Noticias de Oaxaca, México y el Mundo
Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca
domingo 28, noviembre 2021
Fundador: Abundio Núñez Sánchez
Directora: Ivett Núñez Cardoza
Fundador: Abundio Núñez Sánchez

Pirámides mayas descubiertas en 2020

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La Suave Patria

  • Informe del Instituto Nacional de Antropología e Historia.
  • Se hizo público el descubrimiento en la península.
  • Son seis nuevas estructuras piramidales.
  • Relevancia de ámbitos como el arqueológico.

Se han realizado importantes avances, y en el caso de Yucatán, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha informado del hallazgo de varias estructuras piramidales en diversos yacimientos del estado.

Son seis en cinco sitios arqueológicos diferentes: dos de estas estructuras se han descubierto en la zona arqueológica de Chaltún Ha, en el municipio de Izamal, y la principal tiene ocho metros de altura por cien metros de longitud.

Chaltún Ha, Izamal

La segunda estructura en importancia es la encontrada en Kulubá, sitio arqueológico ubicado en el municipio de Tizimín, al este de Yucatán, que tiene cincuenta metros de largo y seis metros de alto.

Las otras cuatro edificaciones son más pequeñas y aún permanecen ocultas en la selva, donde el trabajo de restauración arquitectónica representó una exploración minuciosa e implicó un registro detallado de los elementos arquitectónicos que se van a identificar y devolver esas piedras que se desplomaron en su lugar original.

Así lo ha explicado José Huchim, arqueólogo del INAH, y asimismo, Nahim Alcocer, titular del Campo Arqueológico del INAH, ha informado de que en el interior de algunas de las pirámides descubiertas se han encontrado vestigios de enterramientos que contenían restos humanos, cerámica, armas y varios objetos pertenecientes a la élite maya.

Dentro de algunas pirámides se han encontrado vestigios de enterramientos que contenían restos humanos, cerámica, armas y varios objetos pertenecientes a la élite maya.

En 2018 se dio la posibilidad de abrir al público el sitio de Kulubá después de muchos años de investigación y minuciosas acciones de restauración y consolidación de estructuras, pero esto aún no ha sido posible.

Kulubá, Tizimín

Actualmente el lugar está clasificado como un sitio de “rango III” en el volumen del Atlas arqueológico del estado de Yucatán (un exhaustivo corpus de sitios arqueológicos) publicado en 1980.

En cuanto al sitio arqueológico de Chaltun Há, se compone de estructuras que se ubican al sur de Izamal, las cuales sí se encontraban abiertas al público, aunque el acceso era difícil, ya que había que atravesar el espeso monte local para llegar hasta las ruinas.

También fue hallada la estructura ceremonial maya más antigua conocida hasta la fecha, y es que en el estado de Yucatán se extienden más de dos mil zonas arqueológicas y se han localizado hasta la fecha unas ochenta pirámides.

Entre ellas se encuentran algunas de las más grandes del mundo maya como El Castillo, dedicada a Kukulcán (la serpiente emplumada) en Chichén-Itzá, la pirámide de El Adivino en el sitio de Uxmal y la pirámide de Kinich Kak en Izamal.

Otras muchas pirámides, que se localizan en numerosos sitios arqueológicos de la zona de Mérida, aún se encuentran en proceso de consolidación y estudio. La previsión es que, en un futuro cercano, puedan ser visitadas por el público.

Varios de estos sitios arqueológicos aparecen mencionados en el Atlas Arqueológico del Estado de Yucatán desde hace varios años, aunque nunca se han explorado ni estudiado lo suficiente, y aún esperan su turno para ser excavados en profundidad y rehabilitados para poder recibir visitantes en el futuro.


Luis Alberto Adrián García Aguirre

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, en donde estudió dos licenciaturas: Periodismo y Comunicación Colectiva (1968-72) y Relaciones Internacionales (1973-77). Desde que ingresó a la universidad comenzó a trabajar como reportero en la revista “Siempre!” y debutó como corresponsal de medios internacionales en 1979. Durante su carrera periodística, ha sido coordinador, editor, delegado, productor y director. De 1995 a 2002, colaboró con Reporteros Sin Fronteras (RSF) de París y el Comité de Protección a Periodistas (CPJ) de Nueva York, como su delegado representante en México, apoyando también a la Fraternidad de Reporteros de México, a la Fundación Manuel Buendía y otras entidades gremiales nacionales. En los años 2000 y 2015, obtuvo el Premio Nacional de Periodismo.

Colaborador desde el 5 de febrero de 2020.


Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email