Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
Roberto Fuentes Vivar Portada Ok

Mototaxis: una realidad desconocida

Diario Ejecutivo

Nadie sabe cuántos hay, ni sus reglas  

Los mototaxis son una realidad en el país (seguramente hay cientos de miles, quizá más de un millón), pero son una realidad que es desconocida por millones de habitantes de las ciudades mexicanas y las autoridades les han prestado tan poca atención que su regulación depende no de la federación, ni de los gobiernos estatales, sino de los municipales… y a veces no eso.  

En mi pasada entrega informé sobre los acuerdos de México con Bolivia para traer y hasta fabricar aquí el auto eléctrico boliviano Quantum y la posibilidad de que se convierta en un fenómeno como el del “vocho” que lo mismo fue usado para auto familiar que para transporte y, sobre todo, como taxi.  

Varias personas me respondieron que se trataba de un acierto. Otras más me expusieron que sus posibilidades son muy limitadas. Tanto esa columna como ésta que escribo, las redacté desde la Península de Yucatán, en donde he estado durante más de 15 días visitando algunas poblaciones.  

Precisamente en una de las respuestas a mi columna anterior, se me ocurrió pensar que por ejemplo un pequeño auto eléctrico de bajo precio como el Quantum, con apoyo de los gobiernos (federal, estatal y municipal) podría ayudar a solucionar el problema de los mototaxis.  

En mi viaje por la península de Yucatán pude observar que muchos de estos mototaxis trabajan en unas condiciones deplorables, algunos llegan a transportar hasta a 10 pasajeros, en unos asientos hechizos y con cierta inseguridad para los pasajeros, además de que son altamente contaminantes.

Por eso, pienso que así como hace 30 años el vochito se convirtió en el auto preferido de taxistas, pequeños vehículos eléctricos que recorran poca distancia podrían ser una solución interesante para poblaciones pequeñas y medianas (esas en las que rara vez se fijan las autoridades federales o estatales).  

Los mototaxis, repito son una realidad. Nada más para dar una idea, en mi viaje a la península fui a desayunar huevos motuleños (claro a Motul, Yucatán) y me impresionó la cantidad de mototaxis en las calles.

Tras una investigación sumarísima me encontré con que solo en esa población hay casi 500 vehículos de este tipo (la mayor parte improvisados) que pertenecen a siete sindicatos… y eso, para una población de solo 33 mil habitantes. El 80 por ciento de los ciudadanos los utiliza.  

Desde luego, para los citadinos que están acostumbrados a Uber este tipo de transporte no existe ni siquiera en su mentalidad, aunque tal vez los lleguen a utilizar en algún viaje turístico, ya sea en el sureste o en el noroeste.  

Pero para dar una idea de lo que pequeño que puede ser esta aplicación comparada con los mototaxis, hay que explicar que Uber tiene alrededor de 200 mil socios, incluyendo los conductores y los repartidores.  

Pero los mototaxis no solo están en las poblaciones del sureste, sino en todo el país. Por ejemplo, en el estado de México se calcula que hay 50 mil y en la ciudad de México alrededor de 35 mil, pues tan solo en Tláhuac se estiman casi 10 mil.  

En Chiapas se han contabilizado más de 20 mil y existen casi 10 mil solicitudes más. En Oaxaca, una de las entidades en donde se ha intentado regular este servicio se calculan otros 50 mil.  

Regresando al estado de Yucatán (otra de las entidades en donde se comenzó a intentar regularizar a los mototaxis desde 2020) se estima que hay 50 mil unidades. Tan solo en Uman, comunidad conurbada de Mérida, con una población de 70 mil habitantes, hay tres mil y se ha buscado normalizarlas y modernizarlas.  

Pero ¿qué sucede con las cifras oficiales?  

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en su registro de vehículos de motor en circulación reporta, en números cerrados, 50 millones de unidades, de los cuales 32 millones son coches particulares, 11.5  millones son camiones de carga, seis millones son motocicletas y 500 mil son autobuses de pasajeros. En esta estadística se registran 19 mil motocicletas de alquiler.  

Lamentablemente los mototaxis parecen no existir. Es más si se analiza por caso, en Yucatán se desglosa que 204 mil motocicletas, de las cuales 78 mil son oficiales, 202 mil particulares y mil 116 son de alquiler.  

Desde luego, las cifras no cuadran porque tan solo en UMAN hay cuatro mil mototaxis, cifra que supera al total de las motocicletas de alquiler. Me llama la atención el caso de Sinaloa, en donde desde hace décadas existen las famosas “pulmonías”, quizá el primer antecedente de los mototaxis, y el INEGI reporta  0 (cero) motocicletas de alquiler en esa entidad.  

En síntesis, nadie sabe cuántos mototaxis hay en el país, pero ¿se imagina usted que en vez de estos vehículos  en condiciones deplorables e inseguras hubiera pequeños taxis eléctricos? Ojalá que los autos Quantum se popularicen a tal grado que bajen de precio y puedan ser adquiridos por particulares… y por taxistas.  

Dice el filósofo del metro: Fuera del asfalto también hay taxis.  

Roberto Fuentes Vivar

Columnista y periodista fundador del UnoMásUno y la Jornada. Estudió Periodismo en la reconocida escuela Carlos Septién García y cursó la Licenciatura en Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Actualmente es periodista independiente, conocido como “El Filósofo del Metro”.

Colaborador desde el 6 de marzo de 2022.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.
agosto 2022
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031