Periodismo libre y comprometido

viernes 30, septiembre 2022
O A X A C A Clima de Hoy
Jorge Meléndez Preciado

Rijoso clima político

Periodistas Unidos

Luego de la payasada de Va por México (PAN, PRI y PRD) de ir ante la OEA de Luis Almagro- quien hizo que Jeanine Añez de Bolivia fuera a  prisión y ahora sentencie  la dama golpista  “ya no quiero vivir”- la oposición a la 4T está en contra de que Morena y sus aliados (PT y PVEM) quieran encabezar la Cámara de Diputados pero también la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Y tienen razón, aunque las maneras también cuentan y no es amenazando como se pueden dirimir las luchas políticas, sino abriendo el diálogo y planteando lo elemental: el número de posiciones a cada partido debe ser según los votos obtenidos.

Eso nunca se ha dado en México, ya que vivimos un autoritarismo priista que hacía concesiones para captar a sus enemigos, más que con el deseo de abrir la vida pública.

Y así, recordemos, Porfirio Muñoz Ledo pudo ser presidente de la Cámara de Diputados en 1997 y responder un informe de Ernesto Zedillo, pero antes estuvo en el ambiente priista el suspender el acto. Todo resultó sin mayores dificultades.

Ahora, si bien Morena tiene 198 diputados y con sus aliados, PVEM y PT, llega a 280, el 58 por ciento de los asientos, no le da para querer evitar que la Jucopo la tenga en sus manos otra organización, pero  ya sabemos que no se trata únicamente de poder aprobar leyes o tener un presupuesto a modo- en este caso, con sus votos lo pueden hacer los aliados a López Obrador-, sino manejar comisiones y el reparto de un presupuesto que en esta ocasión será mayor a los ¡ocho mil millones de pesos!

Por un lado, el TEPJF, encabezado por Felipe Fuentes,  acaba de ordenar al Congreso emitir la Ley de Revocación de Mandato en un plazo de 30 días, a partir del primero de septiembre. Y si los legisladores no hacen su tarea respecto a las leyes reglamentarias, el Tribunal instruyó el INE para que pueda elaborar la legislación respectiva.

Así pues, alegar que hay una prioridad de Morena para satisfacer una de las propuestas importantes de Andrés Manuel, queda subsanada.

Por otro lado, hay una mayoría que está porque la presidencia de la Cámara de Diputados sea para Sergio Gutiérrez, de Morena, y que las vicepresidencias y secretarías de la Mesa Directiva, estén en poder  de mujeres.

(Incluso hubo un resolutivo del INE para que cuando menos tres de los suspirantes a las próximas seis  gubernaturas, sean de ellas).

Morena tuvo 40 por ciento de los votos, más 18 entre PT y PVEM, les da 58 por ciento de los sufragios, mientras la oposición logró 42 por ciento.

La ventaja no es muy grande pero si importante para manejar puestos administrativos, apoyos a regiones, ayudas a estados y mucho más. Esto porque no hay un verdadero servicio civil de carrera en las legislaturas, como en todo México. Ello posibilita que el ganador pueda recibir más no sólo en los puestos importantes, sino en el tejido de abajo, oscuro, sin muchas supervisiones.

Y si además, Morena tiene como dirigente de los diputados a un señor Ignacio Mier, quien dijo que el caso de las violaciones de Saúl Huerta, hoy desaforado y en prisión, se hicieron no en su tiempo de legislador, ya sabremos que ante cualquier reclamo muy pronto se vuelve tormenta.

Y en la oposición, mientras en el PAN en el Congreso esté Jorge Romero, un albiazul descalificado hasta por sus compañeros por la cantidad de maquinaciones que realiza, pues la cosa tiende a enredarse más

Para acabarla de arruinar, el decano de los diputados es Augusto Gómez Villanueva, quien cuando dirigente de la CNC mandó agredir a estudiantes y ha sido un priista de lo más ventajoso y ruin.

Y esta forma de legisladores decanos, es una instancia que tiene importancia si hay un desarreglo mayúsculo.

Con todo, lo importante para los nuevos hacedores de malas leyes no son los principios políticos o la ruta de México, sino los dineros que manejarán.

Por lo tanto, yo creo que todo es un zafarrancho más en este México convulso.


Jorge Meléndez Preciado

Periodista de hueso colorado y Director de Periodistas Unidos. Estudió Economía en la UNAM y realizó estudios en la Universidad Patricio Lumumba de Moscú (1969-70). Militó en el Partido Comunista Mexicano (1972-81) y fue diputado federal suplente de Gilberto Rincón Gallardo en 1977. Cuando desapareció el PCM decidió ya no militar en otros partidos. En 1975 impulsó la Unión de Periodistas Democráticos (UPD).

Colaborador desde el 29 de junio de 2021.