Periodismo libre y comprometido

Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca
Fuerzas-armadas

Histórica reforma a la justicia militar busca poner fin a los abusos sexuales

+ “El acuerdo de retirar las decisiones de enjuiciamiento de los comandantes representa una victoria importante, pero no completa, para los supervivientes de agresiones sexuales en el ejército. Sin embargo, es la reforma de la justicia militar más significativa en la historia de nuestra nación”.

Estados Unidos. 8 de diciembre de 2021.- Una legislación bipartidista dentro del Congreso busca retirar a mandos militares de decisiones relacionadas con el enjuiciamiento de delitos como violación y agresión sexual, secuestro, homicidio y asesinato.

Las hermanas de Vanessa Guillén, quienes han impulsado leyes que protejan a miembros de las fuerzas armadas.

Se trata de un esfuerzo que busca cambios radicales en la manera en que el Pentágono procesa los delitos sexuales en la institución.

“Este es un día de victoria. La gente decía que no se podía hacer. Es un honor que el legado de mi cliente viva para siempre. Su tragedia ha permitido un nuevo camino, un nuevo sistema, en nuestro ejército”, dijo Natalie Khawam, abogada de la familia de la soldado Vanessa Guillén.

¿Incompleta?

Por su parte, el grupo de defensa de las víctimas Protect Our Defenders (Protege a nuestros defensores) se expresó en un comunicado: “El acuerdo de retirar las decisiones de enjuiciamiento de los comandantes representa una victoria importante, pero no completa, para los supervivientes de agresiones sexuales en el ejército. Sin embargo, es la reforma de la justicia militar más significativa en la historia de nuestra nación”.

Para algunos, este logro, a pesar de marcar un precedente, se queda corto con respecto a lo que se planteaba originalmente. Es el caso de la senadora Kirsten Gillibrand, de los principales promotores de las reformas.

Dijo que los líderes del Congreso “destriparon” el lenguaje del proyecto para aplacar los intereses de militares conservadores, y manifestó dudas abiertas de que los mandos militares sean apartados de decisiones críticas.

Un parteaguas

El parteaguas rumbo a este cambio vino con la muerte de la soldado hispana Vanessa Guillén, que desató una indignación nacional unida en la voz de exigencia por una reforma legislativa que terminase con la “cultura tóxica” de los abusos sexuales al interior de la base de Fort Hood, así como el patrón de encubrimiento.

Eva Longoria, Salma Hayek y Gloria Estefan se sumaron al apoyo a la familia de la joven soldado, que también tuvo mucho respaldo entre la sociedad.

En adelante, las denuncias de acoso sexual deberán ponerse en las manos de un investigador independiente fuera de la cadena de mando, esto como una demanda clave de la familia de Guillén.

Por décadas, los militares han luchado por mantener en la cadena de mando la última palabra en todos los asuntos como la ley militar, pues justifican que es esencial en la conservación de disciplina, moral y preparación requeridos por las fuerzas armadas. En la otra cara de la moneda están quienes dicen que tolerar abusos aun de parte de los uniformados representa un grave daño a la moral.

Este proyecto permitiría fondos y personal adicionales asignados al Consejo Especial de Víctimas del Ejército, y demanda al Departamento de Justicia dar seguimiento a denuncias de represalias sufridas por víctimas de acoso o agresiones sexuales.

Crearía además la Oficina del Asesor Jurídico Especial en cada rama de las fuerzas armadas, bajo dependencia del jefe civil de las fuerzas armadas. Sin embargo, el proyecto de ley dejó fuera otras demandas clave, como el elemento impulsado por la familia de Guillén de permitir reclamaciones contra el ejército por daños económicos por negligencia, cuando los mandos ignoraran las denuncias de abusos.


Este artículo fue tomado de la agencia La Opinión: https://laopinion.com/2021/12/08/historica-reforma-a-la-justicia-militar-busca-poner-fin-a-los-abusos-sexuales/

diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031