Periodismo libre y comprometido

Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca
Tere Gil Portada

César H. Espinosa. Las guerras y el arte a discusión

Libros de ayer y hoy

La UNESCO protege el arte en Ucrania, pero no pudo hacerlo con el arte mexicano, en subastas

Aunque ahora protege el patrimonio de Ucrania con mucha eficacia, la UNESCO no ha podido impedir las subastas de nuestros tesoros arqueológicos en Francia.

Claro que nosotros no estamos en el mismo tipo de guerra que Ucrania y Rusia, pero los tesoros intrínsecos de un país son sagrados y los organismos internacionales están obligados a insistir sobre su rescate.

De hecho en la ONU se ha resuelto que los bienes sean devueltos a cada país de donde han sido sustraídos. Pero en el caso nuestro, con manos privadas de por medio y ladrones de los que todo mundo sospecha, pero a los que no se echa mano, se dificulta.

En una amplia información publicada por Proceso el 9 de enero de este año, se abunda sobre esas situaciones y el porqué en determinados casos, pese a los avances en el organismo internacional, no se solucionan.

En el caso de Ucrania, la UNESCO ha protegido los tesoros más sensibles, pero se ignora si lo propio ha hecho en las comunidades rusas que coexisten en la zona y si se ha aplicado igual en Siria, en una guerra estimulada también por Estados Unidos. Sobre Irak al menos ha impedido que los bienes saqueados sean rematados, como lo hacen ahora con los mexicanos. 

Habrá que preguntar que ha sucedido en Bolivia donde hay siete espacios protegidos, parques, fuertes y misiones, después de un golpe con violentos depredadores.

El golpe en ese país ya estaba dentro de la fecha de la resolución 2347 de 2017, cuando el Consejo de Seguridad resolvió  la intervención de la UNESCO para proteger bienes en zonas de conflicto.

César H. Espinosa un baluarte cultural y sindical que se nos va

Hace días murió el teórico, periodista, luchador social y conocedor de las artes César H. Espinosa, cuando las baterías entre Rusia y Ucrania estaban ya funcionando.

Por la profundidad de sus conocimientos sobre las artes y el patrimonio cultural de la humanidad, hubiera sido valioso conocer su opinión sobre la protección que brinda la UNESCO al patrimonio cultural en zonas de conflicto.

Deja como herencia el ex asesor de la SEP y de STUNAM, libros, escritos, textos literarios y poéticos. Fue promotor de grupos culturales como Taller de arte e ideología, La perra Brava, el taller de cine “Octubre”, Arte Acá, de Tepito entre otros, donde  él mismo señaló que era posible perfilar una práctica orgánica de los trabajadores de la cultura, con un movimiento de masas, como el que tuvo el sindicalismo universitario al que dedicó buena parte de su tiempo. En sus vinculaciones internacionales  logró la colección más completa de timbres artísticos de decenas de países.

Quedó a medias el debate sobre medios…pero a fines de los setenta

Ahora que los medios están en constante debate y cuando se renuevan  los mecanismos de protección  para periodistas, se observa la actualización de los análisis de H.Espinosa sobre todo en  su libro Ideología y Comunicación Política: Quedó a medias el debate sobre medios ( Ediciones Quinto Sol y STUNAM, 1981).

Es un libro que merecería una reedición, reúne varios ensayos del autor, casi todos en torno a la cuestión ideológica de los medios de comunicación y el predominio que tienen en México los dueños poderosos de esos medios frente a los pocos que se expresan en los movimientos de masas.

Títulos como el mencionado arriba, Comunicación y Represión en México, Televisión y Discurso político, Fascismo, Comunicación e Imperialismo (hoy tan en boga), entre otros, integran esa obra.

César publicó como anexo en este libro, la propuesta sobre el derecho a la información  que presentó la Unión de Periodistas Democráticos, en la que abundaban intelectuales y periodistas de izquierda.

Ponencia que fue desechada por Luis M. Farías, presidente de la cámara baja, del PRI, con el pretexto de que estaba fuera de fecha. Cosa que se comprobó que no era cierto.

Teresa de Jesús Gil Gálvez

En la UNAM hice estudios de maestría en Ciencias Penales. En medios sonorenses  trabajé desde la adolescencia y en julio de 1972  salí en un tren hacia  la gran capital, donde he trabajado en importantes medios, con breves retiros al mundo, entre ellos una corresponsalía en España. He publicado nueve libros. Me han dado premios pero no suelo promoverlos. Prefiero que digan: ¡Qué buen  libro publicó Teresa Gil! ¡Qué buena columna escribió hoy la Teregil!

Colaboradora desde el 22 de diciembre de 2014.