Estrena piso de concreto la Plaza de la Constitución en CDMX

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 26.- Las obras de remodelación de la Plaza de la Constitución, que integran 4 mil 500 metros cúbicos de bloques de concreto, 750 metros lineales de drenaje pluvial, 56 puntos de anclaje, y siete nuevos accesos, fueron inauguradas la mañana de este sábado por María Cristina García Cepeda, en representación del presidente Enrique Peña Nieto; Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la ciudad de México; Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional y Vidal Francisco Soberón, secretario de Marina.

María Cristina García Cepeda, secretaria de Cultura, afirmó que las mujeres y los hombres de México han recorrido la historia de esta gran plaza desde los tiempos prehispánicos hasta el día de hoy, desde la colonia hasta la vida independiente, desde los pequeños episodios de la vida cotidiana hasta los grandes acontecimientos sociales del país.

Expresó que el gobierno de la Republica que encabeza el presidente Peña Nieto está comprometido con nuestro patrimonio cultural y la plaza mayor alberga junto con todo el Centro Histórico una riqueza que valoramos, estudiamos y difundimos.

“El Zócalo es basamento de la historia de la Ciudad de México, nuestra plaza mayor donde ondea nuestra bandera nacional, emblema de la patria en el que se conjuga la historia. Esta plaza es una rosa de los vientos que mira hacia la gran extensión de la ciudad y que señala los rumbos del universo mexicano, las cuatro esquinas del mundo cósmico, del pasado prehispánico y de la actualidad de nuestra gran ciudad”.

En la ceremonia, donde también estuvieron el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma y Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, la secretaria de Cultura reconoció la estrecha colaboración de los profesionales del Instituto Nacional de Antropología e Historia con el gobierno de la ciudad de México para, con todo cuidado y respeto, remozar esta emblemática plaza, patrimonio cultural de la humanidad.

“En representación del presidente Enrique Peña Nieto, expreso esta mañana la alegría de compartir con todos nuestro Zócalo con su restablecida imagen honrando su herencia y su mirada hacia el futuro. Mantener nuestro patrimonio es honrar nuestra memoria, honrar el legado de generaciones que nos antecedieron, y que siempre el zócalo, la plaza mayor que cabe en el corazón de todos los mexicanos.

Miguel Ángel Mancera afirmó que la Plaza de la Constitución es testigo de las primeras construcciones de nuestra urbe y albergando alguna vez kioscos, fuentes, tranvías, hasta que fue convertida en una explanada que sigue siendo punto de encuentro para los mexicanos y que nos recuerda el orgullo de esta patria.

Recordó que la Secretaría de Cultura a través del INAH coordinó los trabajos de rehabilitación con 4 mil 500 metros cúbicos de concreto que evitarán hundimientos diferenciales, además de integrar siete cruceros de acceso y un sistema de drenaje pluvial que filtrará hasta 28 litros de agua por segundo.

“Incluimos siete rampas para personas con discapacidad e intervenimos las entradas del Sistema de Transporte Metro. Todo ello le da un renovado esplendor a nuestra Plaza de la Constitución, marco de nuestro fervor patrio, nuestro pasado y nuestra identidad”.

Con el acompañamiento de los coros y las bandas de música de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina, la secretaria de Cultura y el jefe de gobierno de la ciudad de México realizaron el corte del listón inaugural, así como la develación de la placa conmemorativa alusiva a esta remodelación.

A su vez, Eduardo Matos Moctezuma afirmó que el Zócalo, rodeado de soberbios edificios del pasado y del presente, es parte de una identidad que se remonta al año 1325, cuando con un eclipse de sol que duró cuatro minutos, los antiguos habitantes de la ciudad decidieron fundar la gran Tenochtitlan.

Recordó que en su libro “Visión de Anáhuac”, Alfonso Reyes nos describe parte de ese pasado, junto con los legados de otros cronistas como Francisco Cervantes de Salazar, quien en 1525 nos describe cómo este Zócalo estaba colmado de vida y actividad.

“Plaza Mayor, Plaza de Armas, Plaza de la Constitución son algunos de los nombres que ha tenido este espacio. Aquí se da cada 15 de septiembre el grito que une a los mexicanos. El esplendor y simbolismo de esta plaza sigue siendo público, es el foro por excelencia de la libertad de expresión, el centro fundamental y el corazón de la patria”, concluyó Eduardo Matos Moctezuma.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *