Periodismo libre y comprometido

Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca
Roberto Fuentes Vivar Portada Ok

Alerta por el lucro con la salud  

Diario Ejecutivo

Hace unas semanas daba cuenta en este espacio de cómo una empresa (HS Estudios Farmacoeconómicos S.A. de C.V) inflaba hasta 55 por ciento los precios de medicamentos y servicios médicos por lo que era investigada por la Secretaría de Hacienda y el Servicio de Administración Tributaria.  

Lamentablemente parece ser que el presidente Andrés Manuel López Obrador no se ha dado cuenta de la forma en que esta triangulación de precios lo único que logra es que algunas empresas afecten la salud de millones de mexicanos (y al erario), al vender más caros los insumos a las instituciones de salud públicas.  

De hecho, la empresa HS Estudios Farmacoeconómicos S.A. de C.V, dirigida por Hermán Soto Molina, ha logrado convencer a su cartera de clientes para inflar sus precios (lo que representa que un medicamento que debe costar un peso se adquiera en 1.55 pesos) y de esta manera lucrar con los servicios médicos en el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi).  

Esta actividad la realiza en clara complicidad con funcionarios de este organismo público, aprovechándose de ser un instituto de reciente creación y con una estructura precariamente normada.  

Por eso, HS estudios sigue activa y ha aumentado su cartera de fabricantes nacionales, y ya cuenta con la complicidad de muchos proveedores de Guadalajara, Jalisco, en donde está asentada buena parte de los fabricantes de medicamentos.  

Recientemente, la Gerente de Relaciones Institucionales de HS, María Guadalupe Mendoza Medrano, ha tenido mucho trabajo buscando y atrayendo a las filas de su representada a fabricantes deseosos de hacer más rentable su negocio a través de mermar (cada vez más) el presupuesto federal de salud, a cambio de jugosas comisiones que ella y su equipo reciben por cada trabajo de cabildeo para ajustar los precios hacia arriba con los funcionarios.  

Concretamente, la semana pasada el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) lanzó los oficios INSABI-UCNAMEM-COPA-925-2022, INSABI-UCNAMEM-COPA-928-2022 el 12 y 13 de septiembre respectivamente, con los cuales se informó a la proveeduría en general del procedimiento de estudio de mercado para mil 001 claves de medicamentos y 421 de material de curación y HS ya ha comenzado a negociar con los fabricantes la posible venta con sobreprecios al Gobierno Federal.  

Con este estudio de mercado, el cual tiene fecha límite en los últimos días del presente mes, el Insabi buscará allegarse de la información suficiente para la compra consolidada de medicamentos y material de curación.  

Precisamente, con este estudio y  en esta etapa del proceso,  Hermán Soto Molina y María Guadalupe Mendoza Medrano intentarán amarrar los precios con los funcionarios encargados de realizar la compra consolidada, para que los laboratorios con los cuales trabaja HS puedan llevarse una tajada en esta nueva compra.  

De hecho este nuevo procedimiento es una oportunidad para que las autoridades correspondientes del Insabi a cargo de Juan Antonio Ferrer Aguilar y las Secretarías de Salud, de Jorge Alcocer, y de Hacienda y Crédito Público, de Rogelio Eduardo Ramírez de la O, y el Servicio de Administración Tributaria, a cargo de Raquel Buenrostro, identifiquen estos excesos.  

Incluso la actuación de HS es muy similar a la que tanto ha criticado y denunciado el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, en el sentido de cómo (los laboratorios y las distribuidoras de medicamentos) se ponían de acuerdo para encarecer los precios al sector público.  

El propio Hermán Soto, en un taller, explicaba: “Los tomadores de decisión necesitan asegurar que el pago de la nueva tecnología debe entregar valor a los pacientes, al sistema de salud y a la sociedad. Valor que se define como los resultados de salud obtenidos por el dinero gastado, es decir, precio basado por valor”. ¿Esto significa que el gobierno federal debe pagar un sobreprecio de 55 por ciento en los medicamentos?  

Ojalá el presidente Andrés Manuel López Obrador frene estos abusos y ordene que la compra referente a los oficios INSABI-UCNAMEM-COPA-925-2022, INSABI-UCNAMEM-COPA-928-2022, se realice dentro del marco normativo y que, de una vez por todas, las empresas que se encargan de inflar los precios queden completamente fuera de la proveeduría al gobierno federal, pues lo único que hacen es lucrar con la salud de los mexicanos.  

Dice el filósofo del metro: HS significa Hiper Sobreprecio.  

Roberto Fuentes Vivar

Columnista y periodista fundador del UnoMásUno y la Jornada. Estudió Periodismo en la reconocida escuela Carlos Septién García y cursó la Licenciatura en Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Actualmente es periodista independiente, conocido como “El Filósofo del Metro”.

Colaborador desde el 6 de marzo de 2022.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.
septiembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930