es un tema de justicia”, acotó.

Además, consideró que en México nos “desgarramos las vestiduras” como si los militares fueran “buenos muchachos”, pese a que “tenemos toneladas de información de cómo los militares, antes, durante y después de Salvador Cienfuegos han estado negociando con los narcotraficantes”.

“Lo sustantivo, lo importante es que hasta ahora el gobierno de México no ha podido llamar a cuentas a estos criminales, no somos capaces y es escandaloso que un gobierno aún sabiendo que no es capaz, permita que un militar regrese a México como si nada… es más prudente y urgente señalar todo lo que no se ha hecho en México, eso es lo que lleva a que sea en EU donde se procesan casos como el del Chapo y García Luna, porque México no fue capaz“, finalizó.

Por su parte, Gabriel Reyes Orona aclaró que lo que ha estado haciendo la autoridad americana es simplemente retirar con reserva esta acusación, de manera que conserva en todo tiempo la capacidad de presentarlo nuevamente, aunque ya sin detenido.

Cienfuegos se irá custodiado y se le va a liberar en México, “esto opera como una deportación en la cual en México no existe ningún tipo de proceso, aquí lo que hay es quizá la apertura de una carpeta de investigación”, detalló.

“En EU entregaron pruebas, no el expediente sellado, entregan algunas pruebas sin que se pueda saber si estas son las sólidas”, mencionó.

Por lo que “lejos de quedar bien paradas o ser plausible la actuación de las autoridades mexicanas me parece lamentable porque pone en tela de juicio la actuación de las fuerzas castrenses”, dijo en referencia a la presión que hubo sobre el gobierno de AMLO para que intercediera por el general.

En las negociaciones, afirmó que “tratan de privilegiar que se mantenga el status quo de las agencias norteamericanas en México, para que sigan actuando como han venido actuando”, pues como documentan medios como The Washington Post se les pudo haber restringido su operación luego de no haber informado de la investigación contra Cienfuegos que comenzó desde 2019 y llevó a su detención en octubre pasado.

“Esta es una fórmula y un procedimiento inaceptable que seguramente se revertirá contra el país, lo que está en la mesa son los términos y condiciones que las agencias norteamericanas han impuesto al gobierno mexicano”, subrayó.

“Es inaceptable llevar a cabo una negociación, nada bueno se va a cosechar de lo que hoy está sucediendo”, opinó Reyes Orona.

Por su parte, Alfredo Figueroa cuestionó cómo es posible que haya habido una aprehensión en EU y no fue advertido el gobierno de México.

“¿A partir de qué proceso de discusión y de intereses se toma una determinación como esta (detenerlo sin avisar)?”, preguntó y apuntó que eso causó un malestar de tal tamaño en el Ejército que ha hecho que el presidente haya ordenado a Marcelo Ebrard esta operación.

“¿Hasta dónde influyen las fuerzas armadas para una acción de esta naturaleza?… Efectivamente el presidente de la República y el canciller Ebrard y el fiscal han actuado en términos de no admitir por lo menos en este caso que se nos dé un trato sin explicaciones”, destacó.

“Evidentemente es un hecho que proviene de un reclamo del gobierno mexicano, lo que se puso sobre la mesa evidentemente es la cooperación de las agencias norteamericanas, que cooperan con el Ejército y la Marina”, señaló.

Pero hasta ahora “no hay un desagravio, no hemos llegado a la verdad de los hechos, y esta negociación unilateral corresponde a un proceso de negociación”.

Sin embargo, dijo Figueroa, la fiscalía se encuentra lejos de un proceso de transformación que dé garantías plenas de una investigación contra el general y hay pocas esperanzas de que en México se procese su caso.

De sorpresa en sorpresa

Al respecto, en entrevista previa, César Gutiérrez Priego, abogado especialista en derecho militar, expuso que en el caso Cienfuegos hemos ido de sorpresa en sorpresa.

“En unos meses lo podríamos ver hasta exonerado”, opinó.

Y es que desde su punto de vista, “esas pruebas que se iban a presentar en Nueva York es muy poco probable que se puedan ofrecer ante un juzgado en México para señalar las imputaciones”.

Por ejemplo, “¿cómo vas a demostrar que un juez autorizó que la DEA realizara grabaciones?”, comentó en referencia a las supuestas conversaciones de Cienfuegos con miembros del cártel H-2.

PROMETE AMLO QUE NO HABRÁ IMPUNIDAD PARA EL GENERAL CIENFUEGOS

AMLO promete que no habrá impunidad para el general Cienfuegos

uego de que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos retirara los cargos contra el general Salvador Cienfuegos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador prometió que no habrá impunidad en del caso y agradeció al gobierno estadounidense por dejarlo en manos de la Fiscalía General de la República (FGR).

El mandatario aseguró que la FGR se comprometió a continuar con la investigación del ex secretario de la Defensa Nacional durante el gobierno de Enrique Peña Nieto y quien está acusado por los delitos de narcotráfico y lavado de dinero.

De acuerdo con AMLO, no hubo ningún acuerdo “oculto” ni nada a cambio entre ambos gobiernos y fiscalías.

“Miren, no hay nada oculto, nosotros actuamos a partir de principios y lo que se hizo en este caso fue intervenir en materia política, diplomática, para expresar nuestra inconformidad ante un hecho que se presenta y deciden juzgar en Estados Unidos, sin conocimiento de nuestro gobierno”, expresó el Presidente.

“Esto va más allá de lo legal. No quiere decir que no sea legal, pero es que existe un acuerdo de colaboración suscrito años atrás en esta materia, y no se hizo valer. En el caso que nos atañe, fue violado, porque nosotros no teníamos ninguna información”, dijo AMLO sobre el acuerdo con la DEA.

El Presidente dejó en claro que la inminente extradición de Cienfuegos a México “no significa impunidad” como argumentan sus críticos.

“Nosotros no podríamos hacer nada que pusiera en duda nuestra integridad moral, que es lo que estimamos más importante en nuestra vida. Se lleva a cabo este proceso, aquí se va a juzgar, porque ya se abrió una investigación, una autoridad competente y recta de México va a decidir si hay elementos para juzgar al General Cienfuegos o no”.

“Y va a ser con apego a la legalidad, sin influyentismo, que eso ya se terminó. Por eso hablo de una nueva realidad y con apego a la verdad y con cara al pueblo, con transparencia. No hay acuerdos en lo oscurito como era antes”, indicó el mandatario.

Por ese motivo, López Obrador pidió al pueblo tener paciencia y confianza en el fiscal Alejandro Gertz Manero, pues el gobierno ha cambiado y hoy se viven nuevos tiempos.

“Han cambiado las cosas en México, hay cambios. El que se siga pensando de que los procedimientos legales y las autoridades del extranjero son más confiables y mejores que las autoridades de México ya no corresponde a la nueva realidad. No somos más que nadie, pero tampoco somo menos que nadie”.

“Asumamos que son otros tiempos y esperemos. Va a haber oportunidad para ir conociendo todo el proceso como se vaya presentando, pero por qué tenerle confianza a un juez o una jueza, a un Fiscal en Estados Unidos, y no tenerle confianza en esta nueva circunstancia a un juez o una jueza, o a un Fiscal en México. Vamos a que hablen los hechos, vamos a esperar”, indicó el Presidente.

Al final, AMLO agradeció al gobierno de EU por rectificar su decisión al no haber cuidado el proceso y respetar la soberanía de México, pues nuestro país no es una “colonia ni un protectorado” para actuar como lo hicieron.

“No es cualquier cosa, no podemos nosotros permitir sin elementos que se socaven nuestras instituciones fundamentales, además México es un país, que no se olvide, libre, independiente y soberano” sentenció López Obrador.

Esta nota fue tomada de las agencias Aristegui Noticias y Polemón: https://aristeguinoticias.com/1811/mexico/negociacion-por-cienfuegos-un-boomerang-para-el-gobierno-de-amlo-anabel-hernandez/?utm_source=aimtell&utm_medium=push&utm_campaign=campaign-2091