Periodismo libre y comprometido

O A X A C A Clima de Hoy
Tere Gil Portada 2022

Amlito y la Constitución. Los espanta un dibujo

Libros de ayer y hoy

Los mexicanos tienen en la mente a AMLO, con caricatura o sin ella. Las faramallas partidarias de la oposición son solo expresiones de temor. Desde el INE se contempla que ciertos partidos sujetos a la Constitución se están adjudicando legalmente el uso electoral del país y se queda callado. Y el tribunal respectivo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sale con una decisión cantinflesca sobre una caricatura.

Esa es la premonición de lo que harán este año y el siguiente algunas estructuras constitucionales, para abalanzarse sobre el poder. Y fue barata la interpretación de la Carta Magna de parte de Felipe de la Mata, magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), al considerar la prohibición de la caricatura Amlito, como un nuevo criterio para salvaguardar la Constitución. Y todo su tribunal ya lo había avalado. Perico de los palotes se debe de estar carcajeando. Pero es una decisión peligrosa a la vez, porque si esos son lo que interpretan la norma suprema, estamos en sus manos en cualquier caso.

La Constitución y sus normas reglamentarias se refieren, no solo a la cuestión electoral, a la equidad que debe prevalecer siempre en todo entorno legal compartido. Las formas son muchas. Pero cancelar un dibujo como señal de inequidad, es ridículo como lo ha considerado el partido Morena. Si todo símbolo repetido desde el gobierno es contrario a la equidad, poco se puede utilizar, incluso el símbolo de pesos del enorme gasto electoral que harán los partidos opositores en estas contiendas.

La ficción de un rostro en caricatura y su presencia en el pueblo

Las grandes resoluciones de la SCJN terminaron hace mucho y el apéndice que agregó como tribunal electoral, viene a empobrecer la presencia de ese poder. Pero que les quite el sueño la caricatura de AMLO al grado de dictar una orden, rebasa todo.

Eso me trajo a la memoria la renuncia de un importante integrante del Premio Nobel en 2005, porque fue electa la austriaca Elfriede Jelinek, a la que consideraba personaje menor (el pobre no alcanzó a valorar a Vargas Llosa). Pero Elfriede, comunista en su momento, defensora de las mujeres, además de muchas obras publicadas se había hecho famosa por un largo ensayo sobre la ficción de los cuentos, en cine, televisión o en letra impresa y su verdadera connotación al ser interpretadas.

Obviamente la caricatura de AMLO causa temor a los opositores porque  es la presencia alterada en un dibujo de un personaje con influencia. Ellos que en su momento hicieron todo tipo de hechos vinculados con el poder durante los procesos electorales, ahora tienen como aliados al INE y al TEPJF. Jelinek desnudó los famosos cuentos y dibujos infantiles como verdades ocultas que mostraban la realidad y se refirió en concreto a Blanca Nieves y La bella durmiente. 

En realidad pueden ser la misma historia si bien fueron cambiando con la época, desde que Charles Perrault en el siglo XVII reunió todas las historias, y narraciones y escribió su famoso libro Cuentos de mamá Ganso de 1697 que incluía La bella durmiente, Piel de asno, La cenicienta, Pulgarcito, Caperucita roja, entre otros. 

Temor de las élites ante la sátira de cuentos y dibujos 

Lo que está ocurriendo con la caricatura de AMLO, se vio muy a menudo durante el porfirismo con las propuestas caricaturizadas de Posada o El Hijo del Ahuizote y sus respectivas persecuciones. Volviendo a Jellinek, al desnudar como se dijo, la esencia de todas esas narraciones, dibujos o pinturas de los pueblos, señala lo que realmente eran esas sociedades, represivas y devaluadoras de las mujeres, con sus historias de princesas que tenían  que asumir ese papel  para  ser tomadas en cuenta. Y hace notar que el desarrollo en las dos historias similares trasciende a la entrega de la mujer al poderío del hombre. Blanca Nieves a un leñador poderoso y La bella durmiente a un príncipe con el que vivirá sin decisiones propias. Eso reflejaba, dice la escritora, lo que realmente sucedió en las historias originales, al parecer en Alemania.

Perrautl fue el que rescató esas historias pero Jelinek solo menciona a los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm, quienes hicieron los cambios  a Perrault más de cien años después. Todos esos cambios y alteraciones que se han  visto incluso en películas pueden ser de censura o para mejorar pero en el caso de la caricatura de AMLO en disputa, no es necesario. Por si sola concita.  

Teresa de Jesús Gil Gálvez

En la UNAM hice estudios de maestría en Ciencias Penales. En medios sonorenses  trabajé desde la adolescencia y en julio de 1972  salí en un tren hacia  la gran capital, donde he trabajado en importantes medios, con breves retiros al mundo, entre ellos una corresponsalía en España. He publicado nueve libros. Me han dado premios pero no suelo promoverlos. Prefiero que digan: ¡Qué buen  libro publicó Teresa Gil! ¡Qué buena columna escribió hoy la Teregil!

Colaboradora desde el 22 de diciembre de 2014.

Las opiniones expresadas por los columnistas en sus artículos, son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no representar la postura o línea editorial de PressLibre.
enero 2023
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031