¿Merece la Sección 22 tanta condescendencia?


EXPRESIONES.- Los oaxaqueños tenemos muy cierto de que el dilema de Oaxaca no es si se puede o no se puede hacer un buen gobierno. Se trata de querer.

Y dicen que querer es poder, pero la voluntad y la persistencia, aunque conduzcan a adquirir el poder, estos no son suficientes para convencer y lograr una transformación como la que requiere la entidad.

Eso está aturdiendo a Gabino Cué en una gestión que despertó muchas expectativas, pero que en el terreno de los hechos se evidencia neófita y poco experimentada para entrarle a los problemas que por décadas nos han mantenido en el rezago y la marginación.

Y no es cosa de saber tranzar, sino de no mostrarse inocente y confiado ante una problemática, que como la magisterial, es cebo para ambiciones políticas y para toda esa mafia que forma la industria del chantaje y la presión política.

Por eso le molesta a Gabino Cué que se le inquiera si puede o no puede, cuando su forma de atender la problemática retacha con la sagacidad y perversidad de la Sección 22, que por más que se le trate dignamente no tiene interés ni quiere una negociación ejemplar.

No le bastan a los maestros 1 mil 500 millones de pesos para atender las demandas magisteriales, estos ya decidieron hacer su paro indefinido “por el bien de la educación y la justicia y porque todo es culpa del Estado”.

¿Qué tiene de ejemplar esto, señor gobernador?

Por ser tan flexible y condescendiente con los maestros, estos lo ponen entra la espada y la pared, entre seguir tolerándolos o ponerse intolerante ante la prepotente Sección 22, que poco le importa la educación de un millón 400 mil niños y jóvenes.

Al ser demasiado tolerante el Gobierno del Estado, se evidencia como impotente e incapaz para salvaguardar el interés general, por hacerle caravana a 70 mil maestros que parasitan del derecho a la educación desde hace más de 30 años.

Dice el director del IEEPO, Bernardo Vásquez Colmenares, que Oaxaca tiene 6.8 grados de escolaridad, mientras que la media nacional es de 8.9 grados y que emparejarse nos llevaría más de 20 años.

¿Merece la Sección 22 del SNTE tanta condescendencia?…

Oaxaca de Juárez, Oax., lunes 23 de mayo/2011.

rampuga@prodigy.net.mx confusiopuga@hotmail.com