Cierran acceso a turistas en Hierve el Agua, tras casi 20 años de disputa y “desvío de recursos”


+ Adiós al chapuzón de Semana Santa en Hierve el Agua. Pobladores de San Lorenzo Albarradas cierran definitivamente el acceso, hasta que el recurso que se obtenga por la visita de turistas, sea para su comunidad.

San Lorenzo Albarradas, Oax. 24 de marzo de 2021.- La famosas cascadas petrificadas de Hierve el Agua y sus aguas termales, ubicadas a tan sólo 70 kilómetros de la capital oaxaqueña, han sido cerradas para todo el turismo local, nacional y extranjero, anunció esta mañana Heder Salinas Cortés, asesor jurídico del Comisariado de San Lorenzo Albarradas.

Más de 20 años de disputa

La disputa por este sitio turístico prevalece desde hace más de 20 años, entre las comunidades de San Isidro Roaguía y San Lorenzo Albarradas, ambas del municipio San Lorenzo Albarradas.

La problemática resurgió desde 2002, pero fue en 2004 que ocurrió un enfrentamiento entre sus pobladores, dejando a 30 personas lesionadas -dos por arma de fuego, una con arma blanca y el resto con contusiones-, de las cuales 23 fueron detenidas.

En el sexenio de Ulises Ruiz Ortiz (2004-2010) se decidió que la administración del lugar la llevara el gobierno estatal, pero después se entregó a San Isidro Roaguía.

En 2012, Martha Patricia Campos Orozco (ahora ex diputada del PAN), denunció públicamente a  Manuel Pérez Morales (en aquel entonces dirigente del Partido Socialdemócrata de Oaxaca), acusándolo de ser un “luchador social” que ha vivido del pueblo y de la explotación de Hierve el Agua.

En su momento, la diputada reclamó al gobernador del Estado, Gabino Cué Monteagudo, por no hacer nada al respecto. “Que no lo administre San Isidro Roaguia, ni San Lorenzo Albarradas. Que sea el Gobierno del Estado”, sugirió.

Desde 2016 (un año antes de ser gobernador), Alejandro Murat Hinojosa prometió a los pobladores de San Lorenzo Albarradas, regresarles el control: “Cuenten conmigo y si no les cumplo me van a dar cuello’, relatan testimonios.

Pero hasta la fecha y desde hace años, aseguran que Manuel Pérez Morales logró controlar a los pobladores de San Isidro Roaguía, los organizó y a partir de ello tomaron el control del destino turístico, principalmente de su cobro.

Fue así como cada persona que visitaba las cascadas pagaba 25 pesos a San Isidro y, San Lorenzo, para evitar quedar excluido por completo, colocó un retén en el acceso principal hacia Hierve El Agua, donde cobraba 10 pesos por cada persona que ingresara.

Sin embargo, ambas aportaciones no se ven reflejadas en el mejoramiento del sitio turístico. Además el conflicto entre dichas comunidades ha comprometido en varias ocasiones la seguridad de los turistas.

El cierre definitivo

El 23 de marzo del año pasado, autoridades del municipio de San Lorenzo Albarradas anunciaron el cierre al turismo del espacio recreativo de “Hierve el Agua”, como parte de las medidas sanitarias para prevenir la propagación de la pandemia del Coronavirus entre la población.

Esta mañana, casi exactamente a un año del cierre por pandemia y previa determinación de su asamblea, han decidido cerrar el acceso definitivamente, hasta que “todo el recurso que se gana y entra a Hierve el Agua sea utilizado para San Lorenzo Albarradas”.  El asesor del Comisariado aseguró que lo que buscan es “cortarle los recursos a aquellos políticos que han evitado el desarrollo de las comunidades”.

Además aseguran contar con el certificado parcelario expedido por el Presidente de la República en 1995 (Ernesto Zedillo Ponce de León), donde se les otorga la titularidad de la parcela; así como juicios agrarios donde se reconoce la titularidad de los derechos ejidales y un juicio de amparo, donde se les reconoce la posesión de la parcela.

Los ejidatarios expresaron que durante 14 años, Hierve el Agua ha sido administrado por políticos que sólo se han beneficiado ellos mismos, como es el caso de Manuel Pérez Morales  y Jorge Franco Vargas, con ganancias diarias que ascienden aproximadamente a “dos millones de pesos al día”.

Sin embargo, lamentaron que a pesar de los ingresos que dejaba el turismo a Hierve el Agua, las carreteras de San Lorenzo Albarradas continúen siendo de terracería. Refirieron que estos políticos “sólo le daban 10 o 20 mil pesos a la gente” para que los ayudaran a mantener funcionando sus negocios.

Señalaron que algunos de los servicios básicos que requiere la comunidad y que se podrían solventar con el recurso que se percibe en Hierve el Agua, son “red de agua potable, red de drenaje, carreteras, plantas de tratamiento de aguas residuales y la puesta en marcha de un plan de reforestación”.

“Mapemo” y “El Chuky”

Manuel Pérez Morales conocido por algunos como “Mapemo”, se ha desempeñado como diputado local y dirigente del Partido Social Demócrata (PSD) en la región de la Mixteca de Oaxaca. También fue candidato a la gubernatura de Oaxaca en 2016 por este mismo partido. Actualmente milita en el Partido Redes Progresistas.

Jorge Franco Vargas alias “El Chuky”, ha ocupado importantes cargos tanto de elección popular como partidistas por el Revolucionario Institucional (PRI). Fue diputado federal en las legislaturas LIX y LXI, además de ser legislador suplente en la LVII Legislatura. Fungió como delegado estatal del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en Oaxaca y secretario General de Gobierno durante el sexenio de Ulises Ruiz.