La proponen, la aprueban, la suspenden y la impugnan: Reforma Eléctrica de AMLO


+ En menos de 3 meses, la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha sido aprobada, suspendida e impugnada. Pero si te has perdido la historia de este controversial tema, aquí te damos un resumen con ambas posturas: a favor y en contra.

Ciudad de México. 8 de abril de 2021.- La polémica suscitada en torno a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), ha dejado cancha abierta para la opinión de todo mundo; desde aquellos que la apoyan y la defienden, hasta aquellos que la rechazan rotundamente bajo diversos argumentos (5 para ser exactos).

Expertos, políticos, empresarios y demás ciudadanos, han dado sus puntos de vista con respecto a la Reforma Eléctrica impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Para algunos, es el medio para fortalecer a CFE y mantener una industria eléctrica autosuficiente en el país; para otros es la forma de obligar al Estado a adquirir energía cara, sucia e ineficiente.

Quizá las siglas de esta ley (LIE) se aproximan más al significado de la palabra en inglés “lie” (mentir), porque de todo lo que se dice, resulta difícil saber cuáles son los “verdaderos” motivos que hay detrás de cada argumento, tanto a favor como en contra.

Para comprender un poco la reciente impugnación que Senadores de oposición presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), he aquí un poco de los antecedentes.

La propuesta

De acuerdo a una guía de Forbes para entender la reforma eléctrica de AMLO, los cambios que propone el Poder Ejecutivo son los siguientes:

1. Prioridad para usar la energía de CFE: Que las centrales de CFE despachen primero su energía al sistema eléctrico; y en segundo lugar las de Productores Independientes de Energía.

2. Permisos subordinados a planes del gobierno: Los permisos que se entreguen deberán estar alineados con el Programa Nacional del Sistema Eléctrico Nacional (Prodesen), pues hay una proliferación indiscriminada.

3. Certificados limpios para plantas viejas de CFE: Que las plantas de CFE, como las hidroeléctricas y su central nuclear, puedan emitir Certificados de Energía Limpia para acreditar la generación de luz con fuentes limpias.

4. Adiós a las compras obligadas de CFE en subastas eléctricas: Que no se obligue a contratar cobertura eléctrica exclusivamente con subastas organizadas por el Cenace.

5. Anulación de permisos para autoabasto eléctrico: Evitar que grandes consumidores industriales, puedan generar su propia electricidad e incorporarla a la red de transmisión.

6. Revisión de contratos de CFE con productores privados: Revisar la legalidad y rentabilidad para el gobierno de los contratos de generación y compraventa eléctrica de la empresa estatal suscrita con Productores Independientes de Energía (PIE).

La aprobación

La iniciativa para cambiar la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), fue enviada el 1° de febrero de este año, por el presidente Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados, quienes la aprobaron en lo general el 23 de febrero, con 304 votos a favor, 179 en contra y cuatro abstenciones.

A la semana, el día 02 de marzo, el Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular la iniciativa de reformas a la Ley de la Industria Eléctrica, con 68 votos a favor de Morena, PT y PES; y con 58 votos en contra del PAN, PRI, MC, PRD y el Verde.

La suspensión

El martes 9 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador oficializó la nueva Ley de la Industria Eléctrica,  después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF), entrando en vigor al día siguiente.

Sin embargo el 11 de marzo, 24 horas después de entrar en vigor, el juez de distrito Juan Pablo Gómez Fierro, ordenó la suspensión temporal de la aplicación de la nueva norma,  tras la demanda de amparo interpuesta por dos empresas fotovoltaicas con un permiso de generación: Eoliatec del Pacífico y Parque Solar Orejana.

Para el 19 de marzo, el juez Gómez Fierro suspendió de manera indefinida la Ley impulsada por el Gobierno mexicano de AMLO y, finalmente el 23 de marzo, el juez federal Rodrigo de la Peza López Figueroa, concedió una suspensión definitiva que congela, por tiempo indefinido, la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

Al día siguiente, la suspensión fue dada a conocer por la Secretaría de Energía, encabezada por Rocío Nahle, para dar cumplimiento a la decisión del Juez, en atención a las demandas de amparo presentadas por al menos 30 empresas que quedaban afectadas con el decreto.

No obstante, el juez Gómez Fierro aclaró que la suspensión no solamente se aplica a las empresas energéticas que presentaron amparos contra la reforma, “sino a todos los participantes del mercado eléctrico mayorista”.

La impugnación

Este jueves 8 de abril, Senadores de oposición presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), una acción de inconstitucionalidad en contra del decreto de modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica.

Los legisladores de PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, argumentaron en su escrito cinco ejes por los cuales se violenta la Constitución.

1. “Atenta en contra de derechos humanos limitando el acceso de las personas a derechos a un medio ambiente sano, así como del Acuerdo de París y los instrumentos internacionales en materia de energía limpia y transición energética de los que México es parte”, indicaron los legisladores.

2. El segundo asegura que viola “los principios básicos de legalidad, seguridad jurídica y el de no retroactividad de la ley en perjuicio de persona alguna”.

3. De igual forma, los senadores acusan que atenta en contra del libre mercado en un marco de plena competencia económica, así como de los tratados internacionales.

4. El cuarto eje detalla que la Ley de la Industria Eléctrica “socava la autonomía de la Comisión Reguladora de Energía y del Centro Nacional de Control de Energía”

5. El último punto argumenta que contrapone “al espíritu de lo establecido la reforma constitucional de 2013 en materia de energía y electricidad.

Dada la situación de la reforma eléctrica y los tiempos electorales que vivimos, valdría la pena, por si no se sabe, conocer el significado de la palabra “impugnar”, pues seguramente estará en el encabezado de diversos medios y en los discursos de muchos militantes que no quedaron como candidatos.

“Solicitar la nulidad de una decisión oponiendo razones que demuestren que es injusta o ilegal, o que no ha seguido los trámites reglamentados”. “Rechazar la validez de una idea o afirmación de otra persona mediante razones y argumentos”, son las definiciones que da Oxford.

Este artículo fue realizado con información de las Agencias: Forbes, Milenio, El País y El Economista.