Periodismo libre y comprometido

Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca
Jorge Meléndez Portada

Pablo González Casanova, 100 años de lucha y libertad

Periodistas Unidos

El 11 de este mes cumplió cien años  de vida, el gran maestro: Pablo González Casanova.

Desde que fue director de la entonces Escuela de Ciencias Políticas y Sociales (hoy Facultad), a sus 35 años, mostró que las disciplinas impartidas en dicho centro de estudios eran un campo de batalla importantísimo para la liberación de nuestra América Latina y el mundo. Y lo mejor: continúa demostrándolo hasta ahora sin fallar ni dejarse guiar por los elogios y las sinrazones.

En 1965 publicó un libro que continúa siendo de consulta obligada: La democracia en México, en el cual se expresaban con una exhaustiva investigación los males de nuestro país y las carencias que había de esa fórmula que se consideraba mágica para resolver los problemas y está en grave retroceso.

Para realizarla involucró a otros maestros pero asimismo a los alumnos para recolectar la voz de los ciudadanos, algo que mostraba su carácter de la fusión: apertura y ampliación del conocimiento en la práctica.

Fue Rector de la UNAM en el periodo de 1970 a 1972.

No concluyó su cuatrienio porque un par de rufianes: Miguel Castro Bustos y Mario Falcón tomaron la Torre donde despachaba. El dúo fue acusado de recibir dinero de Rubén Figueroa, entonces gobernador de Guerrero, y antes secuestrado por Lucio Cabañas.

Pero atrás estaba, sin duda, la mano siniestra de Luis Echeverría, quien hoy vive en silla de ruedas, sin ánimos ni atención y el que, ironías de la vida, también es centenario.

Don Pablo, como le dicen muchos, en contraste es un hombre lúcido, creativo, sigue escribiendo y participando en múltiples tareas y se lo ve feliz con una gorra de beisbolista que usa habitualmente.

En aquel episodio que lo obligó a dimitir, un grupo de alumnos de la Facultad de Economía nos entrevistamos con González Casanova y le propusimos que nosotros desalojaríamos a los vándalos. Él nos miró y contestó rápidamente con voz pausada: No quiero que exista violencia en la Universidad.

En su corto pero magnífico periodo, lo mismo creó los Colegios de Ciencias y Humanidades (CCH), que tenían como objetivo dotar a los que salieran de esas instituciones con un oficio para que pudieran trabajar, algo que no se logró.

A su lado en esta tarea estuvo: Manuel Pérez Rocha.

También formó el Sistema de Universidad Abierta (SUA), el cual es cada vez más amplio, ya que incluso antes de la pandemia ha sido un vehículo para que los trabajadores puedan continuar preparándose para una nación que necesita hombres mejor formados.

Ha creado colecciones, entre otras: La clase obrera en la historia de México,  La historia del movimiento obrero en América Latina y El Estado y los partidos políticos en México,  con voces diversas pero calificadas, algo que ni siquiera intentaron muchos de los partidos que decían luchar por la transformación de la sociedad.

Pero así como es un creador importantísimo y reconocido internacionalmente, es un luchador por la modificación de los sistemas, tanto que fue a la Convención Zapatista, la cual marcó una nueva etapa en la historia nacional.

Hace cuatro años, a los 96 de edad del gran sociólogo, fue nombrado como el: Comandante Pablo Contreras, algo que para el significó un orgullo que presume. Es decir, continúa abriendo caminos para que los pueblos originarios logren ser los que edifiquen sus destinos.

Los universitarios todos le debemos un gran homenaje a este notable y único batallador con ideas, proyectos y realizaciones para que fuera realidad que la UNAM sea la Máxima Casa de Estudios.

Después de su gran rectorado vino una terrible involución con el nombramiento de Guillermo Soberón Acevedo, quien incluso tomó posesión en un estacionamiento de la Facultad de Medicina.

Y justamente después, algunos grupos incluso de aparente izquierda, invitaron a Luis Echeverría a inaugurar un periodo lectivo a la UNAM y fue cuando le dieron una pedrada al intruso.

También, no se olvide,  Soberón pidió la entrada de la policía a la UNAM por una huelga de académicos universitarios.

Contrastes rotundos acerca de un pensador y actor de los cambios que requiere el mundo por  la desigualdad, el calentamiento global y la dominación capitalista, en el caso de Pablo González Casanova, y los otros participantes que únicamente han tenido como objetivo el usar el poder para ellos y sus camarillas.

¡Felicidades, maestro Pablo González Casanova, de parte de todos sus alumnos y seguidores de su gran obra!

Jorge Meléndez Preciado

Periodista de hueso colorado y Director de Periodistas Unidos. Estudió Economía en la UNAM y realizó estudios en la Universidad Patricio Lumumba de Moscú (1969-70). Militó en el Partido Comunista Mexicano (1972-81) y fue diputado federal suplente de Gilberto Rincón Gallardo en 1977. Cuando desapareció el PCM decidió ya no militar en otros partidos. En 1975 impulsó la Unión de Periodistas Democráticos (UPD).

Colaborador desde el 29 de junio de 2021.

febrero 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28