Con la firma jurídica ‘Pratt Straffon’ arma Vera Carrizal su multimillonaria defensa


+ Cinco abogados, principalmente mujeres, buscarán liberar al acusado de ordenar asesinar a la saxofonista María Elena Ríos Ortiz

OAXACA, OAX., abril 9 del 2020.- Luego de su reciente entrega “voluntaria” a las autoridades estatales para responder por la autoría intelectual de intentar asesinar con ácido sulfúrico a la saxofonista huajuapeña María Elena Ríos Ortiz, el aún priista y próspero empresario Juan Antonio Vera Carrizal empezó a disponer de los miles de millones de pesos que “lava” y que no declara ante la Secretaría de Hacienda para armar su defensa.

Fuentes extraoficiales revelaron que abogados de la costosa firma jurídica “Pratt Straffon”, que cobra sus servicios en dólares, encabezarán la defensa del ex diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien es acusado de ser el principal de un total de cinco responsables del ataque con ácido a la joven María Elena Ríos, con quien mantuvo una relación sentimental.

Quedó establecido que inicialmente serán Carlos Jaime Pratt Straffon y Carla Pratt Corzo los que dirigirán a tres litigantes más.

El primero de ellos Carlos Jaime Pratt Straffon, reconocido por su amplia trayectoria de 30 años en el servicio público; fue delegado federal de la ex Procuraduría General de la República en los estados de Colima, Morelos y Sonora.

Entre los casos que resaltan dentro de su carrera litigante figuran la investigación sobre el asesinato de José Francisco Ruiz Massieu, ex secretario general del PRI nacional en los tiempos del presidente Carlos Salinas de Gortari, y del entonces candidato a la presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio Murrieta, presuntamente asesinado por órdenes de los hermanos Salinas de Gortari.

En tanto, Carla Pratt Corzo tiene el reconocimiento de haber iniciado el sistema de Justicia Adversarial en México.

Así, a la defensa del aún priista, dueño de diez gasolineras en la región Mixteca y el Valle Central, además de empresas transportadoras de combustibles y diversos medios de comunicación, principalmente estaciones de radio, se suman tres mujeres: Paulina Tello Mendoza, Mariana Oria Gaspar y Jaqueline Méndez Velásquez.

La costosa firma Pratt Straffon tiene sede en la ciudad de Pachuca, Hidalgo.

Juan Antonio Vera Carrizal inició este “Jueves Santo” en la ciudad de Huajuapan de León –donde cumplieron su orden de asesinar con ácido de María Elena— la audiencia de vinculación a proceso en el Juzgado que lleva la causa, luego de que por sospechosas concesiones de la Fiscalía General del Estado, que dirige Rubén Vasconcelos Méndez, se pospusiera su inicio en la víspera con el argumento de que el acusado sentía “un fuerte dolor estomacal”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *