Bloque de Córdova se queda con mayoría de canicas en el INE


+ Los veteranos apabullan a los novatos; Ciro Murayama sigue siendo el rey de las “chiquitareas” de los nuevos Consejeros

CIUDAD DE MÉXICO, julio 30.- Lo que parecía un avance en los contrapesos al interior del Consejo General del INE, con el ingreso de los cuatro nuevos consejeros, quedó en mera llamarada de petate, ante el largo colmillo de los veteranos.

Nuevamente, el bloque del consejero presidente Lorenzo Córdova salió con la mano en alto en la integración de las comisiones más relevantes para arbitrar las elecciones, entre ellas la de Fiscalización.

Si bien, el consejero presidente del INE no integra comisiones del Consejo General, desde 2014 fue denunciada en sesiones de la llamada herradura de la democracia la alianza Córdova-Murayama con el consejero Marco Baños, alfil tricolor durante más de una década en el órgano electoral.

Fue así que la Comisión de Fiscalización se repartió para los intereses de Murayama, la de Quejas y Denuncias para el ala tricolor, encabezada por Adriana Favela, y la Comisión encargada de postular los nombramientos de consejeros de los órganos locales, para Marco Baños.

Ciro Murayama ha sido el presidente vitalicio –de facto– de la Comisión de Fiscalización. Desde 2014, salvo escasos meses, ha integrado de manera permanente la comisión encargada de vigilar el origen y destino de los recursos utilizados en los procesos electorales.

Al interior de la Unidad de Fiscalización, se refieren a él como “el Jefe Consejero”, y es que, dada su cercanía con el consejero presidente, ha logrado impulsar a elementos clave de la Unidad, tanto al actual Encargado de la Unidad, Carlos Alberto Morales, como a la directora de Resoluciones, Erika Estrada, quien durante tres años fue asesora de Córdova Vianello.

TEMA PENDIENTE RUMBO A 2021

Un tema pendiente, y que deberá resolver la actual integración del Consejo General, es el nombramiento del nuevo o nueva titular de la Unidad que se encargará de fiscalizar la elección más grande la de la historia de México, la del 2021.

Se debe recordar que el actual encargado, Carlos Alberto Morales, está por cumplir dos años en esa función de manera provisional, desde la renuncia de Lizandro Núñez en octubre de 2018.

Ese nombramiento requiere de mayoría calificada de ocho votos del Consejo General, por lo que será un prueba de fuego para la nueva integración, pues los últimos dos directores (Eduardo Gurza y Núñez) han sido propuestos por Córdova pero siempre palomeados de antemano por Murayama.

Carla Humphrey tendrá bajo sus hombros el reto de lograr que la incidencia de Murayama en la Unidad de Fiscalización no continúe, y la información de primera mano de la Unidad permee a todos los integrantes del Consejo General.

Adriana Favela es otro caso de eternización en las comisiones del INE. Desde 2014 ha integrado la Comisión de Quejas y Denuncias, autoridad clave en el arbitraje de las contiendas, pues entre varias de sus atribuciones está la de otorgar o no medidas cautelares ante la denuncia de algún hecho que pudiera afectar la equidad. Fue, junto con la entonces consejera Beatriz Galindo, quien encabezó la mayoría priísta en la comisión, integrada únicamente por tres consejeros.

Basta recordar la defensa a ultranza que hicieron del Partido Verde ante las violaciones sistemáticas a la ley electoral durante el 2015, violaciones que fueron detenidas hasta que durante el mes de diciembre de ese año las dos consejeras estaban de vacaciones, y fueron sustituidas en sesión navideña por otros dos consejeros.

Ahora, Favela seguirá integrando la Comisión de Quejas, junto con su amiga de tareas jurisdiccionales, Claudia Zavala, y el recién llegado a la comisión, Murayama Rendón. En los pasillos del INE suena con insistencia que la integración de esta comisión garantiza sin duda algo: la unanimidad.

Otra de las comisiones clave será integrada en su mayoría por el bloque Córdova-Murayama. Se trata de la Comisión temporal de Presupuesto. Ahí, el todo poderoso Murayama encabezará las negociaciones del presupuesto del Instituto con la mayoría morenista en la Cámara de Diputados, junto con sus incondicionales Jaime Rivera y Claudia Zavala.

En minoría, seguramente estarán José Roberto Ruiz y Norma de la Cruz.

LAS “REBANADAS” DE BAJO PERFIL

De los nuevos integrantes del consejo general, Uuc-kib Espadas es al que menos mal le fue, al igual que a Carla Humphrey.

Espadas presidirá la comisión del Registro Federal de Electores, integrará la de Fiscalización y la comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos.

Humphrey, aunque presidirá una comisión sin tanta demanda ni reflectores como la de Igualdad de Género y no Discriminación, integrará también la comisión de Fiscalización, la de Registro Federal de Electores y la del Voto en el Extranjero.

Esperando seguramente a integrar comisiones de más peso para la elección presidencial de 2024, el consejo Martín Faz pareciera que prefirió guardar un perfil bajo y únicamente presidirá la Comisión de Capacitación Electoral y educación cívica, integrará Prerrogativas y la de Vinculación con los OPLES.

A Norma de la Cruz Magaña le tocó la rebanada más pequeña. Presidirá la comisión del Voto en el Extranjero, integrará Organización y la del Servicio Profesional Electoral.

 

Tomado de la agencia EME EQUIS : https://m-x.com.mx/secretos/ciro-sigue-siendo-el-rey-y-las-chiquitareas-de-los-nuevos-consejeros-del-ine?utm_source=Whatsapp&utm_medium=aldia&utm_campaign=chiquitareas