Profesionales en Seguro Popular y municipios

CRÓNICAS DE LA ÍNSULA

La presencia de muchos especialistas en el manejo tendencioso del erario representa sin duda una fuente fuerte para, al menos, la sospecha de malos manejos.

Tenorio-Germán-25.01No por nada de Oaxaca es oriundo el más importante y se supone que buscado defraudador fiscal a quien importantes familias de la política nacional han tenido a su servicio: Sergio Castro.

Pero la millonaria derrama de recursos federales en Oaxaca alcanza para más de diez despachos o personajes de esa índole. Con echar un vistazo a sus trayectorias se puede conocer la especialidad de esos profesionales del erario.

Hay varios incrustados no sólo en una institución, sino en varias; su capacidad es tanta que no son pocos presidentes municipales, secretarios o titulares de dependencias con abundantes recursos públicos a ejercer que los requieren.

Apenas en el mes de noviembre fue removido de la dirección de Seguro Popular de Oaxaca Salvador Monroy, luego de un largo combate contra él con ataques desde el interior de la misma Secretaría de Salud de Oaxaca, cuyo titular Germán Tenorio Vasconcelos buscaba controlar esa posición adscrita a su Secretaría, pero con millonarios recursos de los cuales no podía echar mano.

Aunque Monroy, sostenido mucho tiempo desde el más alto nivel y también con el apoyo del llamado vice gobernador de Oaxaca, Jorge Castillo Díaz, fue estratégicamente sacado formalmente de esa dependencia para protegerlo.

Sin embargo, Tenorio no logró su real objetivo, que no era sólo sacar a Monroy, sino adueñarse del millonario presupuesto del Seguro Popular.

Era insostenible la permanencia del muy cuestionado como director del Seguro Popular de Oaxaca Salvador Monroy. Sin embargo, todo indica que salió, pero no se fue, pues se quedó firme toda su gente.

El director Administrativo y de Finanzas y sobre todo su lugarteniente Hooper Antonio Arvizu, quien fuera (¿o aún es?) su secretario particular, ahora labora en la Dirección de Planeación.

De manera que Salvador Monroy mantiene el control con toda su gente de los mandos superiores y medios estratégicos del Seguro Popular.

En ocho de las diez sub direcciones y jefaturas de Departamento continúan la gente de Monroy y sólo hubo el enroque de Iván Ruiz López, del Departamento de Garantía a sub director de Gestión de Servicios.

Hasta mediados de noviembre de 2015 en la pizarra de la entrada donde debe estar el organigrama de los funcionarios de esa dirección, aún se podía leer la relación donde figuraba toda le gente de Monroy.

Hoy esa pizarra ha desaparecido, pero Hooper sigue firme, como hombre fuerte de Monroy en esa muy rentable dirección del Seguro Popular.

El nombrado director del Seguro Popular, Rogelio Hernández Cáceres, aún atiende la dirección del Monte de Piedad, dónde sintomáticamente no han nombrado nuevo director.

René Orvañanos Corres, quien despacha formalmente en esas oficinas lo hace sólo como encargado del Despacho de la Oficina de la Dirección General, no como director.

Monroy, cuñado de Gerardo Gutiérrez Candiani, era una importante posición familiar en las aspiraciones rumbo a las candidatura a gobernador del Estado de Oaxaca de este otro singular personaje oaxaqueño Presidente Nacional del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), pero que no cuenta con empresa alguna, sólo esa donde su cuñado derramaba el millonario presupuesto a familia y amigos con la facturación millonaria de medicinas caducas y medicamentos genéricos pasados como de patente, entre tantas otras lindezas.

Otro personaje de similar catadura es Adán Tapia Peña, quien fue colocado desde el trienio de Hernández Fraguas en la estructura de mando de ese ayuntamiento como director de Ingresos.

Este otro mago de las finanzas ha diseñado las políticas impositivas del municipio de Oaxaca desde entonces; pasando por el vasco Luis Ugartechea donde no figuró en la plantilla de mando, pero fue asesor especial.

En el actual Ayuntamiento de Oaxaca 2014-2016 sigue como consultor externo con su empresa ICADI. Lo singular es que hoy, como desde hace tres trienios, recibe un porcentaje por el pago de predial en el municipio de Oaxaca.

Este profesional del erario fue asesor de Ulises Ruiz Ortiz en su tiempo; también lo fue de José Julio Antonio Aquino, ex presidente municipal de Santa Cruz Xoxocotlán, y de Bulmaro Rito Salinas, entre otros.

O sea de puras finísimas personas cuestionadas con el manejo del erario. Chamba es chamba, no importa el color del partido, lo que importa es la disposición a pagar por esos servicios profesionales, que sólo de paso incluyen el arreglo de algunos pequeños faltantes y anomalías, siempre presentes en las comprobaciones de los recursos administrados.

Una de las certeras perlas acuñadas en los tiempos de Luis Echeverría Álvarez decía que entonces la corrupción era nacionalista, que lo que conseguían se quedaba en el país, con la creación de empresas y construcciones dentro de la geografía nacional, no como después que esos recursos extraídos del erario los mandaban a otros países.

Algo así quedaría al menos pedir para Oaxaca, que no traigan a este tipo de profesionales de fuera, pues acá tenemos a otros muy destacados en eso y oaxaqueños, como el actual tesorero del Congreso de Oaxaca, el hasta doctor Mauro Alberto Sánchez Hernández, antiguo Contador Mayor de Glosa del Congreso del Estado desde los tiempos de Sadot Sánchez Carreño.

www.revistaenmarcha.com.mx

lc.blas@gmail.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *