Periodismo libre e independiente
martes 27, septiembre 2022
O A X A C A Clima de Hoy
Eduardo Ibarra 2022-02

Los buenos resultados deberían ser noticia

Utopía

Por primera vez durante el primer trienio recorrido por el presidente Andrés Manuel como parte del sexenio –con un recorte por primera ocasión de tres meses–, las cuentas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública son positivas en forma sostenida y contundente, aunque no faltan los contreras que ante el desmantelamiento de la historieta de la “casa gris”, de la zona metropolitana de Houston, Texas, que ocupó bajo renta la familia López-Adams, cierran los ojos ante las buenas nuevas en esta materia y en la de vacunación que ya se acerca a los 180 millones de dosis aplicadas.

Sin duda el dato más relevante es que en enero pasado, la incidencia del homicidio doloso en México bajó 14.4% respecto del mismo mes de 2021, y 19% comparado con enero de 2020, informó el gobierno desde Palacio Nacional por medio de Rosa Icela Rodríguez.

Batallaron mucho los gobernantes de la Cuarta Transformación para frenar la sostenida tendencia alcista durante casi dos años, contenerla, llegar al punto de inflexión y revertirla en forma categórica.

Durante enero de 2021 el promedio diario de homicidios dolosos fue de 91 episodios, mientras para enero de 2022 el promedio fue 79. Seis estados de la mal llamada república mexicana (Estados Unidos Mexicanos o México) concentran 50% de estos crímenes: Guanajuato (gobernado por el PAN desde hace 27 años), Michoacán (Morena), Baja California (Morena), estado de México (PRI desde 1929), Sonora (Morena) y Jalisco (MC hace tres años). Le siguen Chihuahua (PAN) y Zacatecas (Morena). El partido guinda gobierna desde hace unos cuantos meses.

Sin embargo, de los 50 municipios de atención prioritaria por los elevados registros de criminalidad, 24 tuvieron un incremento promedio de 24.8% durante agosto de 2021-enero de 2022. Por número de asesinatos, encabeza la lista de aumentos León, Guanajuato; Cajeme, Sonora; Zamora, Michoacán; Acapulco, Guerrero; Morelia, Michoacán; Fresnillo, Zacatecas, y Cancún, Quintana Roo.

En el ámbito del fuero federal –daños contra la salud, perjuicios fiscales y financieros, entre otros–, también disminuyó la comisión de delitos, con una baja promedio de 41.3% respecto del comienzo del sexenio (1-XII-18).

Por lo que corresponde a los delitos del fuero común resulta sumamente alentador que el feminicidio disminuyó en 32% y acumula cinco meses hacia la baja; en tanto que la violencia familiar decreció en 27%. Será interesante conocer las opiniones del diverso y fragmentado movimiento feminista, incluidas opositoras a la 4T como Patricia Olamendi y Sara Lovera, aliadas de Silvano Aureoles, el impresentable exgobernador de Michoacán.

Otros avances: Robo de ganado (-20.3%).  Robo a casa habitación (-2.8%). Robo a transportista (-2%). Robo en transporte público individual (-1.4%).   Extorsión (-15.6%) y acumula cinco meses de descenso. Secuestro (-66.5%). En relación con enero de 2019 pasó de 185 a 65 víctimas a enero de 2022. Por este delito suman 4 145 detenidos, 1 455 bandas desarticuladas y 1 788 víctimas liberadas del 16 de julio de 2019 al 1 de febrero de 2022. María Elena Morera, del membrete familiar Causa en Común y colaboradora del corrupto y presunto criminal Genaro García Luna, negará los muy buenos resultados.

Dos de las varias claves que explican los anteriores avances consisten en que no se permite la colusión entre el crimen organizado y las autoridades –te hablan Felipe Calderón– y, sostuvo López Obrador, hemos podido avanzar por no permitir la impunidad.

Eduardo Ibarra Aguirre

Autor de Utopía. Coordinador del Grupo María Cristina. Perseguido por la Sedena (1993-2002) por difundir la propuesta del ombudsman militar. Demandante laboral del CEN del PRI (1992-93). Editor de Forum en Línea desde diciembre de 1993. Redactor de cinco libros y coautor de ocho. Corresponsal en Moscú (1977-79) y becario en Berlín (1967-68).

Colaborador desde el 12 de abril de 2021.