Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
Jorge Meléndez Preciado

Cambios, cambios, cambios

Periodistas Unidos

A los 57 días de la tragedia de la Línea Doce, por fin renunciaron a la señora Florencia Serranía, quien era insostenible hace mucho tiempo, pero alguien la mantenía contra todo.

Algo parecido ocurrió con Irma Eréndira Sandoval, la cual no tiene grandes logros que presumir, aunque sus allegados y leales la colmen de incienso, ante una ciudadanía estupefacta.

Llegan en ambos casos personas con experiencia, aunque no muy famosos. En el Metro estará a la cabeza, Guillermo Calderón, y en la secretaría que debe combatir la corrupción tendremos a Roberto Velasco. Ojalá que hagan las transformaciones de fondo que se necesitan, aunque en el transporte público urge invertir mucho dinero: ¿de dónde saldrá? ¿endeudamiento, préstamo del FMI que tenemos y no hemos utilizado?

Otro al que le cantaron la de “te vas, te vas y no te has ido”, fue a Guillermo García Hernández, que manejaba a 25mil de los llamados Siervos de la Nación. Se especula mucho acerca de su futuro por su cercanía con AMLO, pero no queda desamparado porque va al Senado.

La gestión de García Hernández en apoyo a los adultos mayores fue mala. Dos simples ejemplos: las enormes colas, en pandemia, para que muchos mayores de 65 años se inscribieran en el padrón necesario y las formas de pago en diversos estados.

En Puebla, miles de personas en sillas de rueda, apoyados por sus hijos porque no pueden caminar bien y con carencias graves tienen que hacer colas amplias para recibir bimensualmente su dinero. ¿Por qué no me depositan en una tarjeta? preguntan muchos. “Es qué no hay plásticos suficientes en los bancos”, fue la increíble repuesta de un funcionario.

Ineficacia, inoperancia, molestia de los de la tercera edad y sus familiares, problemas de salud mayores y hasta posibles asaltos al salir de los locales son cuestiones graves que se acumulan, no obstante que el trato de los que atienden a los veteranos, jóvenes en su mayoría, es bueno.

Por fin, luego de que el Senado jamás pudo acatar la orden de la SCJN de que se legalizara el uso de la mariguana (¿no que Ricardo Monreal es un operador magnífico?), los ministros del Supremo tribunal- ocho de 11- acordó que se puede hacer uso de esa yerba libremente.

Habrá límites, como traer sólo 28 gramos, no hacerlo en público ni con menores de edad al lado, pero se podrá cosechar, producir y vender lo mismo la llamada juanita que el cáñamo industrial.

Una buena sentencia de Norma Lucía Piña, no obstante, las limitaciones para algunos que deseaban un mercado más amplio y libre. Vicente Fox estará furioso por las limitaciones, pues ya se había asociado con gringous para el enorme negocio.

Fumar mota es importante para muchos, amén de sus usos terapéuticos tan importantes, recordemos que una familia inicialmente fue la que se amparó por la prohibición, ya que su hijo de unos años necesitaba urgentemente una de las sustancias.

Evoco y mando un gran abrazo a José Agustín, pues yo iba a recoger sus grandiosas y polémicas colaboraciones para el semanario Oposición, del PCM, y mientras las tecleaba a una mano de manera veloz, con un solo dedo, se echaba un churrito y se inspiraba más. El maestro Pepe jamás desbarró en sus textos, impecables, lo que mostraba que sus toquecines eran indispensables.

Grande fue la XLIII Marcha del Orgullo Homosexual, como se llamó la primera y ahora tiene las siglas LBGTTTTI. Fue impresionante a pesar de la pandemia, nos comenta el poeta: Mardonio El Grande. Además, ya no resultó tan mercadotécnica como en otros casos, pero miles exigen cambios de fondo en las leyes.

Es cierto que en 20 de 32 estados ya se pueden casar estas personas con preferencias sexuales diversas y que en algunos de esas entidades hasta pueden registrar a sus hijos, amén que ya tenemos en la legislatura a dos transexuales Salma Luévano y María Clemente. Pero como dice Genaro Lozano en sus colaboraciones de los martes (Reforma), la ley para que sean candidatos en muchos partidos es mera simulación: PAN y otros. Hay que normar mejor las cosas y casos para que no suceda como en el asunto de las “Juanitas”, puro rollo.

En junio de 1979 se llevó a cabo la primera manifestación en México, a una década de la reprimida en Stonewall, Nueva York. En ellas fui de curioso, siendo diputado del PCM, y Mario Rivas, quien murió después de Sida y era miembro del cuarteto Víctor Jara, donde estaba Eugenia León, me exigió que participara y lo hice. Yo, Mauricio Camacho y dos chavas, marchamos en el contingente en apoyo a esa causa. La libertad de otros fortalece la de uno y de la sociedad toda.

La televisión transmitió más de diez horas los reclamos de esta minoría. No fue lo mismo. La calle abre caminos únicos.

Ya hubo reconciliación entre López Obrador con los gobernadores Enrique Alfaro (Jalisco) y Javier Corral (Chihuahua). ¡En buena hora!

Cambios que deben ser de fondo y no cosméticos.

Y habrá más movimientos importantes, sin duda.


Jorge Meléndez Preciado

Periodista de hueso colorado y Director de Periodistas Unidos. Estudió Economía en la UNAM y realizó estudios en la Universidad Patricio Lumumba de Moscú (1969-70). Militó en el Partido Comunista Mexicano (1972-81) y fue diputado federal suplente de Gilberto Rincón Gallardo en 1977. Cuando desapareció el PCM decidió ya no militar en otros partidos. En 1975 impulsó la Unión de Periodistas Democráticos (UPD).

Colaborador desde el 29 de junio de 2021.